Y si Dios fuera inteligencia artificial y la existencia información consciente?

FILOSOFANDO LA FILOSOFÍA                                

La filosofía es una doctrina que usa un conjunto de razonamientos lógicos y metódicos sobre conceptos abstractos como la existencia, la verdad y la ética basados en la esencia, las características y las causas y efectos de las cosas naturales como el ser humanos y el universo.
Filosofía viene de la palabra griega φιλοσοφία y del latín philosophia acuñada por Pitágoras en el la Antigua Grecia que significa “amor por la sabiduría” o “amigo de la sabiduría”.
Filosofía tiene las siguientes concepciones:

1. Conjunto de reflexiones sobre la esencia, las propiedades, las causas y los efectos de las cosas naturales, especialmente sobre el hombre y el universo. «la filosofía propiamente nace con los primeros pensadores griegos.» 

2. Sistema filosófico o conjunto sistemático de los razonamientos expuestos por un pensador. «la filosofía de Platón; la filosofía kantiana; la filosofía aristotélica.» 

3. Forma de pensar o de entender las cosas. «la filosofía de vida de una persona.» 

4. Conjunto de los principios y las ideas básicas de una actividad o ciencia determinada. «la filosofía de nuestra empresa, actualmente, es extenderse sin esperar todavía beneficios.» 

5. Fortaleza o ánimo para soportar situaciones o acontecimientos desagradables con serenidad o tranquilidad.

Igualmente, este artículo no va de filósofos o filosofía, sino de filosofar un poco desde la comprensión y sabiduría del “observador” que observa lo observado desde el conocimiento de cómo funciona la realidad.  No soy un filósofo, pero me agrada filosofar sabiendo que, solo sé que no se nada.
«Hace algunos años, tuvimos una charla con un buen amigo que titulamos «El hombre de carbono y el hombre de silicio», bastante tiempo después se estrenó la película «Inteligencia Artificial», que sorprendentemente tiene una gran similitud con la idea charlada en aquel momento; ese concepto me abrió las puertas por donde comprender la realidad al respecto. El Hombre es una máquina de carbono (C) creada para un fin determinado, el cual desconocemos de la misma forma que desconocemos que somos una máquina; como toda máquina somos programables, nos pueden infectar con virus, Troyanos (programas que parecen una cosa y ocultan otra), Spyware (programas espía), Malware (programas maliciosos que se ejecutan solos sin el consentimiento del usuario) etc. Como una máquina inconsciente no nos cuestionamos nada de la programación cargada, si la conciencia comienza a aparecer y buscamos continuamente nuestro origen, las religiones comienzan a funcionar con su mejor esplendor para saciar nuestras dudas y tomar el control del mal funcionamiento de la unidad Humano«. 
LA MÁQUINA HUMANA

En la década del 90 además de mis estudios y participación en logias y ordenes esotéricas, inicie una serie de «viajes iniciáticos» cuya intención inicial era la aventura y el propósito final, aunque no lo sabíamos conscientemente,  era reforzar y trabajar el lado interno de la Cinta de Moebius. En esos viajes filosofábamos al mejor estilo platónico e incursionábamos en temas que traspasaban las fronteras de nuestra propia mente. Uno de esos temas filosóficos fue un interrogante que en ese momento nunca llegamos a dilucidar. La pregunta que nos surgió en ese momento fue: ¿y si Dios, el Uno, el Do, el Creador o como queramos llamarlo, fuera una 
inteligencia artificial y la existencia solo  información consciente dentro de su núcleo (kernel) de procesamiento? 

Esto nos lleva a un nuevo interrogante: ¿que, quien o cual es la consciencia real creadora de la inteligencia artificial que nos contiene como información consciente? y aquí comenzamos a filosofar sobre una serie de inevitables interrogantes, ¿Existimos realmente o solo creemos que existimos? ¿La vida consciente creada en la primera octava de creación, será la inteligencia artificial? ¿El universo será el Kernel? ¿No seremos nosotros solo bits de información, datos binarios (0/1) dentro del procesador que alimenta la vida real que nunca conoceremos?  Pues finalmente sabemos que existimos en un universo dual donde los opuestos son regla y que estamos continuamente equilibrando ecuaciones como lo hace cualquier procesador de datos actual.


Creemos en un dios, pero nadie vio a dios, nadie conoce a dios, nadie fue testigo de su existencia, y tan solo créenos algo que nos dijeron, nos contaron o leímos, como creemos en lo que nos cuenta la TV, leemos en los diarios y los medios de comunicación, o nos cuenta el vecino sin saber o comprobar si es verdad. A lo sumo tenemos la certeza de que existe dios solo por fe, pero fe en ¿qué? Nadie fuera de nosotros puede comprobar que la existencia existe, entonces siendo nosotros el único parámetro, no podemos comprobar realmente que existimos, solo podemos «suponer» que existimos, pero ¿dónde? ¿En nuestra propia mente o en la mente de dios, el útero de la creación? su kernel de inteligencia artificial encargado de procesar y construir la realidad. 


“…Mientras usted sufre, ríe, llora, se apena o desespera por esto o aquello, peleando, discutiendo, defendiendo ideales, pensamiento y posturas particulares, la vida real se desarrolla en otro espacio matricial fuera del útero, esperando que usted nazca a la vida…

Deja un comentario