La explotación del aceite de palma es terrible para el medio ambiente y ya ha llevado a la deforestación de 1.300 kilómetros cuadrados de selva, en hábitats de orangutanes, principalmente en Indonesia. Si este dato no es suficiente para que reconsideres usar aceite de palma, tal vez necesites ver las imágenes que ilustran esta nota.

El hecho tuvo lugar en el bosque de Sungai Putri, Borneo, Indonesia.

Los orangutanes, junto con otros animales, están siendo constatemente expulsados de sus hogares debido a que los bosques y selvas son destruidos para poder cultivar la palma aceitera. Esta lamentable realidad se refleja en el siguiente video capturado y difundido por la ONG International Animal Rescue (IAR), con sede en el Reino Unido y cuya función principal es ayudar a los animales salvajes y domésticos con rescate y rehabilitación prácticos.

En la filmación, de 2013 pero subida a las redes sociales hace pocos meses, puede verse como un orangután se desespera ante el poder destructivo de una topadora. Para ello defiende lo que parece ser —tal vez— su árbol favorito, subiéndose y dándole un golpe a la máquina, antes de ser derribado y escapar entre los escombros a su alrededor.

Solo basta imaginar el horror padecido por este animal ante el apocalipsis de su mundo natural, arrasado por la avaricia del hombre.

Luego de escapar de la muerte y la destrucción de su hogar, el orangután fue rescatado por IAR. «A pesar de todos los obstáculos en la zona, nuestro equipo fue capaz de rescatarlo y protegerlo», dice la ONG.

El grupo advierte de las preocupantes consecuencias de la tala y quema de árboles, entre ellas:

  • Reducción de biodiversidad.
  • Contribución al cambio climático y reducción del carbono disponible. Los bosques y selvas son el ancla para que el carbono se mantenga en el suelo, absorbiendo increíbles cantidades liberadas por los combustibles fósiles. Al derribarse los árboles, el carbono se va a la atmósfera.
  • No solo los animales sufren y son desplazados, también las comunidades indígenas, cuyos derechos de tierra y humanos son violados.

Mientras que las selvas de Indonesia representan solo el 1 % de las tierras emergidas del planeta, contiene el 12 % de las especies mamíferas, 10 % de las plantas conocidas, y un 17 % de todas las especies de aves.

Casi 24 millones de hectáreas fueron destruidas entre 1990 y 2015 en Indonesia, lo que ha convertido al país en el de mayor pérdida de bosque tropical, según datos oficiales.

Muchas de estas especies están en peligro o enfrentando la extinción, como los tigres de Sumatra, los rinocerontes y los orangutanes.

¿Cómo puedo ayudar de detener esta barbarie?

¡Deja de comprar productos que contengan aceite de palma! Este es un ingrediente en muchas cosas que tal vez desconozcas. Por ejemplo, es muy utilizado para fabricar cosméticos (cremas, jabones, champú, pasta de dientes), en el sector de la alimentación (bollería industrial, chocolatinas, conservas, margarinas, etc.) y otros productos como velas, pintura, detergentes o crema de zapatos.

Utiliza los botones de compartir bajo el texto de este artículo para difundir el material entre tus amigos y familia. Cuanto más gente conozca lo que está sucediendo, mejores oportunidades tenemos de pelear en nombre de los orangutanes y otros animales silvestres.


Mystery Planet

Deja un comentario