Vía media

«La virtud es un medio entre dos
vicios»

Aristóteles

Un psiquiatra américano aconsejaba ser moderado incluso con la moderación. Por ejemplo, si una persona sigue una dieta a rajatabla -sin permitirse el más mínimo desliz-, es posible que termine desistiendo o que se deprima. Es muy meritorio tomar iniciativas para potenciar la salud, corregir los defectos o mejorar el rendimiento, pero de vez en cuando hay que tomarse un respiro.

Lo mismo puede aplicarse a las apreciaciones morales. Es tan injusto culpar de todo a los demás como asumir uno todas las culpas, ya que, cuando se desata un conflicto, todas las partes suelen tener algo de responsabilidad. Por lo tanto, hay que perseguir una visión equilibrada de la realidad y saber dónde se está exactamente. La realidad no suele residir en el blanco y el negro, sino más bien en un juego de grises que permite muchas interpretaciones.

La vía media consiste precisamente en encontrar el equilibrio entre los extremos. Es insensato entregarse a los placeres sin mesura, ya que el placer después de un tiempo deja de serlo. No obstante, tampoco es razonable negarse todas las satisfacciones en virtud de cualquier ideal. La flexibilidad es una cualidad necesaria para avanzar en este mundo lleno de rigideces.

Sugerencia: Si te hallas inmerso en un conflicto, puedes trazar un esquema con una columna para cada parte implicada. Anota las actitudes positivas y negativas de cada uno respecto al problema. ¡No olvides incluirte!. Te ayudará a ver la situación con perspectiva.


Para saber más

* Hermann Hesse. Siddhartha. Plaza & Janés, 1998.
* Thera Narada. Dhammapada. Edaf, 1994.

Poco puedo decir… ¿hay algo más sencillo?, todos sabemos que buscando el equilibrio seremos más dichosos y felices, que las cosas no son tan rígidas, ni debemos pasar a despreocuparnos por completo, pero tal vez esto nos obliga (en principio) a estar más pendientes de guardar y conseguir ese punto medio y ese punto de atención es el que nos agota. ¿Tan simple y tan difícil a la vez?, ¿o no?.

¡Feliz Fin de Semana!.

Namaste.

Nota: Capítulo sacado del libro «99 maneras de ser FELIZ y 99 recetas budistas para vivir con plenitud» de Gottfried Kerstin.

Deja un comentario