Venado cola blanca: características, hábitat, reproducción, alimentación

El venado de cola blanca (Odocoileus virginianus) es un mamífero placentario que pertenece a la familia Cervidae. Aunque su pelaje varía según las estaciones y la ubicación geográfica, de manera general es marrón rojizo durante el verano, y gris en el invierno.

Sobre esta tonalidad resalta su vientre claro y su cola, que es blanca en la parte posterior. Ante una situación de amenaza, el animal la levanta, produciendo un destello luminoso. Este sirve como señal de alarma para los otros miembros del grupo.

Venado cola blanca. Fuente: Rafael Mauricio Marrero Reiley. Autoria propia.

El macho tiene dos astas, que se desprenden y vuelven a salir. Dichas estructuras óseas se encuentran cubiertas de un suave pelaje aterciopelado y están muy vascularizadas. Están formadas por un eje central, que se ramifica, y llegan a medir entre 8 y 64 centímetros.

Esta especie posee una visión dicromática, con primarias amarillas y azules. Por lo tanto, no diferencian bien los tonos rojos y naranjas. A pesar de tener una excelente vista y audición, dependen principalmente del sentido del olfato para detectar señales de peligro.

Los venados cola blanca son generalmente considerados solitarios, especialmente en verano. Estos tienen muchas formas de comunicación que involucran sonidos, olores, lenguaje corporal y marcas.

Migraciones

El venado cola blanca pudiera habitar el mismo rango todo el año o emigrar durante el invierno o en el verano – otoño. Aquellos que migran, habitan generalmente en la zona norte y en las áreas montañosas.

El Odocoileus virginianus exhibe diversos tipos de estrategias migratorias. Algunos pueden mantenerse residente todo el año, conformando así una población no migrante. También, podría ser un migrante obligado, que suele desplazarse a otras regiones de manera anual.

Así mismo, pudiera emigrar anualmente de manera alterna, convirtiéndose en un migrante condicional. No obstante, en una misma población puede haber grupos no migratorios y migratorios.

Así, en un área agrícola de Minnesota, el 15% de las hembras no eran migratorias, el 35% migraban condicionalmente y el 43% lo hacían de manera obligada.

La migración que ocurre entre los rangos de invierno y verano suele ser más pronunciada cuando existen diferencias bien marcadas en los patrones estacionales climáticos

Por ejemplo, en las regiones del norte, esta especie migra durante el invierno para evitar las nevadas y las bajas temperaturas. En el verano, cuando el forraje está nuevamente disponible, regresan.

Características

Venado cola blanca. Fuente: Rafael Mauricio Marrero Reiley. Autoria propia.

Tamaño

El tamaño del ciervo de cola blanca es variable, generalmente los que habitan en el norte son más grandes que los que viven en el sur.

Así, el macho que se localiza en Norteamérica pesa de 68 a 136 kilogramos, aunque pudiera llegar hasta los 180 kilogramos. En cuanto a la hembra, su peso puede estar entre 40 y 90 kilogramos.

El venado de cola blanca que habita en el trópico y en los Cayos de Florida tiene un cuerpo más pequeño. En promedio, el macho pesa de 35 a 50 kilogramos y la hembra 25 kilogramos.

Aquellos que viven en los Andes son de mayor tamaño que los tropicales, además de tener una piel más gruesa. Su longitud varía de 95 a 220 centímetros.

La condición nutricional a menudo se relaciona con el desarrollo corporal y con el de las astas. Por ejemplo, los ciervos que están distribuidos en Mississippi presentan entre el 30 y 40 % más de masa que los que habitan en áreas menos fértiles de Flatwood.

Glándulas

Odocoileus virginianus posee numerosas glándulas odoríferas, cuyos olores son tan fuertes que pudieran ser detectados por el hombre. Así, cuenta con cuatro glándulas principales: tarsal, preorbital, sudoríparas y metatarsiana. Con relación a las preorbitales, estas se encuentran enfrente a los ojos.

Las sudoríparas están ubicadas entre los ojos y las astas. Su olor es depositado en algunas las ramas, cuando el ciervo las frota. En cuanto a las tarsales, se localizan en el área superior interna de la articulación media de cada pata trasera.

La sustancia química contenida en dichas glándulas es excretada en el momento que el animal está caminando y las frota contra la vegetación. Dichos raspones son empleados como postes de señalización, que le indican que existen otros venados cola blanca en el territorio.

Además, puede saber si otros animales de su misma especie están transitando por el área, información que podrían usar con fines reproductivos. Las glándulas metatarsianas están ubicadas en la parte externa de cada pata posterior, entre las pezuñas y el tobillo

Estas segregan una esencia olorosa que es utilizada como señal de alarma. Si el animal se ve amenazado, da fuertes pisadas contra el suelo, dejando una excesiva cantidad de olor, que advierte a los otros del peligro.

Coloración

El pelaje del Odocoileus virginianus tiene variaciones estacionales, locales y entre las diferentes subespecies. Sin embargo, de manera general es marrón rojizo, durante el verano y la primavera, mientras que en el invierno y el otoño se torna gris pardo.

También, tiene pelos de color blanco, que resaltan sobre la coloración corporal. Así, esta especie es reconocida por su coloración blanca en la parte de abajo de la cola, detrás de la nariz, dentro de las orejas y detrás de los ojos

También, un tono claro cubre parte de la barbilla y de la garganta, así como la parte interna de las patas.

Algunos investigadores toman como indicador de la edad de este animal el largo del hocico y el color del pelaje. Esto es debido a que los venados de cola blanca más viejos suelen tener hocicos de mayor longitud y abrigos más grises.

Astas

Las astas están presentes solo en los machos y constituyen un eje central con varias ramificaciones que se proyectan desde este. El número de puntos o ramas aumenta a medida que el animal crece, hasta que alcanza una edad máxima de 5 o 6 años.

En el venado de cola blanca, estas estructuras óseas tienen una textura aterciopelada y están recubiertas de una piel altamente vascularizada. A diferencia de los cuernos, propios de algunos animales como el ganado, las astas se desprenden anualmente, y luego vuelven a nacer.

La pérdida suele ocurrir entre enero y marzo, creciendo nuevamente de abril y mayo. El terciopelo que lo recurre se pierde en agosto o septiembre.

La mayoría de las veces las astas comienzan a desarrollarse a partir del primer año de vida. Dicho crecimiento está influenciado por el hábitat, la genética, la alimentación y las condiciones ambientales.

Debido a que las astas, durante el crecimiento, están compuestas en un 80% por proteínas, es fundamental una dieta altamente proteica. Al llegar a la etapa adulta, la proporción entre los minerales y las proteínas se igualan.

En cuanto a los minerales, el fósforo y el calcio son los que principalmente están presentes en las astas maduras.

Hábitat y distribución

El venado de cola blanca es oriundo de Norteamérica, América Central y Suramérica. Así, en Canadá se encuentra gran parte del territorio, con la excepción de Labrador, Terranova y Nunavut.

En América del Norte, habita en el área sur de Yukón y en las zonas ubicadas al noreste, a través de las provincias al sur de Canadá. Al sur, está localizado a todo lo largo de Estados Unidos. Pocas veces vive o está completamente ausente en California, Alaska, Utah y Nevada.

El Odocoileus virginianus ocupa toda la región correspondiente a Centroamérica y en Suramérica, se distribuye hasta Bolivia.

Esta especie ha sido introducida en diversos países del mundo, entre los que se encuentran Nueva Zelanda, Croacia, Serbia y las islas del Caribe.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX, el venado de cola blanca fue llevado a Europa. Desde 1935, forma parte de la fauna exótica de Finlandia, donde se ha desarrollado sin ningún inconveniente,

Desde esa nación se ha extendido al norte de Escandinavia y al sur de Karelia. Allí compite con las especies nativas, pudiendo desplazarlas de manera ocasional.

Hábitat

El venado de cola blanca tiene la capacidad de adaptarse a una variedad de hábitats, pudiendo así vivir desde los grandes bosques hasta los pantanos y las sierras. Además, se encuentra en áreas desoladas, desiertos de cactus, tierras de cultivo y matorrales densos, donde puede esconderse de los depredadores.

También, habita en bosques de chaparral, pantanos de humedales y bosques lluviosos. Sin embargo, a pesar que principalmente es un animal de bosque, donde depende de bordes y aberturas pequeñas, puede adaptarse a otros ecosistemas más abiertos. Tal es el caso de las sabanas y de las praderas.

El Odocoileus virginianus localizado en Centroamérica prefiere los bosques subtropicales de hoja ancha, los secos tropicales y las sabanas. Además, vive en los humedales cercanos a los bosques húmedos tropicales y en bosques caducifolios mixtos.

En cuanto a las subespecies suramericanas suelen distribuirse en dos entornos. El primero consta de bosques secos caducifolios, sabanas y corredores ribereños en gran parte de Colombia y Venezuela.

El otro tipo corresponde a los pastizales de montaña y a los bosques mixtos en la cordillera andina, desde Venezuela hasta Perú.

Estado de conservación

Muchos son los factores que están incidiendo en la disminución de la población del venado de cola blanca. Esto a ocasionando que la UICN categorice al Odocoileus virginianus dentro del grupo que se encuentra amenazado de extinguirse.

Si bien no se encuentra en estado vulnerable, dicha organización proteccionista señala que, de no tomarse acciones correctivas sobre las amenazas que la aquejan, podría estar en grave peligro de desaparecer.

Amenazas

Los diferentes desarrollos urbanos y los riesgos que estos conllevan, como las colisiones contra vehículos, son consideradas la principal amenaza del venado de cola blanca. Además, están expuestas a cambios ambientales de gran escala, como los ocasionados por los huracanes.

Cambio climático y degradación del hábitat

Las variaciones en el clima traen consigo efectos importantes en el Odocoileus virginianus. Uno de estos es la redistribución de muchas especies vegetales. Por ejemplo, en Estados Unidos, la cicuta oriental le ofrece a este animal una cobertura térmica ante las bajas temperaturas en invierno.

Pero debido al cambio del clima, esta especie ha disminuido y continuará haciéndolo, aspecto que afecta la supervivencia del venado.

Otra consecuencia negativa es el incremento de los parásitos y de las enfermedades. Así, el calentamiento atmosférico podría ocasionar la diseminación de las garrapatas de patas negras (Ixodes scapularis). Este es el principal agente infeccioso de la enfermedad Lyme, que ataca al venado de cola blanca, representado un grave peligro para su salud

Caza

En los primeros años del siglo XX, la caza furtiva y la explotación comercial provocaron una significativa disminución en la población.

Además, el venado de cola blanca se alimenta del maíz cultivado en los huertos, debido a lo cual los agricultores suelen cazarlos. No obstante, también son capturados y asesinados como parte de una actividad deportiva, cuyo trofeo principal son sus astas.

Con relación a la comercializan de los productos obtenidos del Odocoileus virginianus, su carne es una fuente natural de proteínas. De esta forma, es parte de diversos platos típicos en las regiones donde habita.

Colisión contra vehículos

En varias áreas donde se distribuye el venado de cola blanca, ocurren accidentes en las carreteras, mientras el animal intenta cruzarlas. Esto sucede generalmente durante la noche y los casos se incrementan durante la etapa de celo.

Acciones

En varias áreas donde habita, su caza se encuentra regulada, para evitar así el descenso desmesurado de su población. Además, algunas subespecies, como Odocoileus virginianus mayensis, forma parte de la lista de animales incluidos en el Apéndice III de la CITES.

Taxonomía y subespecies

Reino Animal.

Subreino Bilateria.

Filum Cordado.

Subfilum Vertebrado.

Superclase Tetrapoda

Clase Mamífero.

Subclase Theria.

Infraclase Eutheria.

Orden Artiodactyla.

Familia Cervidae.

Subfamilia Capreolinae.

Género Odocoileus.

Especie Odocoileus virginianus.

Subespecies

Odocoileus virginianus acapulcensis.

Odocoileus virginianus carminis.

Odocoileus virginianus borealis.

Odocoileus virginianus cariacou.

Odocoileus virginianus clavium.

Odocoileus virginianus chiriquensis.

Odocoileus virginianus couesi.

Odocoileus virginianus dacotensis.

Odocoileus virginianus curassavicus.

Odocoileus virginianus goudotii.

Odocoileus virginianus hiltonensis.

Odocoileus virginianus gymnotis.

Odocoileus virginianus leucurus.

Odocoileus virginianus margaritae.

Odocoileus virginianus macrourus.

Odocoileus virginianus mexicanus.

Odocoileus virginianus mcilhennyi

Odocoileus virginianus nelsoni.

Odocoileus virginianus miquihuanensis.

Odocoileus virginianus nigribarbis.

Odocoileus virginianus nemoralis

Odocoileus virginianus oaxacensis.

Odocoileus virginianus osceola.

Odocoileus virginianus rothschildi.

Odocoileus virginianus ochrourus.

Odocoileus virginianus peruvianus.

Odocoileus virginianus rothschildi.

Odocoileus virginianus seminolus.

Odocoileus virginianus taurinsulae.

Odocoileus virginianus rothschildi.

Odocoileus virginianus texanus.

Odocoileus virginianus thomasi.

Odocoileus virginianus tropicalis.

Odocoileus virginianus toltecus.

Odocoileus virginianus veraecrucis.

Odocoileus virginianus ustus.

Odocoileus virginianus venatorius.

Odocoileus virginianus yucatanensis.

Odocoileus virginianus virginianus.

Reproducción

La hembra del venado cola blanca madura a la edad de 1,5 años, aunque algunas alcanzan su desarrollo sexual a los 7 meses de edad. Sin embargo, el apareamiento ocurre cuando ambos sexos tienen alrededor de 2 años.

Los especialistas señalan que la maduración sexual de la hembra está influenciada por la disponibilidad de los alimentos y por la densidad de población. Así, los cervatillos pudieran aparearse y reproducirse en aquellos ambientes donde exista abundancia de forraje.

En cuanto al estro, tiene una duración de 24 a 48 horas. Esta especie es poliéstrica estacional, cuyo intervalo, entre los períodos de estros, varía entre 21 y 30 días. Durante este tiempo, la hembra puede aparearse con varios machos, por lo que las crías pudieran ser de diferentes padres.

A pesar que el Odocoileus virginianus es poligínico, puede formar una pareja, permaneciendo juntos por días e incluso por semanas, hasta que la hembra alcance el estro. Si no logran aparearse, 28 días después se produce un nuevo estro.

Influencias

El estro ocurre generalmente en otoño, provocado por el declive del fotoperíodo, factor al cual está fuertemente vinculado. También, la temporada de reproducción se encuentra asociada a la latitud.

Con relación a esto, en Estados Unidos el venado de cola blanca que habita al norte suelen aparearse en noviembre, mientras que en el sur ocurre más tarde, en enero o febrero. Sin embargo, las especies que viven cercanas al ecuador tienden a reproducirse todo el año.

Éxito en la reproducción

El éxito reproductivo del venado de cola blanca depende de algunos factores, entre los que se encuentran las condiciones del hábitat, el estado nutricional de la madre, el clima y la densidad poblacional.

Un ejemplo de esto ocurre en la isla Anticosti, en Quebec, donde la navegación y el forraje durante el invierno son escasos. Además, en dicha temporada existe un alto número de venados en el territorio.

Debido a estas características, la hembra se aparea preferiblemente en el clima de otoño y primavera, ya que las bajas temperaturas de invierno disminuyen los recursos alimenticios y la cría puede nacer muy baja de peso.

Gestación y nacimiento

La gestación dura de 187 a 213 días. Cuando el momento del parto se aproxima, la hembra se dirige a un lugar apartado del grupo y se acuesta en posición horizontal. El alumbramiento suele ocurrir en horas de la noche.  En cada camada pueden nacer de uno o tres cervatillos.

La cría

Al nacer, el macho es más grande que la hembra. Esta pesa de 1,6 a 3,9 kilogramos, mientras que el macho alcanza un peso 2 a 6,6 kilogramos. Diariamente, las crías ganan aproximadamente 0,2 kilogramos, por lo que su crecimiento es muy rápido.

Al momento de haber nacido, la cría ya camina sola y unos días después, trata de morder la vegetación para consumirla. Los cervatillos machos dejan a la madre luego de un año de nacidos, mientras que, generalmente, las hembras permanecen junto a ella.

Alimentación

Los venados de cola blanca son oportunistas y consumen una gran variedad de plantas. Por ejemplo, en Arizona, más de 610 especies diferentes forman parte de su dieta. Con relación a las partes de las plantas que consumen, se encuentran las flores, los tallos, los frutos, las semillas y la corteza de los tallos.

Así, dentro de su dieta están los helechos, hongos, líquenes y algunas plantas acuáticas. También comen bayas, nueves, drupas y nogales. De manera ocasional pudiera comer insectos, peces y algunas aves.

Los forrajes de alto valor nutritivo y de fácil digestión, como la bellota, componen gran parte de las porciones alimenticias del Odocoileus virginianus. Debido a esto, forman parte de los alimentos preferidos, aunque su disponibilidad sea estacional.

Dentro de este grupo, también se encuentran las manzanas (Malus spp.), cerezas (Prunus spp.), moras (Rubus spp.), uvas y arándanos.

Esta especie es un rumiante, por lo que su estómago tiene cuatro cámaras. Cada una de estas tiene una función específica, que le permite digerir eficientemente los alimentos. En el estómago alberga numerosos microbios, que contribuyen con la digestión.

Además, dichos microorganismos pueden variar según lo haga la dieta del venado, garantizando de esta forma la degradación de los diversos tipos de nutrientes.

Comportamiento

Socialmente el venado de cola blanca se organiza en grupos mixtos. Estos consisten en una madre, su cría y sus descendientes de años anteriores. Los machos forman grupos de solteros, que podrían estar integrados por 2 o 5 animales.

Generalmente, el macho y la hembra están segregados, aunque pueden ocurrir agregaciones mixtas de carácter temporal, especialmente cuando el alimento se vuelve escaso.

Los grupos familiares individuales pueden fusionarse, formando otros de mayor tamaño, llegando a tener cientos de venados. Esto ocurre en el otoño y en el invierno, especialmente en las latitudes del norte.

Machos de venados cola blanca. Fuente: Rafael Mauricio Marrero Reiley. Autoria propia.

Las hembras más adultas dominan en los grupos familiares, mientras que el de solteros es liderado por el macho de mayor tamaño. Este suele luchar con otros machos para tener acceso a una hembra en celo. En esta contienda, se enfrentan utilizando sus astas.

El Odocoileus virginianus produce varios tipos de vocalizaciones, tales como silbidos y gruñidos. Estas, conjuntamente con las posturas, son utilizados para comunicarse. Así, los cervatillos emiten un agudo chillido, que emplean para llamar a sus madres.

Referencias

  1. Dewey, T. (2003). Odocoileus virginianus. Animal Diversity. Recuperado de animaldiversity.org.
  2. Wikipedia (2019). White-tailed deer. Recuperado de en.wikipedia.org.
  3. Innes, Robin J. (2013). Odocoileus virginianus. In: Fire Effects Information System, [Online]. U.S. Department of Agriculture, Forest Service, Rocky Mountain Research Station, Fire Sciences Laboratory (Producer). Recuperado de fs.fed.us.
  4. Eugenia G. Cienfuegos Rivas, Francisco G. Cantú Medina, Arnoldo González Reyna, Sonia P. Castillo Rodríguez y Juan C. Martínez González (2015). Composición mineral de astas del venado cola blanca texano (Odoicoleus virginianus texanus) en el noreste de México Scielo. Recuperado de scielo.org.ve.
  5. Ditchkof SS, Lochmiller RL, Masters RE, Starry WR, Leslie DM Jr. (2001). Does fluctuating asymmetry of antlers in white-tailed deer (Odocoileus virginianus) follow patterns predicted for sexually selected traits?. Recuperado de ncbi.nlm.nih.gov.
  6. Gallina, S. and Lopez Arevalo, H. (2016). Odocoileus virginianus. The IUCN Red List of Threatened Species 2016. Recuperado de iucnredlist.org.
  7. ITIS (2019). Odocoileus virginianus. Recuperado de itis.gov.
  8. Michelle L. Green, Amy C.Kelly, Damian Satterthwaite-Phillip, Mary Beth Manjerovic, Paul Shelton, Jan Novakofski, Nohra Mateus-Pinilla (2017). Reproductive characteristics of female white-tailed deer (Odocoileus virginianus) in the Midwestern USA. Science direct. Recuperado de sciencedirect.com.

Deja un comentario