Un sudoku medieval: descifrando mensajes ocultos en las runas vikingas

Jötunvillur es un código rúnico poco conocido. Sólo nueve ejemplos conocidos de inscripciones Jötunvillur se han encontrado en el norte de Europa, lo que las hace muy difíciles de descifrar. Cuando un experto de runas consiguió encontrarle sentido a un mensaje grabado sobre un pedazo de madera , parecía que los códigos secretos vikingos pronto comenzarían a desvelarse.

La palabra runa significa simplemente ‘letra’, ‘texto’ o ‘inscripción’ en nórdico antiguo. Por otro lado, las lenguas germánicas antiguas la definen como ‘misterio’ o ‘secreto’ – una descripción que probablemente esté relacionada con el uso de las runas nórdicas en magia y rituales.

No hay un solo alfabeto rúnico, y el más antigua data de una época tan antigua como el siglo I d. C. El Jötunvillur es uno de los alfabetos de los siglos XI – XII, un período del que proceden muchas de las inscripciones rúnicas conocidas. Se crearon asimismo varios códigos diferentes con las runas, en una variedad de formas y contextos. Se han encontrado ejemplos de ello tallados en bastones, espadas, piedras, colgantes y otros objetos por toda Europa, desde los Balcanes a Alemania, Escandinavia y las islas británicas.

El Codex runicus, un manuscrito de vitela de c. 1300 que contiene uno de los textos más antiguos y mejor conservados de la Ley de Escania (Skånske lov), escrito enteramente con runas. (Dominio público)

El Codex runicus, un manuscrito de vitela de c. 1300 que contiene uno de los textos más antiguos y mejor conservados de la Ley de Escania (Skånske lov), escrito enteramente con runas. (Dominio público )

Muchos descubrimientos se han hecho sobre estas runas a lo largo de los años. Sin embargo, todavía perdura un aura de misterio en torno a ellas, y aún quedan muchas preguntas por responder. Por ejemplo, ¿eran mensajes codificados destinados a custodiar información secreta? Y, lo que es aún más sencillo: ¿por qué los vikingos utilizaban códigos de este tipo al escribir con runas?

Al descifrar el código Jötunvillur, el runólogo Jonas Nordby, de la Universidad de Oslo, espera estar siguiendo la pista en la dirección correcta para comenzar a responder a estas preguntas. Nordby fue capaz de descifrar el código Jötunvillur al observar que los signos de la runa en este código debían intercambiarse con el último sonido del nombre de la runa. Por ejemplo, al fijarnos en la runa de la letra U, se pronuncia como “urr”, lo que significa que el sonido codificado en la runa es R.

Descifrando el código Jötunvillur. (Ala de Cuervo)

Descifrando el código Jötunvillur. (Ala de Cuervo )

Sin embargo, muchas runas terminan con el mismo sonido, lo que significa que todavía quedaba pendiente cierto trabajo de rompecabezas para decidir en ocasiones qué letra rúnica debía utilizar el código. Pero según Nordby, “Es como resolver un acertijo. Después de un tiempo empecé a ver un patrón en lo que parecían ser combinaciones sin sentido de runas.“

Aunque los antiguos códigos pueden traer a la mente imágenes de conspiraciones, tesoros o rituales secretos, no todos ellos son tan intensos. ¿Cuál era este mensaje de hace 900 años en código Jötunvillur? Un sugerente y romántico mensaje que simplemente decía a su destinatario (o destinataria): “Bésame”.

Este mensaje rúnico dice “Bésame” en código Jötunvillur. (Jonas Nordby)

Este mensaje rúnico dice “Bésame” en código Jötunvillur. (Jonas Nordby )

Nordby señala al respecto: “Tenemos pocas razones para creer que los códigos rúnicos deben ocultar mensajes confidenciales. La gente a menudo escribía cortos mensajes cotidianos. Creo que estos códigos eran utilizados de forma lúdica y para el aprendizaje de las runas, más que para comunicarse”. Esto puede ejemplificarse perfectamente en los códigos rúnicos que parecen ser apenas un pasatiempo para ser descifrados, como si dijeran “interpreta estas runas”.

El descifrado de los códigos habría sido considerado también un desafío en tiempos antiguos. Así, los que eran capaces de escribir y descifrar códigos rúnicos también se jactaban de sus habilidades. Por ejemplo, hay una inscripción rúnica en una cámara funeraria de la Edad de Piedra situada en las islas Orcadas que habría sido asaltada en torno al año 1100, y que dice: “Estas runas fueron grabadas por el hombre más instruido en runas al oeste el mar.”

Ir a la fuente

Deja un comentario