Un meteoro produjo una explosión de 173 kilotones sobre el Pacífico y nadie lo advirtió

Es la tercera explosión más potente de un meteoro en los tiempos modernos, y aunque se produjo en diciembre de 2018, había pasado desapercibida hasta ahora.

Gracias a la cámara del satélite geoestacionario japonés Himawari-8 existen pruebas visuales de ese hecho, reporta New Scientist.

El sistema de vigilancia de la NASA detectó el rastro de ese cuerpo celeste el pasado 18 de diciembre sobre el mar de Bering —entre Rusia y Alaska (EE.UU.)— a las 23:50 GMT.

Detalle del meteoro ampliado.

La explosión se produjo a 25,6 kilómetros de altitud, cuando el meteoro impactó en las capas atmosféricas a 32 kilómetros por segundo, según informa la agencia espacial estadounidense.

Su columna de humo casi vertical indica que entró a nuestra atmósfera desde un ángulo muy recto. Además, resulta posible ver la larga sombra que proyectó sobre una capa de nubes.

La bola de fuego impactó en la atmósfera con una fuerza equivalente de 173 kilotones de TNT, 10 veces la fuerza de la bomba atómica que EE.UU. lanzó contra Hiroshima (Japón) el 6 de agosto de 1945.

Se trata de la tercera explosión en potencia tras la del meteorito de Cheliábinsk en 2013 y la de Tunguska en 1908, ambas en Rusia.

Fuente: New Scientist/NASA. Edición: RT.


Mystery Planet

Deja un comentario