“Tu Savia Libre”.

“Menos mal
que seguiste caminando,
que no miraste atrás,
que apostaste por tus sueños
que no te logró paralizar la niebla del miedo.

Menos mal 
que eres tan valiente
que has vuelto a tejer tus alas
y que no te abrazas ya a nada
que no te lleve a ser feliz,
que renunciaste a todo
para no renunciar a ti.


Menos mal que te borraste
para volver a escribirte
y que el menos y el mal,
lo transformó tu tinta de savia libre
en más y en bien.”


Ada Luz Márquez.
       El Sendero del Chamán

Ir a la fuente

Deja un comentario