Tigrillo: características, hábitat, reproducción, alimentación

El tigrillo (Leopardus tigrinus) es un mamífero placentario que forma parte de la familia Felidae. El pelaje de esta especie es de color ocre o marrón amarillento, con un diseño de manchas, rosetones y rayas negras. Esta característica permite que el animal pase desapercibido en el ambiente sombreado donde habita.

Es uno de los felinos salvajes más pequeños de América del Sur. Suele medir entre 40 y 65 centímetros y pesar un máximo de 3,5 kilogramos. El Leopardus tigrinus es principalmente terrestre, sin embargo, es un excelente escalador; desde los árboles acecha a su presa antes de atacarla. También pudiera hacerlo en el suelo, a distancia. Luego se abalanza sobre el animal.

Tigrillo. Fuente: Groumfy69 [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

Su alimentación se basa en mamíferos, invertebrados, aves, huevos y lagartijas, entre otros. Esta especie también es conocida como gato de monte, gato tigre, tigrito, oncilla, tigrina o gato cervantes. Sus hábitos son nocturnos, pero estos pudieran verse modificados por el “efecto ocelote”, uno de sus depredadores.

Ante la presencia de este animal en el mismo territorio, el tigrillo pudiera marginar su distribución, cambiar de hábitat o modificar su comportamiento. Esto es debido a que trata de evitar conflictos interespecies con su predador natural.

Evolución

Los felinos modernos surgieron en Asia con la separación, en el Mioceno Tardío, del linaje Panthera, alrededor de 10,8 millones de años atrás. Luego, hace 9,4 millones de años, ocurrió la divergencia del clado Catopuma, representado actualmente por el gato dorado asiático, el gato de Borneo y el gato jaspeado.

La primera migración ocurrió entre 8,5 y 5,6 millones de años, en el momento que un ancestro del linaje Caracal llegó a África. Con relación al segundo éxodo, se produjo gracias a la formación del puente de Beringia.

Este unió el continente asiático con el americano, gracias al descenso del nivel de las aguas del mar. A través de dicho puente, el resto de los cinco linajes llegaron a Norteamérica hace 8,5-8,0 millones de años. Este desplazamiento coincide con la etapa en la cual los carnívoros llegaron al Nuevo Mundo, procedente de Eurasia.

A partir de este antepasado directo se diferenciaron los linajes del puma, del ocelote y del lince, hecho que ocurrió aproximadamente de 8,0 a 6,7 millones de años. Posteriormente, se produjo la migración a Suramérica, a través del istmo de Panamá.

Características

Abujoy [CC BY 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/4.0)]

Tamaño

El tigrillo es uno de los gatos salvajes de menor tamaño en Suramérica. El macho suele ser más grande que la hembra. Así, mientras la hembra pesa entre 1,5 y 2 kilogramos, el macho puede llegar a pesar hasta 3,5 kilogramos.

Con relación al largo del cuerpo, varía de 40 a 65 centímetros, sin incluir la cola. Esta es relativamente larga, llegando a medir entre 25 y 33 centímetros.

Pelaje

El Leopardus tigrinus tiene un pelaje denso y suave, con un patrón de manchas que identifica a cada animal. Los pelos son ligeramente ásperos y cortos. Sin embargo, en la cabeza y el en área inguinal son de mayor longitud que los del resto del cuerpo.

Coloración

El color del cuerpo puede variar de marrón amarillento a marrón oscuro. A pesar de la coloración parda amarillenta que lo caracteriza, existen algunos felinos melánicos

Cabeza

La cara, la garganta, los labios, la barbilla y las mejillas son gris claro, blanco o crema claro. En los pómulos tiene dos franjas de color marrón oscuro o negro, que se cruzan en dirección longitudinal.

En el área superior de la cabeza tiene varias manchas pequeñas, de forma elíptica o redondeada. A todo lo largo de la nuca se extienden 4 ó 5 franjas longitudinales, que llegan hasta la región anterior del dorso.

Las orejas son redondas, con la superficie dorsal negra, excepto en la base, que conserva el mismo color del resto de la cabeza.

Cuerpo

En el dorso, las manchas pueden estar interconectadas o separadas, formando filas longitudinales. Contrariamente, en el área interescapular el patrón de dichos puntos es irregular.

A los lados del cuerpo, el tono marrón de la base se aclara, finalizando en un vientre blanco. Así mismo, las rosetas y las manchas sólidas que están en los laterales se unifican, formando bandas oblicuas medianas o pequeñas, dispuestas en dirección inguinal escapular.

Con relación a las rosetas, tienen bordes en un tono marrón oscuro o negro. La parte interna es más oscura que la de los espacios entre las rosetas y las bandas.

Extremidades

En cuanto a las extremidades, tienen manchas y rosetas medianas, que van volviéndose más pequeñas hacia el extremo distal. La cola tiene entre 7 y 13 anillos oscuros, negros o marrones, que alternan con otros del mismo tono del dorso. Esta termina en una punta oscura.

La particular coloración ayuda a que la oncilla, como también es conocida esta especie, se mezcle con los juegos de luz y sombra del sotobosque donde habita.

Cara

En la cara, destacan unos ojos grandes, en comparación con el tamaño de la cabeza. Estos tienen el iris color dorado o marrón claro y las pupilas se contraen de manera vertical.

La mandíbula es corta y está bien desarrollada. En cuanto a los dientes, los caninos superiores son largos y estrechos, con una longitud que podría variar de 22,73 a 27,85 milímetros. Los carnasiales están bien desarrollados, adaptados a una dieta carnívora.

Cráneo

Las órbitas oculares son redondeadas, grandes y orientadas hacia delante. El frontal está muy desarrollado y visto de manera lateral, tiene un perfil convexo. Esto le proporciona a dicha zona una ligera curvatura. En cuanto a la base del cerebro, es ovalada y grande.

La cresta sagital pudiera estar ausente o presentarse como una línea corta, restringida a la zona interparietal. El área occipital posee un borde redondeado, dándole así una forma parecida a un semicírculo. La bulla auditiva es ovalada y relativamente grande.

Hábitat y distribución

El Leopardus tigrinus se distribuye en Centro y Suramérica. En dichas regiones, se presenta de forma discontinua e irregular, sin una aparente conexión entre estas áreas.

En Centroamérica, se encuentra en Panamá y al norte de Costa Rica. Los bosques nubosos de este país se caracterizan por la abundancia de las poblaciones de tigrillo. Por otra parte, en Panamá, se registra en los Parques Nacionales Volcán Barú.

América del Sur

Con relación al continente suramericano habita desde Colombia hasta la región norte de Argentina, a una altura que puede variar desde el nivel del mar hasta los 3.626 metros de altura. También, su rango geográfico está extendido a todo lo largo de Brasil, en Guyana y en Surinam.

En Venezuela, Leopardus tigrinus se encuentra de manera separada, siendo así identificadas tres subpoblaciones. Una se ubica en el sistema deltaico y al sur del Orinoco, conformada por L. tigrinus tigrinus.

Los otros dos grupos, correspondientes al L. tigrinus pardinoides, están en la Cordillera de la Costa, en la región andina y en la sierra de Perijá.

En Colombia, vive en los Andes, en el Departamento de Antioquia, en la Cordillera Occidental, en elevaciones desde 1,900 hasta 4,800 metros. Además, se localiza en el Parque Nacional Natural Los Nevados, ubicado en los andes centrales colombianos.

Actualmente, no existen reportes de avistamientos de esta especie en Uruguay ni en Chile. Así mismo, está ausente en los llanos venezolanos y colombianos y en el Chaco paraguayo. Sin embargo, se han presentado registros en las sabanas de Rupununi, en Guyana

Hábitat

Este felino vive en diversos hábitats, entre los que se encuentran los bosques lluviosos y nublados, los bosques semiáridos y deciduos, los bosques subtropicales y tropicales. También, puede vivir en los matorrales espinosos, en los bosques montanos, en sabanas húmedas y en las pantanosas.

La gran mayoría de los tigrillos que están en Costa Rica habitan en los bosques nublados, en bosques montanos, a los lados de los volcanes y en otras montañas, en elevaciones de 1000 metros.

Suramérica

En la región noreste y centro de Suramérica, el Leopardus tigrinus se encuentra asociado fundamentalmente con el bosque nuboso de montaña. También se han identificado en matorrales.

En Colombia, aunque pareciera estar restringido a ecosistemas de 1500 metros de altura, puede vivir a 4500 metros. Esto también ocurre en las tierras altas de los bosques subtropicales brasileños y en las tierras andinas en Ecuador.

En Brasil, vive en tierras por debajo de 500 metros, asociándose con matorrales espinosos, bosques caducifolios secos y sabanas. En ese país puede vivir en hábitats perturbados e inclusive en lugares cercanos a los asentamientos humanos, siempre y cuando exista cierta cobertura natural y presas para alimentarse.

No obstante, las investigaciones realizadas en Caatinga, en Brasil, han demostrado que esta especie se ve favorecida por aquellos espacios distanciados de los asentamientos rurales.

Densidad de población

Generalmente, la densidad de la población del tigrillo es baja, estando entre 1 y 5 /100 km2. Solo en muy pocas áreas, donde el ocelote está ausente, puede alcanzar densidades entre 15 y 25/100 km2.

En la Amazonía, región donde se refugian los felinos tropicales de América, el Leopardus tigrinus tiene una proporción muy baja, de solo 0,01 animal por 100 km2.

Estado de conservación

Bodlina [CC BY 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/3.0)]

El tigrillo está clasificado por la UICN como una especie vulnerable de extinguirse. En los años 70 y 80 la población de este felino se redujo considerablemente, motivado principalmente por su caza excesiva.

Posteriormente, su población comenzó a recuperarse, por lo que fue considerado como un animal de preocupación menor. Luego de 11 años, nuevamente decreció el número de tigrillos, situación que actualmente se mantiene.

Amenazas

Caza

Durante décadas, el tigrillo ha sido cazado por su piel, aspecto que se incrementó cuando disminuyó el comercio del ocelote. Su piel fue ampliamente utilizada en la década de los 60 y 70 en los mercados de la moda de Europa y Norteamérica.

Aunque esta situación ha cesado, aún se captura ilegalmente, para ser comercializado como mascota.

Debido a la degradación de su hábitat, esta especie tiene acceso a las granjas, donde puede atacar a las aves de corral, para alimentarse de estas. Esto ha ocasionado que se convierta en un objetivo de cacería para los granjeros, quienes capturan a este felino, tratando de evitar la depredación de sus animales de cría.

Pérdida del hábitat

La principal amenaza es el aislamiento y la fragmentación del hábitat. Un ejemplo de esto ocurre en los bosques nubosos andinos. En estos, el terreno es deforestado para ser utilizados en la agricultura, especialmente para el cultivo de café.

Esto provoca la reducción del hábitat del Leopardus tigrinus, como ocurre en Caatinga y en el Cerrado, en Brasil. El hábitat natural de esta especie también se ve perturbado por la construcción de represas hidroeléctricas y por la expansión urbana.

Otro factor que degrada el ecosistema, es la construcción de carreteras. Estas contribuyen a separar el ambiente natural donde se desarrolla el tigrillo, fragmentándolo.

Además, cuando el animal intenta cruzar la vía, pudiera ser impactado por un vehículo, ocasionándole graves daños e incluso la muerte.

Acciones

Esta especie amenazada se encuentra incluida en CITES, en el Apéndice I. Además, está bajo la protección legal en algunos países donde habita. Así, en Costa Rica está bajo el resguardo del decreto No. 26435-MINAE.

También, lo protege la Ley Orgánica del Ambiente No. 7554 y la Ley de Conservación de la Vida Silvestre No. 7317. En esta nación se han creado refugios, como los de los Parques Nacionales de Pozo Azul de Pirrís y el del Volcán Irazú y Chirripó,

En Argentina, la Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamíferos (SAREM) cataloga a este felino como vulnerable. Así mismo, desde el 2012 se encuentra en el Libro Rojo de los Mamíferos Amenazados de ese país.

La caza de este felino está prohibida en Brasil, Argentina, Colombia, Guayana Francesa, Costa Rica, Surinam, Venezuela y Paraguay.

Taxonomía y subespecie

Reino Animal.

Subreino Bilateria.

Filum Cordado.

Subfilum Vertebrado.

Superclase Tetrapoda.

Clase Mamífero.

Subclase Theria.

Infraclase Eutheria.

Orden Carnivora.

Suborden Feliformia.

Familia Felidae.

Género Leopardus.

Especies Leopardus tigrinus.

Subespecies

Leopardus tigrinus oncilla.

-Leopardus tigrinus tigrinus.

-Leopardus tigrinus pardinoides.

Reproducción

La hembra está madura sexualmente entre los dos y los dos años y medio, mientras que el macho pudiera hacerlo un poco antes. Los investigadores señalan que, considerando el tamaño del felino, la madurez sexual ocurre bastante tarde. Esto podría acarrear un potencial reproductivo bajo, comparado con otros felinos.

El estro dura entre 3 y 9 días. A medida que la hembra va avanzando en edad, disminuye la duración de este ciclo reproductivo. En cuanto al apareamiento, suele ocurrir durante todo el año, sin embargo, puede presentar variaciones de acuerdo a la región donde habite.

Después del apareamiento, el macho se separa de la hembra y no toma participación en la crianza de los jóvenes. La etapa de gestación dura entre 75 y 78 días, luego de los cuales nacen entre 1 y 4 cachorros.

Las crías

Las crías nacen pesando alrededor de 92 y 134 gramos. Tienen los ojos cerrados, abriéndolos después de tener de 8 a 17 días. A diferencia de otros felinos, en los cuales los caninos nacen primero, en el 334 3434 todos los dientes brotan al mismo tiempo. Esto suele ocurrir aproximadamente a los 21 días de haber nacido.

El destete ocurre a los tres meses, no obstante, cuando los cachorros tienen entre 38 y 56 días ya comienzan a ingerir trozos de carne. La gran mayoría de los tigrillos son adultos a los 11 meses y completamente independientes a los 4 meses de edad.

Alimentación

Simon Ruf [CC BY-SA 2.0 de (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/de/deed.en)]

El tigrillo es un animal hipercarnívoro, por lo que su dieta está compuesta en más del 70% por carne. Esto es propio de los miembros de la familia Felidae, mientras que el resto de los integrantes del orden Carnivora consumen entre el 50 y 60% de carne, junto a material vegetal.

Su alimentación es variada, está constituida por mamíferos pequeños, como las zarigüeyas, las ardillas, los roedores, las comadrejas y los monos. También, consume aves y sus huevos y en menor proporción anfibios y reptiles. De manera ocasional pudiera comer pasto.

Algunas de sus presas preferidas son la rata de monte (Heteromys desmarestianus y Peromyscus mexicanus) las musarañas (Cryptotis spp.) y el saltón patigrande (Pezopetes capitalis), un ave endémica de Costa Rica y Panamá.

Leopardus tigrinus es un animal nocturno, pero su patrón de actividad podría variar dependiendo del comportamiento de sus presas. Por ejemplo, en Caatinga, su fuente principal de alimento es el lagarto, que está activo durante el día.

Debido a esto, probablemente el tigrillo se vea en la necesidad de modificar su hábito de caza a las horas diurnas.

La caza

Esta especie tiene algunas adaptaciones que le permiten ser cazadores muy eficientes. Entre estas se encuentra su cuerpo atlético y el pelaje con manchas, que le permite camuflarse con el medio ambiente. También, ha desarrollado los órganos de los sentidos, que contribuyen a que localice a sus presas.

Así mismo, tiene una excelente visión y, junto a las vibrisas, le facilita la caza nocturna. Gracias a su capacidad auditiva puede detectar en la oscuridad el movimiento de sus presas.

Generalmente, lleva a cabo la cacería desde los árboles, acechando al animal para luego capturarlo. Sin embargo, si es necesario baja al suelo para cazar. Si la presa es un ave, suele desplumarla antes de ingerirla.

En el caso que sea un animal pequeño, lo mata mordiéndolo en la nuca. Por el contrario, si el animal es de mayor tamaño, lo ataca por la espalda.

Comportamiento

El tigrillo es un animal solitario, que forma pareja casi exclusivamente en la época reproductiva. Tiene hábitos predominantemente nocturnos. No obstante, pudiera llevar a cabo actividades durante el día, como una posible estrategia para evitar la depredación por parte del ocelote.

El Leopardus tigrinus es un animal territorial y la presencia de otra especie, como por ejemplo del ocelote, puede interferir en su ocurrencia en el hábitat. De esta manera, se puede ver obligado a ocupar otras áreas, a estar activos durante diferentes horas o a emigrar a espacios marginales dentro del territorio.

De esta manera rehúyen los encuentros directos y a la depredación intragremio que pudiera ocurrir.

Cuando se siente amenazado, este felino muestra un comportamiento agresivo. Arquea la espalda y levanta los cabellos del dorso. Al mismo tiempo muestra los dientes y emite vocalizaciones parecidas a los silbidos.

Las crías tienden a comunicarse con su madre utilizando ronroneos, mientras que los adultos tienen llamadas más cortas y rítmicas.

Referencias

  1. Wikipedia (2019). Oncilla. Recuperado de en.wikipedia.org.
  2. Payan, E., de Oliveira, T. (2016). Leopardus tigrinus. The IUCN Red List of Threatened Species 2016. Recuperado de iucnredlist.org.
  3. Patel, C. (2011). Leopardustigrinus. Animal diversity. Recuperado de animaldiversity.org.
  4. Cat specialist group (2019). Northern tiger cat Leopardus tigrinus. Recuperado de catsg.org.
  5. Isasi-Catalá, Emiliana. (2015). Gato de monte, Leopardus tigrinus. Recuperado de researchgate.net
  6. Fabio Oliveira Do Nascimento, Anderson Feijó (2017). Taxonomic revision of the tigrina Leopardus tigrinus (Schreber, 1775) species group (carnivora, felidae). Recuperado de scielo.br.
  7. Luiz Gustavo R. Oliveira-SantosI, Maurício E. GraipelII, Marcos A. TortatoIII, Carlos A. ZuccoI, Nilton C. CáceresIV, Fernando V. B. Goulart (2012). Abundance changes and activity flexibility of the oncilla, Leopardus tigrinus (Carnivora: Felidae), appear to reflect avoidance of conflict. Recuperado de scielo.br.
  8. Letícia de Souza Resende , Glauce Lima e Neto , Patrícia Gonçalves Duarte Carvalho , Gabriella Landau-Remy , Valdir de Almeida Ramos-Júnior , Artur Andriolo, Gelson Genaro (2014). Time Budget and Activity Patterns of Oncilla Cats (Leopardus tigrinus) in Captivity. Recuperado de tandfonline.com.

Deja un comentario