Texto monográfico: características, tipos, funciones y estructuras

El “texto” se define como signos o caracteres de una forma de escritura que en conjunto forman una expresión con sentido, normalmente con la finalidad de transmitir información o comunicarse. En el caso del texto monográfico, éste se refiere a los textos utilizados en algunos géneros literarios para expresar cada detalle acerca de un tema o para sólo centrarse en un aspecto del mismo

¿Qué son los trabajos monográficos?

La etimología de la palabra proviene del griego, donde “mono” significa uno y “grafos” quiere decir escritura. Las monografías son textos o trabajos en los que se realiza una investigación en distintas fuentes como libros, revistas, páginas web, entre otros; para de esa manera lograr recopilar la mayor cantidad de información y los aspectos más importantes de un tema en concreto.

Características

  • Suele utilizarse normalmente en la elaboración de trabajos escritos, investigaciones, reflexiones y ensayos.
  • El autor tiene la capacidad de abordar la temática desde diferentes puntos de vista.
  • La finalidad es presentar al lector toda la información y datos posibles acerca de un tema. Además, en el ámbito académico también se busca hallar diferentes hipótesis para así extender los distintos tópicos que se abordan en la temática.
  • Es necesario seguir una estructura (introducción, desarrollo y conclusión) y metodología de investigación.
  • A pesar de que éstas suelen ser bastante extensas, aunque esto no significa que deben serlo de forma obligatoria.

Tipos de texto monográfico

Los trabajos monográficos pueden ser de diversos tipos, los cuales contienen sus propias características. Entre ellos encontramos los periodísticos, científicos, escolares y generales.

  • Periodísticas: son aquellas que se elaboran con la finalidad de extender la información acerca de una o varias investigaciones periodísticas. A su vez, se tocan temas desde una perspectiva ética y filosófica, para así utilizar argumentos personales y dar opiniones más subjetivas.
  • Científicas: se trata de un documento que expone de forma extensa un tema con una estructura ordenada y clara, dirigido a profesionales y a la comunidad científica. Para ello se suelen utilizar pruebas de todo tipo, como experimentos de laboratorio, sociales, estadísticas, tablas o teorías que permitan abordar la temática de manera objetiva.
  • Escolares: evidentemente éstos son realizados con el objetivo de elaborar un trabajo de investigación para la escuela. Aunque estos normalmente presentan las características de los trabajos monográficos generales.
  • Generales: finalmente, los generales son aquellos en los que se aborda un tema interesante para gran parte de alguna comunidad, respetando las estructuras básicas. Estos suelen ser utilizados en ámbitos empresariales, privados o personales.

¿Cuáles son sus funciones e importancia?

Como hemos mencionado a lo largo del artículo, éstos buscan presentar la información más completa acerca de un tema en concreto, por lo tanto, esa es su principal función. Sin embargo, este tipo de texto también cuenta con otros propósitos más específicos, como por ejemplo:

  • Buscan contribuir a la educación de los lectores del trabajo realizado.
  • También tienen como objetivo ayudar a ampliar la información existente acerca del tema o algún tópico del mismo; ya que el autor debe aportar contenido nuevo, fresco o innovador, además de que el área donde pertenece el tema tratado también se beneficia.
  • Para los profesionales, la elaboración de este tipo de trabajos les permite ganar reconocimiento en la comunidad donde se desempeñan.

Por lo tanto, además de presentar varias funciones, esta también trae consigo ventajas o beneficios; lo que significa que estos textos son de gran importancia en diferentes ámbitos como  la educación o la comunidad científica.

Elementos o partes de la monografía

El texto monográfico puede variar debido a las diferentes partes que lo componen. Depende del tipo de trabajo a realizar y del público al que estará dirigido.

Existe una estructura básica que mencionábamos en sus características (introducción, desarrollo y conclusión), que suele utilizarse en los ensayos y reflexiones, por ejemplo; mientras que la otra es la tradicional y que normalmente se utiliza en trabajos académicos o científicos, la cual es: resumen, introducción, desarrollo, conclusiones, bibliografía y anexos.

Dichos elementos cumplen su propio objetivo dentro del trabajo, por lo que es necesario explicarlos para tener una idea de qué tratan y cuál es el objetivo de los mismos. Debido a que el modelo tradicional es más amplio en cuanto a elementos e incluye los de la estructura básica, ese será el que explicaremos a continuación.

El resumen

Se refiere a un pequeño extracto acerca del contenido que los lectores encontrarán en la monografía; en cual es utilizado por algunos autores para así brindar un poco de información que permita llamar la atención de las personas sobre el tema a tratar.

La introducción

Es una parte del texto o trabajo en la que deberemos combinar las ideas a desarrollar junto al contexto del tema, para de esa manera preparar al lector sobre de qué trata el mismo.

El desarrollo

Es un apartado donde, como su nombre lo indica, se desarrolla el tema o tópico de interés, de forma organizada e intentando brindar la mayor cantidad de información y datos posibles. Para una correcta estructura de esta parte, lo ideal es dividirlo en capítulos que deban leerse en orden para entenderlo correctamente; ya que por ejemplo, no sería recomendable hablar de los tipos de texto sin saber la definición de los mismos.

Conclusión

Es la parte donde se expresan las respuestas a las ideas, dudas o hipótesis presentadas sobre el tema, así como también una forma de resumir el contenido tratado destacando lo más importante; en ella es posible argumentar e interpretar toda la información recopilada.

Bibliografía o referencias

Se refieren a las consultas realizadas para la elaboración del trabajo, es decir, las fuentes donde se encontró todo el material utilizado. A pesar de que en la escuela no suela utilizarse correctamente, el aparatado tiene como finalidad brindar las fuentes para que aquellas personas interesadas puedan consultar más acerca de algún aspecto en particular.

Anexos

Son la parte final de la monografía donde autor puede brindarle a los lectores material gráfico que fue utilizado como base para el desarrollo del trabajo, como por ejemplo un cuadro comparativo, estadísticas o porcentajes, entrevistas, entre otros.

Cada material debe estar clasificado y enumerado para así poder referenciarlos a través del desarrollo de una forma cómoda, rápida y sencilla.

El texto monográfico es uno de los trabajos académicos más utilizados alrededor del mundo, así como también lo utilizan periodistas, científicos y cualquier persona, organismo o empresa en general. Por lo tanto, esperamos que la información recaudada acerca de él te haya permitido obtener los conocimientos necesarios para su realización.

Deja un comentario