Tenía dolor en el ojo y el oftalmólogo le indicó que tenía 4 abejas en el ojo

Una mujer china de 29 años de nombre He, acudió al hospital por un dolor intenso y una gran inflamación, cuando los médicos la revisaron se horrorizaron al encontrar la causa del padecimiento: abejas.

De acuerdo con información de medios locales, horas antes de buscar ayuda, mientras arrancaba hierba de la tumba de un ser querido, sintió que algo se incrustó en el párpado inferior de su globo ocular izquierdo.

Pensando que se trataba de arena o tierra, se limpió el ojo con agua, sin embargo, la molestia continuó y se convirtió en un dolor punzante.

Esto tuvo alivio hasta que los médicos del Hospital de la Universidad de Fooyin retiraron de su conducto lagrimal las abejas.

Vi algo que parecía patas de insecto, así que, bajo un microscopio, las saqué lentamente y una a la vez sin dañar sus cuerpos”, indicó el oftalmólogo Hung Chi-ting en una rueda de prensa.

Las abejas sudoríferas o ‘halictidae’ son insectos pequeños, de entre dos y diez milímetros, que se encuentran en varias partes del mundo y no son agresivos, pero son atraídos por fluidos humanos como el sudor, de donde obtienen humedad y sales.

Los especialistas determinaron que las abejas halladas y extraídas vivas se alimentaban de las lágrimas de He, y calificaron el caso como único en su género.

Estimaron además que la vista de la paciente y las vidas de los insectos fueron salvados gracias a que la mujer decidió no frotarse los ojos.

[embedded content]


Ir a la fuente

Deja un comentario