Tener relaciones íntimas con tu mejor amigo podría reforzar la amistad: según estudio

Un estudio dice que el 76 por ciento de las personas consultadas tuvieron relaciones sexuales con un amigo en algún momento de su vida y eso fortaleció el vínculo o derivó en un noviazgo.







  Muchas personas no se atreven a tener sexo con un amigo por miedo a que eso afecte la relación. El temor a perder el vínculo por culpa de ese encuentro desalienta la tentación de probar.



  El prejuicio de la mayoría de la gente es que, una vez que se cruza esa línea con un amigo, la relación siempre empieza a estar desequilibrada porque una de las partes termina enamorándose de la otra. Pues la ciencia concluyó que todos esos reparos son infundados.

La ciencia defiende la importancia de mantener relaciones con amigos

  Varios estudios sostienen ya que tener una noche de sexo apasionado con un amigo no solo no es perjudicial, sino que podría robustecer la relación. Por tanto, ya no habríamos de ponderar siempre y elegir entre una cosa o la otra. 



  La reflexión que la mayoría de personas suelen hacer al respecto es que, una vez se ha mantenido una relación sexual con un amigo, la relación siempre se acaba estropeando porque uno de los dos acaba enamorándose del otro y por tanto las cosas pasan a un nivel distinto.
  Una investigación propuesta por la doctora Heidi Reeder, miembro de la Boise State University en Estados Unidos, concluyó que en el 76% de los casos, el sexo entre amigos mejora la amistad.
  El sexo entre amigos puede resultar más placentero que cualquier otro; y es que, entre ambos seres, existe confianza, cariño y esa seguridad que no siempre se tiene con la pareja.

La intimidad aumenta la confianza y crece la amistad

  A diferencia de lo que muchos creen, el contacto físico entre amigos es mejor pues se conoce de una manera más amplia a la otra persona y deja en libertad los sentimientos.



  La ciencia apoya la idea de mantener relaciones con amigos, ya que -según dice- un momento de lujuria no solo no es perjudicial para la amistad sino que puede llegar a fortalecer la relación. No todo tiene que acabar mal, el sexo entre amigos, ciertamente, es ideal para mejorarlo todo.

Investigación

  Un extenso estudio elaborado en la Boise State University ha confirmado que el pensamiento generalizado es falso y que el sexo entre amigos, efectivamente, es capaz de mejorar la relación, por lo menos, en la mayoría de casos que analizaron.



  Se encuestaron a 300 personas, y más del 75% reconoció que haber mantenido relaciones sexuales con un amigo o amiga había fortalecido su amistad. 
  El 20% admitió, en la misma línea, que en algún momento de sus vidas había tenido sexo con un amigo próximo y que, lejos de estropear la amistad, el contacto íntimo había hecho que se sintieran más unidos como amigos.
  Parece que cada vez son más las personas que están dispuestas a mantener contacto sexual esporádico con un amigo sin necesidad de confundir los sentimientos ni que por ello se tambaleen los cimientos de la amistad.

Las parejas que empiezan como una simple amistad suelen ser más duraderas

 Otra de las conclusiones del estudio es la siguiente: el 50% de los encuestados que tenían pareja y habían empezado su relación actual desde una simple amistad, todavía permanecían unidos a su pareja. 



 Dicho de otro modo: las personas que empiezan siendo amigos y que luego pasan a ser novios, tienen mayores probabilidades de durar más tiempo.
  Esto puede ser debido a que el nivel de confianza y entendimiento es mayor en estos casos que en el de personas que rápidamente se conocieron y se emparejaron sin haber pasado por el estadio de la amistad.

Su secreto aumenta el placer

  En la investigación participaron 300 personas y el 20 por ciento aseguró haber tenido contacto sexual con un amigo que, por supuesto, más allá de arruinar la amistad esta se fortaleció. El contacto íntimo les permitió sentirse más unidos y en confianza que nunca.



.
  Involucrar los sentimientos está a consideración, pero es muy importante no tomarse todo tan en serio, ya que no son pareja sentimental y únicamente saldrán para encuentros de sexo casual siendo discretos. Por lo tanto, no es necesario rendir cuentas al otro, pero no queda descartado el enamoramiento a corto plazo.

¡El 50% sigue en noviazgo!

  Las personas que comienzan como amigos con beneficios tienen un probabilidad alta de durar más como pareja, debido a que ya se estableció un vínculo de seguridad y confianza durante el sexo. 
 Si se planea continuar con la intimidad ambos deben dejar en claro qué se espera del otro y no confundir las acciones o malinterpretarlas; es decir, no caer en una amistad potencialmente tóxica.



  Si bien se tiene socialmente establecido que el sexo fuera de una relación romántica siempre conduce a un daño emocional y causa la destrucción de la misma, ahora existen nuevos tipos de relaciones y dinámicas de pareja que pueden sobrevivir de otras maneras.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Un estudio dice que el 76 por ciento de las personas consultadas tuvieron relaciones sexuales con un amigo en algún momento de su vida y eso fortaleció el vínculo o derivó en un noviazgo.







  Muchas personas no se atreven a tener sexo con un amigo por miedo a que eso afecte la relación. El temor a perder el vínculo por culpa de ese encuentro desalienta la tentación de probar.



  El prejuicio de la mayoría de la gente es que, una vez que se cruza esa línea con un amigo, la relación siempre empieza a estar desequilibrada porque una de las partes termina enamorándose de la otra. Pues la ciencia concluyó que todos esos reparos son infundados.

La ciencia defiende la importancia de mantener relaciones con amigos

  Varios estudios sostienen ya que tener una noche de sexo apasionado con un amigo no solo no es perjudicial, sino que podría robustecer la relación. Por tanto, ya no habríamos de ponderar siempre y elegir entre una cosa o la otra. 



  La reflexión que la mayoría de personas suelen hacer al respecto es que, una vez se ha mantenido una relación sexual con un amigo, la relación siempre se acaba estropeando porque uno de los dos acaba enamorándose del otro y por tanto las cosas pasan a un nivel distinto.
  Una investigación propuesta por la doctora Heidi Reeder, miembro de la Boise State University en Estados Unidos, concluyó que en el 76% de los casos, el sexo entre amigos mejora la amistad.
  El sexo entre amigos puede resultar más placentero que cualquier otro; y es que, entre ambos seres, existe confianza, cariño y esa seguridad que no siempre se tiene con la pareja.

La intimidad aumenta la confianza y crece la amistad

  A diferencia de lo que muchos creen, el contacto físico entre amigos es mejor pues se conoce de una manera más amplia a la otra persona y deja en libertad los sentimientos.



  La ciencia apoya la idea de mantener relaciones con amigos, ya que -según dice- un momento de lujuria no solo no es perjudicial para la amistad sino que puede llegar a fortalecer la relación. No todo tiene que acabar mal, el sexo entre amigos, ciertamente, es ideal para mejorarlo todo.

Investigación

  Un extenso estudio elaborado en la Boise State University ha confirmado que el pensamiento generalizado es falso y que el sexo entre amigos, efectivamente, es capaz de mejorar la relación, por lo menos, en la mayoría de casos que analizaron.



  Se encuestaron a 300 personas, y más del 75% reconoció que haber mantenido relaciones sexuales con un amigo o amiga había fortalecido su amistad. 
  El 20% admitió, en la misma línea, que en algún momento de sus vidas había tenido sexo con un amigo próximo y que, lejos de estropear la amistad, el contacto íntimo había hecho que se sintieran más unidos como amigos.
  Parece que cada vez son más las personas que están dispuestas a mantener contacto sexual esporádico con un amigo sin necesidad de confundir los sentimientos ni que por ello se tambaleen los cimientos de la amistad.

Las parejas que empiezan como una simple amistad suelen ser más duraderas

 Otra de las conclusiones del estudio es la siguiente: el 50% de los encuestados que tenían pareja y habían empezado su relación actual desde una simple amistad, todavía permanecían unidos a su pareja. 



 Dicho de otro modo: las personas que empiezan siendo amigos y que luego pasan a ser novios, tienen mayores probabilidades de durar más tiempo.
  Esto puede ser debido a que el nivel de confianza y entendimiento es mayor en estos casos que en el de personas que rápidamente se conocieron y se emparejaron sin haber pasado por el estadio de la amistad.

Su secreto aumenta el placer

  En la investigación participaron 300 personas y el 20 por ciento aseguró haber tenido contacto sexual con un amigo que, por supuesto, más allá de arruinar la amistad esta se fortaleció. El contacto íntimo les permitió sentirse más unidos y en confianza que nunca.



.
  Involucrar los sentimientos está a consideración, pero es muy importante no tomarse todo tan en serio, ya que no son pareja sentimental y únicamente saldrán para encuentros de sexo casual siendo discretos. Por lo tanto, no es necesario rendir cuentas al otro, pero no queda descartado el enamoramiento a corto plazo.

¡El 50% sigue en noviazgo!

  Las personas que comienzan como amigos con beneficios tienen un probabilidad alta de durar más como pareja, debido a que ya se estableció un vínculo de seguridad y confianza durante el sexo. 
 Si se planea continuar con la intimidad ambos deben dejar en claro qué se espera del otro y no confundir las acciones o malinterpretarlas; es decir, no caer en una amistad potencialmente tóxica.



  Si bien se tiene socialmente establecido que el sexo fuera de una relación romántica siempre conduce a un daño emocional y causa la destrucción de la misma, ahora existen nuevos tipos de relaciones y dinámicas de pareja que pueden sobrevivir de otras maneras.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.