Tanzania restablece controvertido impuesto a toallas higiénicas

Muchachas de la aldea de Kangagani en Chakechake Pemba, posan para una foto el 31 de octibre de 2017. Recientemente, Tanzania restableció un impuesto a las toallas higiénicas impacta desproporcionadamente a niñas y mujeres en zonas rurales. Foto de USAID en África vía Flickr, en dominio público.

El 13 de junio, Phillipo Mpango, ministro de Finanzas y Planeamiento de Tanzania, anunció la decisión de restablecer un impuesto a las toallas higiénicas en el presupuesto 2019/2020, lo que desencadenó un gran debate sobre el impacto que el impuesto tendrá en niñas y mujeres.

En 2018, el mismo ministro propuso eliminar el impuesto a las toallas higiénicas.

Este reciente anuncio generó indignación pública, sobre todo de las mujeres, que ven el impuesto como discriminación por género. El ministro explicó que la exoneración tributaria del año anterior no había tenido el efecto buscado —permitir el acceso a toallas higiénicas a precios asequibles y, por tanto, garantizar “mejor manejo de la salud menstrual”.

Pero la exoneración no redujo el precio minorista de las toallas higiénicas —más bien, permitió a los comerciantes elevar la tarifa de las toallas y aumentar sus ganancias.

El ministro afirmó que con este presupuesto, el Gobierno reducirá el impuesto a las utilidades en 5 % —entre 30 y 25 %— para los inversionistas que fabriquen toallas higiénicas localmente. El objetivo es atraer inversionistas, crear oportunidades de empleo y reducir la dependencia en las importaciones de productos sanitarios menstruales.

El precio del periodo

El anuncio del impuesto a las toallas higiénicas llega meses después de que la viceministra de Finanzas y Planeamiento, Ashatu Kijaji, insinuó que existía la posibilidad. El 23 de abril, la viceministra explico que el ministerio había recibido quejas de los consumidores en el sentido de que las toallas higiénicas seguían siendo muy costosas. Insistió en que el ministerio estaba buscando mejores opciones que beneficiarían a las mujeres y al Gobierno, y mencionó el impuesto a las toallas higiénicas como una posibilidad.

Ya en abril de 2019, Ummy Mwalimu, ministra de Salud, Desarrollo Comunitario, Género, NIños y Ancianos, declaró que su ministerio había recibido cartas que instaban a la reducción de los altos precios de las toallas higiénicas.

El costo promedio anual del periodo en Tanzania es de 36 000 chelines tanzanos, 15.63 dóalres.

Los actuales precios para toallas higiénicas desechables oscilan entre 2000 chelines tanzanos (0.87 dólares) a 4000 chelines tanzanos (1.74 dólares), dependiendo de la marca.

En respuesta a esos reclamos, Mwalimu escribó al Ministerio de Finanzas y Planeamiento y al Ministerio de Comercio e Industry para solicitiarles que pidan a los fabricantes la reducción del precio de las toallas higiénicas.

En junio, el parlamentario Upendo Peneza solicitó al Gobierno que fijara precios referenciales a las toallas higiénicas (precio fijo promedio). Pero el ministro de Industria y Comercio, Joseph Kakunda, explicó que el Gobierno solamente es responsable de fijar precios referenciales para bienes y servicios públicos —y las toallas higiénicas no están en esa categoría.

Entonces, el parlamentario Upendo Peneza solicitó una reunión entre el Gobierno y las partes interesadas para analizar cómo la exoneración a las toallas higiénicas pueden reflejar las necesidades de los consumidores en vez de restablecer el impuesto:

“Tulikutana na wauzaji/wasambazaji wa pedi, walitueleza kwamba wauzaji/wasambazaji wa jumla wamepunguza bei, tena kwa vielelezo, shida ipo kwa wauzaji wa rejareja. Serikali lazima ianzishe mfumo wa namna ya kusimamia maslahi ya watumiaj wa mwisho.” @UpendoPeneza #KutokaBungeni pic.twitter.com/2H0e7PHMge

— Clouds Media (@CloudsMediaLive) June 21, 2019

Nos reunimos con distribuidores y comerciantes de toallas higiénicas de este país y estos comerciantes, con ilustraciones, nos informaron que habían reducido los precios. El problema estaba en el lado de los minoristas, ahí es donde el precio no se ha reducido.

En su discurso, la parlamentaria Peneza:

The government has considered women’s opinions, it has considered Tanzanians’ opinions, it has considered the opinions from members of this parliament and that is why the tax was scrapped. Let us go back and sit down with the stakeholders dealing with sanitary pads, from distributors, consumers and other organisations so we can figure out how this reduction can benefit the citizens. However, rushing this is not right. In 2016, I said that exempting tax alone is not enough. However, the government must come up with a system of how to protect the interests of consumers. This was my move in 2016, this was my move in 2018 when I contributed on this same issue.

El Gobierno consideró las opiniones de las mujeres, consideró las opiniones de los tanzanos, consideró las opiniones de los parlamentarios y es por eso que el impuesto se eliminó. Regresemos y sentémonos con los interesados que se relacionen con las toallas higiénicas, desde distribuidores, consumidores y otras organizaciones para que podamos ver cómo esta reducción puede beneficiar a los ciudadanos. Sea como sea, apresurarse no está bien. Honorable vicepresidente de la Cámara… en 2016, dije que no bastaba la exoneración del impuesto. Sin embargo, el Gobierno debe plantear un sistema sobre cómo proteger los intereses de los consumidores. Ese fue mi pedido en 2016, ese fue mi pedido en 2018 cuando colaboré con este mismo tema.

Diversos líderes parlamentarios también se expresaron contra la restitución del impuesto a las toallas higiénicas. Zitto Kabwe, parlamentario que representa a Kigoma Ujiji, sostuvo que la menstruación es biológica y que gravar las toallas higiénicas era una injusticia con las mujeres.

La parlamentaria Sonia Magogo dijo que un año no era suficiente para que el Gobierno concluyera que fuera imposible restringir que distribuidores y comerciantes se adhirieran a controles de precios.

“Napinga suala la taulo za kike kurudishiwa kodi ikiwa ni mwaka mmoja tu tangu ile kodi imeondolewa. Naona huu ni muda mfupi kufanya tathmini kwamba imeshindikana kabisa kuwabana wafanyabiashara waendane na zile bei ambazo serikali ingezitaka”#CloudsDigitalUpdates#KutokaBungeni pic.twitter.com/cYlujnTlCO

— Clouds Media (@CloudsMediaLive) June 20, 2019

Honestamente, también me opongo totalmente a restablecer el impuesto a las toallas higiénicas. Digo esto porque ya pasó un año desde que se eliminó el impuesto y se ha restablecido tras un breve periodo, que personalmente creo que no basta para evaluar que es imposible restringir a los comerciantes que se adhieran a los precios que el Gobierno quiere.

Luego, la parlamentaria Magogo dijo:

If the government was successful with EDF machines, plastic bags and business IDs, I do not believe it would have been unable to control traders over such a sensitive issue to women. No woman chooses to get her period, whether she is extremely poor or wealthy.

Si al Gobierno le fue bien con los dispositivos fiscales electrónicos, bolsas de plástico e identificaciones para empresas, no creo que no pueda controlar a los comerciantes en un tema tan delicado para las mujeres. Ninguna mujer elige tener el periodo, ya sea extremadamente pobre o acaudalada

Pobreza de periodo

Muchas mujeres y niñas, sobre todo en regiones rurales, no pueden pagar por las toallas higiénicas y tienen que arreglárselas. Dhalia Mbaga, especialista en salud, citó estudio que muestran que el 91 % de las tiendas en zonas rurales de Tanzania ni siquiera las venden y que los “precios asequibles siguen siendo el mayor desafío”, según The Daily Nation.

La pobreza del periodo es una causa de ausentismo entre colegialas en zonas rurales. Algunas nunca han visto una toalla higiénica y, a veces, una toalla se corta en dos para compartirla entre dos niñas. La mayoría de veces, las colegialas en zonas rurales usan materiales inapropiados y antihigiénicos como trapos, algodón sin procesar y mazorcas de maíz, según encuestas realizadas por la Organización Neerlandesa de Desarrollo SNV.

El acceso deficiente al agua e instalaciones sanitarias básicas en las escuelas es una razón por la que las niñas rurales en Tanzania prefieren quedarse en casa cuando están con el periodo. Según Raleigh Tanzania, menos de la mitad de la población tiene acceso a agua potable y solamente el 16 % tiene acceso a instalaciones sanitarias adecuadas.

En un editorial para The Citizen, la escritora Anna Bwana apoyó el uso de productos menstruales reutilizables, como toallas de tela y copas menstruales, pues duran entre tres y diez años.

Sin embargo, en zonas rurales, donde la pobreza del periodo es notoria, la escasez de agua e instalaciones sanitarias hace que sea difícil mantener estos productos.

‘Las toallas higiénicas no son un lujo’

En Twitter, ha habido campañas y cibernautas que expresaron su indignación y su posición contra el impuesto a las toallas higiénicas con la etiqueta #PediBilaKodi [toallas higiénicas sin impuesto].

I support #PediBilaKodi Campaign calling the govnt to reduce/totally remove VAT on Sanitary towels /tampons 2 be cheaper & more affordable but urging stakeholders 2 create projects that provide spaces for girls&women 2 access the needed items freely in rural communities.#ReTweet pic.twitter.com/QGZTjtj11D

— Lisa_Kagaruki (@ElTeligon1001) June 19, 2019

Toallas higiénicas sin impuesto.
———–
Apoyo la campaña para toallas higiénicas sin impuesto, pido al Gobierno que reduzca o retire el IVA a las toallas higiénicas y los tampones para que sean más baratos y estén al alcance de todos, pero exhorto a los interesados a crear proyectos que brinden espacios a niñas y mujeres para que accedan a esos productos sin costo en las comunidades rurales.

Join the campaign to fight reintroduction of taxes(VAT) on sanitary towels in Tanzania. Periods are natural and we should not be punished for that! #PediBilaKodi pic.twitter.com/50CLWJocZY

— Deborah Maufi MD, MBA (@DeborahMaufi) June 21, 2019

¡Dejen de gravar nuestro periodo! Punto.
El periodo no es un lujo. Punto
.
——–
Únete a la campaña contra el restablecimiento de impuestos (IVA) a las toallas higiénicas en Tanzania. ¡Los periodos son naturales y no nos deben castigar por eso!

Algunos hombres en Twitter han demostrado ser aliados que no evaden el tema de la controvertida tasa:

Taxing women sanitary pads means taxing Women Menstrual Period. This is the most shameful act a government can do to its population. Any sensible & responsible MP would not entertain this. #Magufuli govt should feel ashamed to table this in Parliament for approval.#PediBilaKodi

— Deogratias Munishi (@DeoMunishi) June 21, 2019

Gravar las toallas higiénicas significa gravar el periodo menstrual a las mujeres. Esta es la acción más vergonzosa que un Gobierno puede tener con su población. Ningún parlamentario sensato y responsable contemplaría esto. La gestión de Magufuli debería tener vergüenza de presentar esto en el Parlamento para su aprobación.

Men; If you think it is their fight alone, you’re as worse as the ‘18% VAT’ itself. Lets all strech our hands and embrace the campaign to support our gentleladies. Hedhi ni maumbile na si anasa. #PediBilaKodi inawezekana period. @MSalimu @ChangeTanzania @RebecaGyumi https://t.co/ID4nYUz8Tc

— Emanuel Lameck (@GiftedMynd) June 20, 2019

Únete a la campaña de toallas higiénicas sin impuesto para presionar al Gobierno a que lo retire. La menstruación no es una opción para niñas y mujeres, y no deben pagar por esta característica biológica. Asegúrate de niñas y mujeres tengan el producto a bajo costo.
————-
Hombres, si creen que esta lucha es solamente de ellas, son peores que el propio 18 % de IVA. Estiremos la mano y unámonos a la campaña para apoyar a nuestras damas. La menstruación es genética, no un lujo. Tener toallas higiénicas sin impuesto es posible.

“If Tanzania had 50% of women in the parliament!!! Would taxification upon menstrual sanitary pads exist?”

-Tanzania needs more women in the next presidential term#PediBilaKodi pic.twitter.com/Tac4dbwu3V

— Brightius Kalokola 🇹🇿 (@DrKalokola) June 21, 2019

“Si Tanzania tuviera un 50 % de mujeres en el Parlamento, ¿existiría ese impuesto a las tollas higiénicas menstruales?”.

– Tanzania necesita más mujeres en el próximo periodo presidencial.

Todo esto impacta claramente en la vida de niñas y mujeres. Un cibernauta recuerda al mundo que la menstruación no es una elección:

Last year, the Govt removed VAT exemption on sanitary products. This year, it might be added back on. Let’s not move backwards. We want to see #PediBilaKodi – menstruation is not a choice, these are essential products for all women and girls! @MHDay28May @AfriCoMHM

— Halima lila (@halima_lila) June 19, 2019

El año pasado, el Gobierno retiró la exoneración del IVA a los productos sanitarios. Este año, puede restablecerla. No retrocedamos. Queremos ver toallas higiénicas sin impuesto, la menstruación no es una elección, ¡son productos esenciales para todas las mujeres y niñas!

Las toallas higiénicas no son un lujo, dice este cibernauta:

I can’t really stress this enough; Sanitary pads (products) are not a LUXURY but a NECESSITY!!! #PediBilaKodi #ItsTimeForAction pic.twitter.com/az8Heyd1Am

— Loyce🌸 (@1oyce) June 20, 2019

¡No es un lujo!
No al impuesto
.
——–
Realmente no puedo insistir en esto lo suficiente: las toallas sanitarias (productos) no son un LUJO, ¡¡¡sino una NECESIDAD!!!

Deja un comentario