#ESPECIAL: Garfield, sus 4 décadas | Sexenio

Pesando 2 kilos (demasiado para un gato), Garfield nació en la cocina de un negocio de comida italiana donde desarrolló su amor por la lasaña, y en general por todos los alimentos, pues era capaz de engullir hamburguesas, pizzas y hot dogs. El dueño del lugar, molesto por el apetito voraz del felino, decidió dejarlo en una tienda de animales. Ahí, Garfield conoció a Jon Bonachón, que pasaba por aquel lugar y notó al gato… Seguir leyendo