Más allá del amor ¿Por qué nos sacrificamos por nuestra pareja?

Las hormonas oxitocina y vasopresina, y en concreto mutaciones en sus genes, favorecerían la actividad de ciertas áreas cerebrales. La relación entre ambos factores podría ser el origen del altruismo, o sacrificio, en pro de la felicidad del cónyuge. [Pixabay]También te puede interesar Amor, pareja y sexualidad Ene/Abr 2017 Nº 16 Neurobiología, psicología y evoluciónEl amor es parte esencial de la vida. Incluye el cerebro, los sentimientos, la convivencia, el placer y la salud.… Seguir leyendo

Un abrazo en el momento indicado, no tiene precio

El abrazo de un ser querido nos ayuda a liberar oxitocina y nos permite sentirnos mejor en el momento, tanto si lo damos como si lo recibimos    Hay pocas cosas que reconforten más que un abrazo. Porque estos gestos sanan, calman preocupaciones y apagan esos miedos que nos hacen vulnerables, extraños en nuestra propia identidad. Nuestro cerebro, por curioso que resulte, está programado para conectar con las personas, para construir vínculos que nos garanticen el… Seguir leyendo