EL TRANSEXUAL LEANNE MILLS AFIRMA : «SOY LA PRUEBA DE QUE NINGUN HOMBRE PUEDE CONVERTIRSE EN UNA MUJER»

El ADN no engaña: somos lo que determina nuestra dotación cromosómica. Negarlo es, desde fuera, un chiste, pero desde den- tro un drama. Esa es la parte que nos oculta la propaganda «trans».Lamentablemente, muchas personas creen que pueden ir en contra de la biología, buscando corregir a una naturaleza cuya sabiduría es negada por una artificial y manipuladora ideología de género (de auto-odio, en realidad) que empuja a personas emocionalmente inestables a castrarse fisiológica… Seguir leyendo