BAILANDO CON LA MUERTE

(La siguiente historia le fue narrada al esoterista Franz Hartmann por uno de sus conocidos.)« Hace ya más de treinta años que tuvo lugar el siguiente evento, y la razón por la que nunca he dicho mucho al respecto es porque no creo en la existencia de los espíritus, los duendes o los fantasmas; y tampoco deseo ser sospechado por gente inteligente de albergar tales supersticiones. Además nunca hubiera esperado que alguien creyera en… Seguir leyendo