¿FIN DE CICLO O RESTAURACIÓN DEL BIPARTIDISMO?

Hasta nunca inepto, mezquino, vago, pusilánime y cobarde. Por fin eres un mal recuerdo.Lo sucedido el pasado viernes en el Parlamento español tiene múltiples lecturas, de las cuales solo el tiempo dirá cuáles resultan confirmadas. Por de pronto, el presidente del «wu wei» (el «arte de no hacer nada» del Tao) parecía querer hundir al partido consigo, y mostraba la misma falta de reflejos que (no) tuvo Aznar el 11-M. Su modo de encarar… Seguir leyendo