Marruecos aumenta su control en la frontera tras la promesa del Gobierno español de mediar ante la UE

Hace dos semanas, en la habitación donde Frank (nombre ficticio) reside en el barrio tunecino de Mesnana, el joven camerunés hablaba claro sobre las razones que empujan sus prisas para lanzarse, cuanto antes, a las aguas del Estrecho. “Los marroquíes nos están dejando entrar”, decía el hombre que, tras cinco años en Marruecos, se mostraba sorprendido ante las salidas diarias de decenas de embarcaciones. Esta semana, la misma persona y su círculo describen un panorama… Seguir leyendo