Un shampo argentino a base de una planta contra la calvicie hace furor en el mundo

La exportan a Gran Bretaña. El Conicet tiene la patente. En Mendoza es un arbusto protegido, pero las empresas empiezan a relevarlo. Las propiedades medicinales de la jarilla se conocen desde la época de los pueblos originarios, aunque los mendocinos de la ciudad a veces las ignoramos. Se usó durante siglos para la tos, las quebraduras, el cólera y la fiebre. Científicos del Conicet estudiaron el arbusto para validar lo que decían los ancestros, y… Seguir leyendo