“La belleza del saludo”, una hermosa reflexión de cómo ser educado puede salvar tu vida

Cuenta una historia que un hombre trabajaba en una planta empacadora de carne… Un día, terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo; se cerró la puerta con el seguro y se quedó atrapado dentro del refrigerador.   Golpeó fuertemente la puerta y empezó a gritar, pero nadie lo escuchaba.    La mayoría de los trabajadores se habían retirado ya a sus casas, y era casi imposible escucharlo por el grosor… Seguir leyendo