La revolución catalana “ahora o nunca”

El hecho de que cada cierto tiempo emerja una honda crisis política constituye un motivo de alegría para quienes desprecian la democracia y no reparan en sus bienes, la visibilidad y crítica de la gestión, la transitoriedad de los cargos públicos, la limitación y control del poder. Así que el problema, aunque lo parezca, no reside en el grado de desconfianza hacia la democracia. El problema radica en el modo en que determinados individuos y… Seguir leyendo