Discutir con tu pareja habitualmente fortalece la relación según la ciencia

Tienes un mal día, discutes con alguien en el trabajo o tienes un encontronazo con un amigo y el mal humor te lo llevas a casa. Como se suele decir, la confianza da asco y muchas veces terminamos discutiendo con nuestra pareja temas que ni le van ni le vienen simplemente porque estamos enervados y no medimos ni los modos, ni las formas.   Las discusiones forman parte de toda relación, independientemente el tiempo que lleven… Seguir leyendo