Disculpe el señor

Disculpe el señorSi le interrumpo, pero en el recibidorHay un par de pobres quePreguntan insistentemente por usted No piden limosnas, no…Ni venden alfombras de lanaTampoco elefantes de ébanoSon pobres que no tienen nada de nada No entendí muy bienSin nada que vender o nada que perderPero por lo que pareceTiene usted alguna cosa que les pertenece ¿Quiere que les diga que el señor salió…?¿Que vuelvan mañana, en horas de visita…?¿O mejor les digo como el… Seguir leyendo