Buscar ayuda no es un signo de debilidad, sino de inteligencia



chica-sentada-en-silla (1)

Buscar ayuda no es un signo de debilidad, sino de inteligencia

Ciertamente, la mayoría de nosotros somos capaces de resolver las situaciones complicadas que se nos presentan por nuestras propias vías. Sin embargo el solicitar ayuda no se excluye del abanico de opciones que podemos utilizar como recursos, para superar cualquier inconveniente.

El pedir ayuda, para quienes no están acostumbrados a depender de alguna manera de los demás, puede resultar un tanto difícil, puesto que muchas ideas alrededor del hecho rondan con frecuencia:

Mujer-triste-sentada1 (1)

  • No somos capaces de resolver nuestros conflictos.
  • Nos van a ver como perdedores.
  • No nos van a tomar en serio a posterior.
  • Podemos reflejar la imagen de irresponsables.
  • Nos pueden tildar de dejados o de cómodos.
  • Pueden pensar que buscamos las salidas sencillas.

En fin… Nos podemos ahogar en una cantidad inmensa de saboteadores, que solo reflejan la importancia que le damos a lo que opinen los demás de nosotros, en lugar de abrir espacio para dejar entrar lo que del otro nos puede sumar en un momento determinado.

Si bien es cierto que hay quienes no pierden tiempo para juzgar y criticar la vida de los demás y realmente disfrutan cuando alguien a su alrededor sufre un tropiezo o mejor aún, una caída, también es necesario resaltar que muchas personas están dispuestas a ayudar, inclusive de manera desinteresada.

ayudar

El pedir ayuda no debe ser visto como una muestra de debilidad, sino como una muestra de inteligencia, en donde estamos reconociendo que necesitamos la intervención de alguien para seguir adelante y esto es totalmente válido.

El solo reconocer que algo se nos escapa de nuestra posibilidad de resolución, al menos en este momento, nos habla de humildad. ¿Cuántas personas no vemos que prefieren hundirse en una situación, antes de pedir auxilio? Ciertamente hay situaciones en las que no necesitamos decir nada para recibir una ayuda o un apoyo, sin embargo, en muchas ocasiones, tendremos que manifestar con claridad lo que creemos necesitar.

No perderemos nada con ello, por el contrario, ganaremos recursos valiosos, tiempo y energía, que podremos dedicar a una fase más adelantada del proceso, a la cual se nos complicaría llegar si no pedimos una ayuda de forma oportuna.

Muchas veces vemos inclusive que alguien se niega a acudir a una terapia, a una asesoría personalizada, argumentando que nadie conoce mejor sus vidas que ellos, que no están locos, que no necesitan que alguien que quizás no puede manejar su propia vida le diga qué hacer. Sin tomar en consideración que quizás solo necesiten que otra persona le preste sus ojos para verse a sí mismo desde otra perspectiva, quizás solo necesitan que alguien le ayude a quitar un simple velo, o que le muestre dónde tiene guardadas todas las herramientas que necesita para resolver un conflicto.

No subestimemos la ayuda de los demás, desde nuestras personas más cercanas, hasta aquellas que se han formado para ayudar e inspirar a otros. Recurrir a esa ayuda no nos convertirá en personas débiles, por el contrario, por lo general nos hace salir fortalecidos y a sabiendas de que nunca, en ningún caso, estamos realmente solos.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Yo sigo creyendo que los buenos somos más



hombre-subiendo-a-las-estrellas

Yo sigo creyendo que los buenos somos más

Ciertamente la vida está llena de contrastes, de cosas que nos agradan y cosas que rechazamos… Y aun cuando no me gustan las etiquetas, para este mensaje en particular quiero establecer lo que para mí, de acuerdo a mi sistema de creencias significa ser bueno…

  • Ser bueno es mirar la vida con agradecimiento, apreciar los grandes y pequeños milagros y sentir plenitud por el simple hecho de existir.
  • Ser bueno es mirar a los demás como si nos miráramos a nosotros mismos, entender que cada uno de nosotros vive su proceso particular, por lo que juzgar y criticar es un irrespeto.
  • Ser bueno es poder dar un poco de nosotros, de lo que tenemos, de lo que somos a alguien más.dar
  • Ser bueno es querer un mundo mejor, donde la felicidad de todos sea una prioridad y un propósito común.
  • Ser bueno es acercarnos a nuestra esencia, entendiendo que somos más que nuestro cuerpo y escuchar lo que en medio de susurros nuestra alma tiene que decirnos.
  • Ser bueno es respetar los sueños de los demás, sin burlas, sin menosprecios, sin envidias, sin rivalidades y de ser posible colocar una pluma a esas alas que se alistan a volar.
  • Ser bueno es procurar ayudar a otros en lo que se encuentre dentro de nuestras posibilidades.
  • Ser bueno es tocar la vida de los demás solo para sumarles.
  • Ser bueno es mirar más allá de lo físico, es buscar en el alma de las personas.
  • Ser bueno es permitir al otro ser como quiera ser.
  • Ser bueno es no creer que somos dueños de la verdad y entender que pueden existir millones de maneras mejores a la que nosotros creemos la mejor.
  • Ser bueno es tomarnos un segundo antes de responder, es pensar que queremos ofrecerle al otro algo que le nutra, que lo haga crecer, en lugar de lastimarle.Niño-llorando-con-la-mano-en-la-boca
  • Ser bueno es amar la naturaleza en cualquiera de sus formas.
  • Ser bueno es rescatar las buenas noticias y hacernos eco de ellas.
  • Ser bueno es demostrar nuestro afecto con palabras, con acciones, con pensamientos.
  • Ser bueno es querer sacar lo mejor de nosotros mismos, por nosotros y por quienes nos rodean.
  • Ser bueno es valorar a quienes nos quieren, reconociendo sus detalles, sus gestos, sus esfuerzos.
  • Ser bueno es reconocer que son más los motivos que tenemos para sonreír.
  • Ser bueno es descubrir que lo que no nos gusta en los demás, debemos trabajarlo en nosotros mismos.
  • Ser bueno es apostar por un mundo mejor, más honesto, más libre, más sensible, más de todos.
  • Ser buenos es reconocer que todos somos uno.

Ser bueno no tiene nada que ver con religiones, ni con dogmas, tiene que ver con la conexión que sentimos con los demás y con la energía creadora. No se trata de juicios de valores, se trata de procurar para nosotros y para los demás lo que consideramos lo mejor posible, se trata de dirigir nuestros esfuerzos hacia un mundo mejor, se trata de aceptar la diversidad y de entender nuestro paso por este mundo…

Sé que en cada persona que conozco hay algo de lo que dentro de mis etiquetas personales catalogo como bueno y por ello, con propiedad aseguro que los buenos somos más.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Síntomas inusuales de depresión



mujer-rostro-laminado-naturaleza

Síntomas inusuales de depresión

La depresión es un estado emocional por el que todos los seres humanos podemos pasar en algún momento de nuestras vidas. El cuadro va a depender de la persona que lo padece, hay indicativos claros que muestran un estado depresivo, mientras que hay síntomas que no necesariamente se asocian a ello, que vale la pena conocer.

Los síntomas comunes son tristeza, debilidad, desánimo, falta de alegría por la vida, no encontrar propósitos, etc. Pero acá queremos presentarte algunos síntomas, que quizás por sí solos pueden no representar un llamado de atención, pero su combinación debe levantar las alertas.

Dolencias crónicas: El dolor físico es un nivel superior de nuestras expresiones emocionales. Cuando no hemos atendido algo a nivel emocional el dolor físico aparece para llamar nuestra atención. Los dolores crónicos con o sin motivo aparente, pueden ser un síntoma de depresión.

dolor

Acné: La presencia de acné puede representar el deseo interno de alejarnos de las personas que nos rodean, de querer estar solos o tener miedo de que nos lastimen, lo cual puede estar relacionado con un cuadro depresivo. Esto principalmente en el caso de que no haya sido una condición habitual.

Aumento de peso: Así como la disminución de peso repentina se asocia a la depresión, generada por la inapetencia y el desánimo, el aumento de peso, también nos indica un desorden en nuestros hábitos o respuestas químicas o metabólicas  de nuestro cuerpo, que pueden estar asociadas a un cuadro depresivo.

Descuido en la higiene personal: El perder las ganas de arreglarse, asearse, practicar higiene bucal, afeitarse, bañarse, es un síntoma de depresión. La poca capacidad de atender las necesidades higiénicas básicas, nos hablan de mucho que atender a nivel emocional.

Estados de rabia e intolerancia: El mal humor, la susceptibilidad es un indicativo de estar en desagrado con el mundo y aun cuando la rabia, la frustración, están cargadas de más energía que la tristeza, también puede ser un síntoma de depresión.

mujer-con-lobo-emergiendo-del-pecho

Apatía: La indiferencia por lo que pase interna o externamente, es un indicativo de pérdida de esperanza, de ilusión, de intención. Y esa pérdida de interés se asocia a la depresión.

Disminución del apetito sexual: No hay intenciones de intimar con la pareja, ni deseo sexual en absoluto. El sexo que normalmente contribuye a la felicidad no es demandado, ni deseado. En los hombres con mayor evidencia que en las mujeres, debido a la imposibilidad de tener o mantener una erección.

Aislamiento: Deseos de soledad, de ensimismamiento, no en el mejor sentido, no refugiándose en la soledad, sino apartándose del mundo, cosas que no necesariamente son equivalentes.

La depresión tiene muchas caras, no solo la de la tristeza y el desánimo, es importante reconocer los síntomas menos comunes en nosotros o en quienes nos rodean, con el fin de no darle largas y tomar medidas tempranas en el asunto.

Por: Sara Espejo






Cualquier cosa que cargues con amor, no te pesará



cargando mundo

Cualquier cosa que cargues con amor, no te pesará

Cuando todas las responsabilidades que algunos pueden llamar cargas, son llevadas en el corazón, tienen la particularidad de no pesar, no importa cuán largo sea el camino, ningún esfuerzo que hagamos, nos dará pesar.

Cómo asumimos nuestros compromisos, marca una diferencia considerable al momento de tener que accionar o tomar decisiones que tengan que ver con ellos. Cuando no lo hacemos desde el amor, ese compromiso toma carácter de obligación y nada obligado se lleva con placer.

“Y todo lo que haces por obligación se lleva la alegría de tu corazón.”  ― Fito Páez

Nuestras “obligaciones”, son compromisos que preferiríamos no tener, que nos atan, que nos limitan, que nos pesan, que nos estorban… Los adquirimos, pero casi que sin tener otra opción posible que pudiésemos tomar, que no sea la de quedar como irresponsables o indolentes ante una determinada situación.

Niña-con-diente-de-leon-3

Ciertamente cada una de nuestras acciones y decisiones tiene una o varias consecuencias y a veces no nos sentiremos muy a gusto con haber cruzado una puerta. Sí, podemos regresar, pero quizás lo tengamos que hacer con una carga a cuestas. Si este escenario no lo podemos cambiar, lo mejor que podemos hacer es quitarnos ese peso de la espalda y colocarlo en el corazón, allí todo se aligera.

Cuando hacemos las cosas desde el amor, desde la bondad, desde nuestra capacidad de servir al otro, de ser útil, de ayudar, de ofrecer lo mejor de nosotros a quien lo necesita, es entonces, cuando asumido el compromiso desde el corazón.

“Lo mejor del mundo lo han hecho siempre los diletantti, los que hacen las cosas por deleite, por amor y no por obligación o rutina.” ― Gregorio Marañón

Sé uno de los que dirige sus acciones desde el amor, desde el placer, sin darle una connotación de obligatoriedad a ninguno de tus compromisos. No pienses que te restan libertad, sino que por el contrario te ayudan a expandirte, a ser más versátil, a conocerte, a dar de ti, a pensar en lo que está fuera de ti, lo cual también es beneficioso.

niña-que-abre-regalo-del-que-salen-mariposas

Si te pesan tus compromisos, enfócate en los propósitos, en los fundamentos, en los pronósticos, allí encontrarás herramientas que te ayudarán a cambiar de posición la carga y acercarla poco a poco a donde ya no pese más.

“El equipaje no pesa, y el camino no cansa, cuando lo que se carga es el amor…”

Por: Sara Espejo – Rincón de Tibet






Error común: ¿Cómo llenar el alma en lugar de cómo llenarnos de alma?



Soul-of-the-Universe-1080x675

Error común: ¿Cómo llenar el alma en lugar de cómo llenarnos de alma?

Escuchar hablar de nuestra alma como si ella pudiese asociarse a lo que sentimos, sin duda despierta un tanto de ternura, ante la ingenuidad de poder pensar que esa parte espiritual de nosotros pueda sufrir de los males de nuestro cuerpo físico o mental.

Nuestra alma está completa, está perfecta, está plena, en conexión directa con la fuente, ella como parte esencial de quienes somos, hace un plan especial y decide encarnar en nuestro cuerpo para sentir, para experimentar, para sumar la vivencia de un tránsito más.

De hecho difícilmente hayamos venido a este plano a aprender, pero sí hemos venido a sentir, cosa que aparentemente nuestra alma necesita a nuestro cuerpo y quizás a muchos otros.

CUANDO EL ALMA LLORA

Entendemos a lo que se refiere el decir que nuestra alma necesita llenarse al estar triste, pero, ¿por qué más bien no tratamos de llenarnos de alma cuando estamos tristes?

¿Qué queremos decir con esto?

Que nos conectemos a esa fuente de bienestar infinita, que entremos en conexión con nuestra esencia y recordemos quienes somos en este tránsito. Al silenciar nuestra mente, nos será más sencillo escuchar nuestra alma, llenarnos de ella, de su paz, de su seguridad, captar que todo es perfecto tal y como está, que esto ya sabíamos que pasaría.

Cuando decidimos venir a esta experiencia sabemos que vamos a sufrir, que vamos a olvidar de dónde venimos, que vamos perder a personas que amamos, que nos perderemos muchas veces a nosotros mismos, que nuestras almas cercanas nos están acompañando, que quizás enfermemos, que estaremos limitados por un cuerpo, etc., etc., etc. Pero todo eso queda reservado en un nivel de consciencia al cual no tenemos acceso.

hermandadblanca_org_en-busca-de-la-luz-interior-2-620x496

Sin embargo, cuando nos permitimos sentir nuestra parte espiritual, por breves instantes, el ego calla, los miedos se van, las dudas se disipan, las tristezas no tienen lugar, la compasión nos invade y nos sabemos amor, nos sabemos paz y desde allí entendemos que todo está bien tal y como está. Solo debemos procurar esos breves momentos de verdadera luz, solo debemos volver a lo que somos un instante para que todo tenga sentido.

Tu alma siempre se alimentará de amor, pero nunca está falta de él. Nosotros, en nuestro cuerpo y en nuestra mente somos los que cortamos ese torrente de divinidad y perdemos conexión con lo que somos, pero los silencios, son los que nos susurran y en algunos casos nos gritan lo que realmente somos.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Un minuto de silencio por esos que alguna vez llamamos amigos



mujer-que-rie

Un minuto de silencio por esos que alguna vez llamamos amigos

Absolutamente todo cambia, sin embargo, cuando hablamos de nuestros amigos, nos cuesta muchísimo reconocer que ese valioso nexo pueda ser sustituido por otro. Perder un amigo, por los motivos que sean, duele.

Los amigos son personas que por afinidad llegan a nuestras vidas y se hacen espacios más importantes en ella que las mismas personas que por consanguinidad llamamos familia. Son los hermanos que escogemos, algunos más o menos cercanos, pero cuando llamamos a alguien amigo, más que por un acto cortés, es porque le hemos dado la bienvenida a nuestras vidas, con la intención de un para siempre.

Lamentablemente algunas relaciones se pueden deteriorar por diversos motivos, sin embargo, cuando una amistad se rompe, esto es consecuencia de una o varias malas acciones llevadas a cabo por uno o ambos miembros.

separación

Si bien es cierto que la distancia puede enfriar una amistad, también lo es que los verdaderos amigos pueden estar mucho tiempo sin establecer contacto y reencontrarse parece enlazar el último punto en el que estuvieron juntos con el presente, como si nada hubiese ocurrido. El cariño y la hermandad se mantienen.

Sin embargo, cuando la amistad atraviesa traiciones, engaños, abusos, calumnias, cuando de forma intencional o consciente una de las partes daña a la otra, difícilmente esa amistad pueda continuar.

Lo más triste de la traición es que nunca viene de un enemigo.

Podemos partir de que si termina, nunca fue una verdadera amistad. Pero esto sería no entender que las cosas cambian de manera constante y no se excluyen de la lista: las prioridades, los sentimientos, los intereses, las maneras e incluso las formas de reaccionar y valorar. Estos cambios, cualquiera de ellos puede dar paso a conductas inadecuadas, a separaciones irreversibles, a heridas y así a rupturas.

riqueza falsa

Cuando una amistad termina y más cuando lo hace en términos comprometedores, puede resultar un factor adicional de preocupación el manejo de información del otro. Como sabemos la confianza en un amigo es amplia y ello lleva consigo el haber llenado un saco muy grande de confesiones, de intimidades, incluso de cosas que nos gustaría mantener en secreto. Por lo que acá ambas partes quedan sujetas a la ética del otro.

Evidentemente el deshacer una amistad no está dentro de las metas iniciales en la relación. Pero puede pasar, por ello, si no queremos sentirnos expuestos a que nuestra intimidad sea vulnerada, debemos cuidar la información que damos y si hay algo que queremos mantener en secreto, pues nuestro interior es el mejor recinto para ello.

Las amistades se pueden recuperar a muchos tropiezos, pero por lo general no vuelven a ser las mismas. Es por ello, que te invito a disfrutar de tus amigos, a valorarlos y a cultivar esa relación, procurando cuidarla de tal forma que sobre ti no caiga la responsabilidad de su ruptura.

Y no te lamentes por esos amigos que hicieron lo necesario para estar fuera de tu vida… La vida tiene curiosas formas de limpiar tu camino para que llegues a donde te conviene llegar.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






A veces solo te tendrás a ti para darte ánimo, así que practica



chica-luces-rostro-576x383

A veces solo te tendrás a ti para darte ánimo, así que practica

Resulta muy agradable el contar con el apoyo de quienes nos rodean cuando atravesamos por situaciones particulares, sin embargo, muchas veces las condiciones no estarán dadas para ello, bien sea porque estamos lejos de esas personas, porque no hemos puesto en evidencia que estamos pidiendo un salvavidas, porque no estamos rodeados de ese tipo de personas o bien no inspiramos que nos impulsen.

Cualquiera que sea el motivo, sin detenernos a analizarlo, nos hace pensar que podemos ser autosuficientes y que podemos encontrar en nosotros mismos la motivación que quizás sentimos necesitar de un ente externo.

Para ello es necesario el reconocimiento y la valoración, de lo que somos, de lo que tenemos, de todo nuestro inventario y desde allí resultará sencillo decirnos a nosotros mismos: “eres un ser con capacidades ilimitadas, múltiples virtudes y millones de posibilidades a tu alcance”. Cuando entendemos esto, nuestros pasos se hacen más ligeros.

mujer caminando

Ya el hecho de convencernos de esa afirmación resulta muy beneficioso, porque muchas veces el problema radica en que no somos capaces de reconocer eso que somos, que no es un invento, es así, somos todos, por naturaleza seres maravillosos, con capacidad de crear nuestras vidas a la carta, pero vivimos saboteándonos.

El solo hecho de esperar de alguien ánimo, reconocimiento, apoyo, solo habla de lo poco que nos conocemos, del poco valor que nos podemos dar y de la importancia que le damos a los estímulos externos.

Entendamos que mientras mantengamos vivas esas creencias limitantes, estaremos cerrando el torrente de bienestar que habita en nuestro ser, aprende a decirte a ti mismo:

¡Tú puedes!

mujer-presente-fuerte

Confía en tu intuición cuando susurre, poco a poco te irás sensibilizando ante su voz y no tendrás que esforzarte, ni silenciarlo todo para escucharla, ahí está el ánimo que necesitas, la confianza y la calma.

Celebra tus logros, por pequeños que parezcan, anida en tu mente pensamientos que te generen bienestar, que te dibujen sonrisas en tu rostro, el mantenerte conectado con lo que te hace bien, te mantendrá la mayor parte del tiempo creando cosas agradables a tu vida y cada vez las situaciones en las que sientas necesitar una grúa se distanciarán, porque irás siempre con tu salvavidas de la confianza puesto, que te dará la certeza que incluso cuando no lo parezca, todo va por un buen camino.

Disfruta de ti, reconócete y llega a donde te corresponde llegar.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Cuida lo que dices frente a tus hijos



alikepor

Cuida lo que dices frente a tus hijos

Nuestros hijos, cuando están en sus edades tempranas son muy sensibles a la información que reciben y como complemento, absorben todo a su alrededor, inclusive lo no verbal. Los niños que están desarrollando sus mecanismos de control de emociones, desarrollando su sistema de creencias, que lo condicionará de manera importante durante toda su vida y que de manera adicional no tiene la capacidad para expresarse y dar a entender su sentir a quienes le rodean, son vulnerables a ser afectados por cualquier estímulo a su alrededor.

Es por ello que resulta súper importante, inclusive, cuando pensamos que se encuentra lo suficientemente maduro emocionalmente como para escuchar cierto tipo de información, que filtremos los mensajes que comunicamos, porque muchas veces terminamos por dañar a quienes más queremos.

alikeee

Un error común que suele verse en algunos padres, especialmente en aquellos poco responsables con sus actitudes y que no entienden las consecuencias de sus actos, es dirigirse de manera despectiva, insultante o agresiva al otro progenitor en presencia del niño. Lo mismo cuando hacen referencia o hablan de las acciones del progenitor ausente, quebrando los pilares fundamentales del niño.

Un padre puede llegar a pensar que la información que maneja delante del niño, puede resultar en un beneficio personal, ganando más afecto por parte del niño o intentando colocarlo en contra de la otra persona. Lo cual no solo está afectando el tiempo presente del niño, sino haciéndolo vulnerable en un futuro.

¿Queremos ser buenos padres? Amarremos nuestros impulsos primitivos delante de nuestros hijos, porque los daños emocionales generados en la infancia, tardan mucho en sanar, inclusive en muchos casos, nunca sanan. Usemos el potencial de los niños para hacerlos seguros de sí mismos, para tener confianza en su entorno, para que amen a sus padres, para hacerles bien…

alike-14

Amar a los hijos va más allá de comprarle un juguete o un reloj costoso, amar representa respetar y parte de ello es justamente respetar sus más preciados afectos, la de sus padres, conservando su imagen y procurando que sean para ellos sus soportes más fiables. Afectar la imagen del otro progenitor porque tu ira, tu inmadurez, tu desacierto no posee límites es simplemente un acto de desamor, una prueba de que lo que sientes negativo por esa persona que contribuyó a la vida de tu hijo es más importante al afecto que dices tener por él.

Todos pasamos por momentos de rabia, incluso muchos llevan este estado emocional como forma de vida, pero no es tu hijo quien deba pagar por ti o por tus decisiones. Aprende a cuidar lo que dices delante de los niños, porque quedará para siempre grabado en sus corazones.

Imágenes tomadas del corto español: Alike

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Quiero para ti lo que tú quieras para ti



pareja-agarrada-de-la-mano

Quiero para ti lo que tú quieras para ti

Presuntamente esto es lo que nos puede decir ese ser superior que va más allá de la parte física de nosotros mismos que podemos reconocer frente al espejo. Esa parte de nosotros que es luz y que existe mucho antes de venir a vivir experiencia vital.

En el mundo espiritual no existe algo bueno o algo malo, esas etiquetas solo existen en nuestra mente y corresponden a una cantidad considerable de creencias que hemos alimentado a lo largo de nuestras vidas. En el mundo espiritual todo es perfecto tal y como es, la opción que elegimos en la infinidad de posibilidades, es perfecta, porque corresponde al nivel de consciencia que tenemos en cada uno de los momentos de nuestra vida en este plano.

Camino-de-estrellas (1)

Cuando hablamos de injusticias en el mundo, cuando hablamos de bondad o de maldad, cuando hablamos de mejores o perores caminos, no terminamos de entender que la vida es un gran sí, que nos dará lo que necesitemos para armar nuestra experiencia de vida como la queramos, que inclusive hay cosas que ya tenemos acordadas antes de nacer y en algunas oportunidades involucra a otras almas que nos acompañan en esta aventura en el nombre del amor.

Entender que cada uno está en su proceso, es poder afirmar que queremos para el otro, lo que el otro quiera para sí y algo diferente a esto solo corresponde a la imposición de criterios, al control que pretendemos tener sobre todo y sobre todos, más aún sobre aquellos que decimos amar.

pareja camino

Permitirle a cada quien ser como es, representa respetar su proceso, está asociado al reconocimiento de que cada quien está en su derecho de vivir su vida a su manera, de escoger de acuerdo a lo que considera mejor para sí… A fin de cuentas lo que reconocemos al permitirle al otro ser es que: yo soy como soy y eso está bien y el otro es como es y eso también está bien.

Aprendamos a darle la posibilidad al otro de actuar sin interferencia, recordemos que dentro de esa persona está esa guía maravillosa, que se expresa a través de su intuición, que tiene un plan perfecto para ella y que mientras menos intentemos imponer nuestras maneras, con mayor facilidad, esa persona alcanzará sus propósitos.

A fin de cuentas todo encajará a la perfección, los puntos podremos unirlos con facilidad, pero solo de adelante hacia atrás. Confía en el proceso de la vida, suelta el control, permítete vivir esta experiencia con plena consciencia de su milagro y permítele a los demás que vivan sus vidas como ellos quieran hacerlo… Ésa es sin duda, la mayor muestra de amor.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






En los peores momentos, la fe es lo que te mantendrá a flote



caballito-1

En los peores momentos, la fe es lo que te mantendrá a flote

Todos tenemos una tabla de salvación que va con nosotros a todas partes, que podemos usar en cualquier momento y si de verdad estamos muy predispuestos en determinados trayectos podemos decidir usarla de forma indefinida, este salvavidas se llama fe.

La fe tiene características comunes con el miedo, en ambos nuestra mente se enfoca en un resultado, a través de la fe, nos enfocamos en el mejor resultado posible, en lo que mayor beneficio nos reportará, en lo que será mejor para nuestras vidas. Mientras que el miedo nos empuja a pensar en los peores resultados posibles, a generar en nuestras mentes escenarios en donde las cosas no se dan como queremos o nos traen consecuencias nefastas a nuestras vidas.

miedo-

Mientras nos alimentamos de temor, la vida nos dará motivos para temer, nos dará la razón y se encargará de demostrarnos que hay siempre que temer. Si nos alimentamos de fe, nos mostrará la otra cara, en donde podemos recibir, aquello que optimistamente esperamos.

Lo que debemos rescatar es que la vida siempre nos complace, si creemos que estará a nuestro favor, lo estará, si creemos que estará en nuestra contra, lo estará. ¿No resulta súper valiosa esta información?

Si supieras que todo está siempre bien realmente, y que siempre tiene un final feliz, entonces no te sintieses miedo de tu futuro.

¡Todo está realmente tan bien!

Si pudieses creerlo y confiar que así es, inmediatamente todo estaría bien automáticamente.

– Abraham Hicks

Baja la guardia, permite el bienestar en tu vida, deja de temer y sustituye tus miedos por fe y comienza a crear desde allí, desde la confianza en que todo tiene un final feliz y desde ese punto de partida crearás la realidad que coincida con ello y allí está “el secreto”.

Amor-vence-miedo

El universo responde a tu vibración, tú eres un ser vibratorio, así que procura vibrar en una frecuencia diferente. Puedes pensar en muchas cosas, decide escoger un canal diferente para enfocarte, quédate con lo que te haga sentir seguro, tranquilo. Distráete de esos pensamientos cargados de miedo y mueve tu punto de atracción.

Tienes un caudal a tu disposición. El universo te está ofreciendo en todo momento, no bloquees lo que sí quieres con tus pensamientos saboteadores, con tus miedos, porque te ofrecerá más de eso que te hace sentir temeroso. Los temas que más te preocupan son los que menos te permitirán estar en bienestar, enfócate en los que te dan sosiego, llena tu mente y tu corazón de fe y mira como todo cambia.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Presta atención a las relaciones más complicadas de tu vida



mujer-guerrera-1

Presta atención a las relaciones más complicadas de tu vida

Ciertamente sería ideal el que todas nuestras relaciones fluyeran dentro del marco de lo agradable y armónico, sin embargo, puede ocurrir que tengamos ciertos nexos que por un motivo u otro no podemos romper y que nos saquen con facilidad de nuestros estados de equilibrio.

Estas relaciones, si bien podemos hacer lo posible por ignorarlas y vernos lo menos afectados posible, también es cierto que tienen mucho que mostrarnos. Todas las relaciones son espejo, sirven para reconocer en nosotros rasgos que solo podemos apreciar a través del reflejo.

espejo

Por lo que si el huir puede ser una reacción válida y natural al estar frente a relaciones desgastantes, resultará altamente enriquecedor determinar quienes estamos siendo o en qué nos estamos enfocando para atraer a nuestras vidas este tipo de relaciones.

Normalmente cuando logramos huir, la vida se encarga de ponernos nuevamente ante escenarios muy parecidos, tanto que podemos resumir la experiencia con: esto me parece haberlo vivido antes, sin tratarse de un deja vu. Si logramos determinar por qué estamos atrayendo cierto tipo de relaciones en nuestras vidas, podremos generar los cambios que necesitemos en nosotros, con el fin de generar nuevas y diferentes realidades.

Pueden pasar dos cosas cuando generamos cambios en nosotros, las personas con las que sostenemos relaciones complicadas se alejan sin mayor esfuerzo y aquellos vínculos que creíamos forzados y casi obligatorios, se disuelven o el tipo de relación cambia y se va perdiendo la complicación que la caracterizaba, ya no hay desgaste, todo fluye y evolucionamos de la mano hacia otro tipo de relación.

espejo

Cuando nos responsabilizamos por nuestra creación y por lo que atraemos a nuestras vidas, nos tratamos con un poco más de condescendencia e inclusive vemos al otro como un recurso valioso para nuestra experiencia y nuestro crecimiento. Dejamos de ser tan duros y críticos con nosotros y con el otro y asumimos que nuestras almas están tratando de llevar a cabo ese plan maestro que sin duda está asociado a sacar el mayor provecho de esta experiencia.

No te vayas huyendo de tus relaciones tormentosas, a menos que quieras repetirlas en otros rostros. Aprovecha de mirarte a través del reflejo del otro, eso que muchas veces nos molesta recibir de alguien, coincide con lo que nos damos a nosotros mismos, evalúa cómo te tratas, qué te ofreces, cómo te reconoces… Una vez que te amas de forma incondicional, sin culpas, sin reclamos, sin complejos, lo que comienzas a atraer a tu vida es armoniza con ello, así que presta atención a esas relaciones que te hacen la vida más difícil y míralas con agradecimiento, porque intentan mostrarte algo que por ti mismo no verías.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Usa tu pasado para repotenciarte, no para torturarte



pasado 4

Usa tu pasado para repotenciarte, no para torturarte

Nuestro pasado, tiempo al que solo tenemos acceso a través de nuestra memoria, tiene la particularidad de movernos emocionalmente, sin embargo, son más las veces las que lo traemos a nuestro presente con resultados que nos hacen sentir cierto malestar al revivirlo.

Entendamos que son nuestras emociones nuestro principal radar para indicarnos que estamos dentro o fuera del rango que nos permite darle cabida a la divinidad en nuestras vidas. La conexión con lo que en realidad somos y nos caracteriza la podemos medir por cómo nos sentimos.

Si sentimos bienestar, estamos abriendo el paso a eso que por naturaleza nos corresponde y en caso contrario, estamos permitiendo que parezcan los contrastes, en lugar de amor, soledad o miedo, en lugar de paz, impaciencia, ansiedad, en lugar de alegría, pesimismo, tristeza, apatía…

mujer-escribiendo-sus-emociones-1024x683

Cuando recordamos debemos estar atentos a lo que se produce en nosotros y desde allí decidir si queremos crear en nuestras vidas situaciones que nos hagan sentir de esa manera, si queremos atraer aquello que resuene con nuestra frecuencia. Si recordar algo nos hace sentir tristes o culpables, resultará de utilidad cambiar de pensamiento o bien el enfoque que le estamos dando al mismo.

Tratemos siempre de conectarnos con el bienestar, de traer a nuestra mente todo lo que nos haga sentir victoriosos, amados, útiles, vivos, impetuosos, valientes o cualquier otra cosa que nos llene de satisfacción y démosle un enfoque que nos repotencie, que nos haga revivir la experiencia y nos ofrezca una ventaja a nivel de estado emocional, dejando de lado la nostalgia, la frustración, la tristeza o cualquier connotación improductiva que le podemos dar.

Usemos el pasado para recordar caminos que nos hayan hecho felices, que nos condicionen en el presente para vivir experiencias similares. Si queremos invertir algo del presente en recuerdos, pues hagámoslo enfocándonos en traer a nuestra memoria lo que nos alimenta el alma y nos hace caminar más felices por nuestro trayecto.

emociones

Si nos sentimos solos en algún momento, recordemos los momentos en los cuales contamos con una buena compañía, en los cuales nos  sentimos amados, en los cuales nos sentimos considerados, comencemos a enfocarnos en lo que sí queremos… Si queremos abundancia económica, traigamos a nuestra mente los momentos en los cuales hemos sido más prósperos, en los cuales hemos podido resolver cualquier situación económica, en los que no hemos sentido limitaciones… Usa tus recuerdos para atraer lo que quieres a tu vida, nunca malgastes tu presente sintiéndote mal por tu pasado.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Hombres que ya no hacen sufrir por amor ..-



Hombres que ya no hacen sufrir por amor

Hombres que ya no hacen sufrir por amor ..-

¿ Disfrutan los hombres del sexo y del amor?, es la gran pregunta que muchas nos hacemos. Nosotras llevamos décadas trabajando los patriarcados que nos habitan, y las relaciones con nosotras mismas, entre nosotras y con los hombres, pero, ¿ qué están haciendo ellos mientras nosotras crecemos, evolucionamos, y nos liberamos del machismo ?, ¿ cómo se sienten ante todos los cambios sociales, políticos, económicos, culturales, sexuales y emocionales que está consiguiendo la lucha feminista en todo el planeta ?, ¿ qué aportan ellos a esta  transformación ?, ¿ cómo reaccionan ante la pérdida de sus privilegios ?

Los hombres están, en este momento, en una encrucijada histórica: tienen ante sí la oportunidad de unirse a  la lucha por un mundo más pacífico, amoroso, igualitario, diverso y ecológico, o pueden seguir como están, atrincherados en sus posiciones, resistiéndose a una de las mayores revoluciones que están teniendo lugar en este momento de la historia presente.

El feminismo nos está cambiando la vida a millones de personas, pero, ¿ son capaces los hombres de disfrutar de estos cambios ?, ¿ por qué muchos de ellos siguen resistiéndose a la lucha por la igualdad y los derechos de las mujeres ?, ¿ tienen herramientas y capacidad de autocrítica para poder analizar el lugar que ocupan en el mundo, y su papel en una sociedad patriarcal ?, ¿ se sienten preparados y abiertos para los cambios que están por llegar ?

_people_0001h

La gran mayoría de los hombres están un poco confusos con esta revolución de las mujeres en la que no pueden ser los protagonistas. No saben si ponerse a favor o en contra. Se liga más poniéndose a favor, pero parece que lo de ponerse a revisar sus privilegios y sus patriarcados les da pavor. Muchos creen que el feminismo puede feminizarles y quitarles su poderío viril. 

Esta es una de las razones por las cuales los hombres patriarcales aspiran a disfrutar de una vida sexual muy diversa, pero se lo piensan mucho antes de enamorarse o de comprometerse emocionalmente con una mujer. El amor para muchos hombres es una cárcel, aunque también es un palacio en el que ellos se sienten los reyes del mambo. El patriarcado les ofrece una recompensa por entrar en la institución del matrimonio y la familia: podrán gozar de una empleada doméstica y una asistenta que les cuide y trabaje gratis para ellos, disponible las 24 horas del día. Este es quizás el privilegio al que más les cuesta renunciar: la doble jornada laboral de muchas mujeres les permite a ellos tener mucho más tiempo libre que sus compañeras, y por lo tanto aquí ya tenemos una pérdida de los privilegios que antes tenían, ahora les tocará ir al super a comprar, planchar, ir a buscar a los niños al cole, incluso poner lavadoras … y tender la ropa y puede que bajar al perro.

Hoy en día el tema de las tareas domésticas es uno de los campos de batalla más importantes en las parejas y las familias: las mujeres se están rebelando a su papel de criadas y sirvientas, mientras que muchos hombres se resisten profundamente a compartir la responsabilidad sobre los cuidados y las tareas domésticas, y se limitan a “ayudar” en la casa, para que no se diga ….

Estamos en un momento histórico: la masculinidad patriarcal está en una profunda crisis, y ya no hay excusas para liberarse del machismo que cada cual llevamos dentro. Llegó la hora de declararse en rebeldía contra los mandatos de género, de quitarse los mitos de encima, de ponerse las gafas violetas, de hacer autocrítica individual y colectiva, y de activar la imaginación para diseñar entre todos y todas un mundo mejor.

Entre todos y todas podemos encontrar la forma de vivir mejor, de querernos bien, de construir un mundo más igualitario, más pacífico, y más amoroso. Un mundo en el que quepamos todos y todas, y los derechos nos alcancen a todos y a todas por igual, quizás estamos lejos de alcanzar la total equiparación de géneros, pero tarde más o menos no hay duda que avanzamos hacia ello y algún día llegaremos a la igualdad y ellos podrán hasta coserse un botón que les ha caído.






Poderosa oración para bendecir y fortalecer nuestro hogar

El Elemental o Espíritu de tu Casa, de eso que llamamos Hogar, es una Entidad viviente, respirante, con una conciencia y una evolución propia, controlada y afectada por las vidas que moran dentro de su aura.

En el instante en que una persona concibe la idea de tener, de crear un hogar, y mentaliza la idea dándole forma en su imaginación, diseñando el proyecto, visualizándolo, por más simple o suntuoso que sea –una choza o un palacio-, en ese momento, el Poder Divino que provee esa idea asignándole todo lo que va a necesitar, le procura un Espíritu Elemental para que se constituya en Presencia Protectora y Guardiana de esa manifestación.

Es lo que los romanos reconocían como sus dioses Lares, a los cuales rendían culto dentro del hogar para tenerlos contentos y que les fueran favorables. Tu casa ríe cuando tú ríes, llora cuando tú lloras. Es feliz o triste según tus circunstancias, responde a tu amor, a tu cuido, a tu interés por ella; decae y se desanima cuando se le abandona, se la descuida o se la desprecia. ¿No has notado la pesadez y tristeza que muestran las casas abandonadas? ¿Cómo, si no se las ocupa y se les da calor humano, se deterioran rápidamente? ¿No has sentido la vibración de las casas donde entras? Si no lo has notado comienza a darte cuenta.

Energías negativas

Aquella donde ha ocurrido una tragedia emana un ambiente lúgubre. Allí donde hay un moribundo se siente el vaho de la muerte. En cambio, hay casas que exhalan alegría, simpatía, de las cuales es difícil retirarse, despedirse. Con solo entrar a una casa las personas sensibles notan si existe allí un ambiente “pesado” o “liviano”, según lo expresa intuitivamente el lenguaje popular. Es muy conveniente que ames tu casa.

Debes bendecirla y halagarla enumerando sus ventajas y comodidades y dando gracias a Dios que te la proporciona, bien sea propia o arrendada, es “tu” casa, porque eres quien la está disfrutando. Una práctica aconsejable es decir a menudo:

“Bendigo todos los granos de arena, cal y cemento; todos los átomos de madera, todos los hilos de seda y nylon, copos de algodón y moléculas metálicas que te componen, mi casa (o apartamento) querida; te agradezco el techo que me protege y la comodidad que me proporcionas, Te lleno de Luz, de Amor y de Armonía; te rodeo y envuelvo en la Llama Rosa para que todo el que se acerque a ti sienta el Amor Divino latir en su corazón y pierda todo deseo de dañar la propiedad ajena”.

Oración

Di con frecuencia: Bendigo al Espíritu Elemental que nos acompaña en esta casa. Todo ello contribuirá a proporcionarte un hogar bello, alegre, próspero y feliz. Fragmento del Artículo: “El Espíritu de tu Casa”. Cuaderno Nro. 23, de Selecciones Metafísicas de Carola de Goya.

No tienes que convencer a nadie de que tú serás su mejor decisión



mujer-con-flores

No tienes que convencer a nadie de que tú serás su mejor decisión

Si bien es cierto que todo en esta vida se resume en un proceso transaccional, también lo es que una vez que hemos establecido nuestra oferta, que nos hemos mostrado, que hemos asomado o expuesto abiertamente lo que estamos dispuestos a dar, no tenemos que seguir en una campaña promocional que intente convencer al otro de que nos escoja.

Una cosa es sembrar afecto, sembrar respeto, cuidar, inclusive prometer, pero tomarnos la tarea de interferir en una decisión que no fluye de manera natural del otro, no nos dejará otra cosa más que frustración y cansancio emocional.

Inclusive cuando el resultado es aquel por el cual hemos trabajado, quizás el no obtenerlo de manera espontánea, sino quizás forzada, alimente en nosotros una especie de insatisfacción, en donde nuestro ego, que no nos permitió retirarnos en un momento dado, ahora nos habla de su insatisfacción al tener al lado a alguien a quien tuvimos que convencer de que éramos su mejor decisión.

Decisiones

Todos tenemos el derecho de elegir libremente a la persona con la queremos estar y la misma libertad para decidir el momento en el cual queremos que eso ocurra, cuando hablamos de nuestros derechos, lo vemos muy lógico y justo, pero cuando hablamos en los derechos del otro, se vuelve todo un tanto más relativo, subjetivo y el argumento puede dejar de ser tan válido.

El punto es que ciertamente, así como nosotros tenemos derecho a escoger en quien queremos invertir nuestro tiempo y nuestras energías, pues la otra persona también lo tiene y eso significa que quizás nosotros no estemos dentro de sus primeras opciones.

Y si bien es válido el jugársela por quien nos interesa, de entrada tenemos que saber que el convencer a alguien de escogernos o de permanecer en nuestras vidas como queremos, puede resultar un proceso muy arduo e inclusive doloroso.

mujer-pensando-en-su-reponsabilidad-con-una-mariposa-azul-en-la-cabeza-1

A veces no nos damos cuenta de que hay mientras nos aferramos a algo o alguien, perdemos la capacidad de apreciar un universo de opciones, entre las cuales de seguro está una que nos genere tranquilidad, seguridad, afecto, sin demandarlo, sino por iniciativa propia.

Alguno dirá, pero ésa no es la opción que me gusta, pero si no nos damos la oportunidad, eso jamás lo podremos afirmar, de hecho quienes han decidido soltar esas situaciones de apego en donde intentan constantemente venderse ante el otro, mostrando lo mejor de sí, en su gran mayoría se sorprenden gratamente, cuando se dan espacio para amarse a sí mismos y evaluar lo que atraen desde ese punto.

No tienes que convencer a nadie, eres adorable, amable, respetable tal y como eres y justo así vendrá alguien a apreciarlo, solo debes permitírselo y permitírtelo.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Trata de entender que tu alma tiene un plan perfecto para ti



ayudar 2

Trata de entender que tu alma tiene un plan perfecto para ti

A veces nos cuesta entender que tenemos esa parte espiritual que de alguna manera decidió venir a este plano a experimentar lo que de otra manera no podría. Con que nuestra alma tenga un plan no queremos decir que tenemos un destino escrito, n que nuestros pasos ya están transitados. Solo que tenemos, aparte de ser felices, un propósito acá, normalmente asociado a lo que queremos sentir, usando como transporte nuestro cuerpo y nuestra mente.

Es de mucha utilidad, ante situaciones que no logramos entender o aceptar, el detenernos y recordar de dónde hemos venido, todo es perfecto, es como un juego, solo tengo que sacar el mayor provecho, mientras más ame, mientras más dé, mientras más esté consciente de mi experiencia, más provecho le voy a sacar.

dar

Cuando partimos de acá, muy probablemente nos damos cuenta de todo el tiempo que mal invertimos en este plano y aun así, será perfecta esta vivencia, sumará a la sabiduría grabada en nuestra alma… Pero mientras tanto resulta relajante el saber que somos mucho, pero mucho más de aquello que nos mortifica, del rol que asumimos cuando nos alejamos del bienestar, de todo aquello que podemos ver como un problema.

Esto es como nuestro sueño, transitorio, pasajero e irreal, la verdadera esencia nos está permitiendo sentir, básicamente sentir, todo lo que somos capaces de dar, de hacer, de vivir en esta oportunidad, una de muchas ya transitadas y de muchas que vendrán.

En lo particular esto me da otra visión de las cosas, me permite verme desde afuera y tratarme con cariño, con empatía, con protección, a veces olvido quien soy y me abrumo, me inquieto, me disperso. Pero en esos momentos de consciencia, me abrazo, me regreso a la calma a la que pertenezco, donde todo está bien, donde todo es perfecto tal y como es, donde no existe lo bueno, ni lo malo, ni ninguna otra etiqueta y desde allí me digo a esta parte de mí con destellos de lucidez: disfruta la vida, disfruta esta vida, es un sueño corto, vas a haber querido aprovecharlo más cuando despiertes.

olvidar

Mantente regocijado con lo que eres, con lo que tienes, con lo que te ha traído a donde estás, tú escogiste mucho de lo que estás viviendo, no pelees con las decisiones que tomaste antes de venir acá, solo camina y hazlo lo mejor posible y esto solo se logra actuando desde el corazón y permitiendo todo lo maravilloso que la vida tiene para ti.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Si vas a esperar por alguien, procura establecer un límite de tiempo



ilustración-mujer

Si vas a esperar por alguien, procura establecer un límite de tiempo

Algunas veces, especialmente por amor, decidimos esperar por alguien, entendiéndose por esto, reservar una posición para esa persona que por un motivo u otro no está preparado para ocuparla.

Esperamos que una persona madure, regrese, cumpla un proyecto, queme alguna etapa, se estabilice, quiera, o cualquier otra cosa que le impida en el momento presente estar efectivamente como quisiéramos en nuestras vidas.

El esperar es una decisión personal, por lo que no debemos responsabilizar a nadie de invertir nuestro tiempo y energías en ello, ni siquiera a esa persona que podemos estar esperando. Por lo que resulta útil entender que si lo vamos a hacer no debe implicar culpas, reproches o resentimientos.

Mujer-triste-sintiendo-culpa

Ciertamente a algunas personas les cuesta más que a otras el esperar, especialmente a las personas controladoras, ansiosas o que no se las llevan bien con altas dosis de incertidumbre, se les hace muy complicado. Lo cual traduce la espera en una tortura. Estas personas podrían proyectarse a futuro antes de tomar una decisión que les afecte de manera significativa su tranquilidad.

El puntos es que aun cuando contemos o no con un perfil que nos facilite una espera acotada o indefinida, debemos ser responsables con nosotros mismos estableciendo cuánto tiempo vamos a esperar por alguien más. Porque si de nuestra parte no implica hacer absolutamente nada, pues no tendrá mayores repercusiones, pero por lo general una espera trae consigo, dejar de hacer cosas, limitar el acceso a nuestras vidas de otras personas, no enfocarnos en algo o alguien, reservar privilegios… y esto lleva consigo un componente emocional.

Ese componente emocional, esa sensación quizás de vacío, de incertidumbre, resulta muchas veces desagradable, simplemente porque no es lo que preferiríamos, porque de ser nuestra elección muy probablemente esa persona por la cual esperamos estaría aquí y de la manera que queremos. Si no nos sentimos cómodos, no quiere decir que no podamos sostener esa situación, sino que debe ser finito el tiempo que permanezcamos allí.

Despedida-de-una-pareja1

Si hemos pensado que esa persona vale la espera, pues bien, pero asegurémonos de no excedernos en el tiempo y en las energías invertidas. Y para hacerlo a medias, es mejor no hacerlo o ser lo suficientemente francos en el proceso para no lastimar al otro, si esto es posible, y no hacerlo con nosotros mismos.

Procura no engancharte con actitudes que te limiten, más que la misma espera. Haz las cosas con y por amor, pero recuerda que tu primera responsabilidad es contigo mismo y que el amor más grande te lo debes a ti.

Si vas a esperar por alguien, hazlo desde lo que resulte manejable para ti y te permita estar en bienestar, por un tiempo que definas, si en ese plazo esa persona no llega a ti de la manera en que te hubiese gustado, o bien no ejecuta una promesa, no toma una acción esperada… permítete continuar, la vida pasa muy rápido como para ponerle pausa… Las únicas personas que dejan de vivir cuando apretamos ese botón, somos nosotros mismos.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Camino al despertar de la Conciencia ..-



Camino al despertar de la Conciencia ..-

Camino al despertar de la Conciencia ..-

_Art_0344

1.- MUÉVETE: 

Mueve tu casa, tu cama, tu cuerpo. Camina, sal por las mañanas, sal de la rutina del trabajo, las relaciones y los patrones de vida. Cambia tu perspectiva. Acércate a aquellas personas con las que puedas ser auténtico y nutran tus sueños más locos. No necesitas mover montañas, trasladar una pequeña piedra puede hacer maravillas.

2.- TOCA:

Toca las partes que amas de tu cuerpo. Da abrazos en la panadería, en el parque, en las puertas de toda la ciudad. Besa a la gente en la mejilla. Acaricia a tu gato o tu perro un poco más. Saborea la sensación de un pañuelo de seda, de una pieza de madera, de las diferentes texturas. El musgo, las cortezas, las rocas y el agua. Mientras más lo hagas te sentirás más a gusto con el placer de tocar.

3.- ESCUCHA:

Siéntate en silencio y observa cuanto hay allí para ser escuchado. Escucha a la gente, lo que realmente están diciendo. Escucha hasta la última nota de cada canción. Escucha tu voz interna, esa que solo escuchas cuando la confusión de cada día disminuye. Oye el susurro de las hojas, el llamado de las ranas, el crujido de la madera ardiendo en tu chimenea. Escucha con tu corazón y siempre escucha aquello que nunca es hablado.

4.- SIENTE: 

El dolor, experimenta el gozo, hasta que sientas que vas a evapórarte. Permítete reír hasta que te duela, siente el amor desde lo más profundo de tu corazón. Ríndete a la sensualidad de la vida. Enójate y expresa tu furia, si es el caso, pero hazlo a solas. Si no sientes de verdad, no estás vivo.

5.- CONFÍA:

Tú sabes lo que necesitas saber. Detén tus dudas. Aquella cosquilla interna es tu más alta verdad y ella te servirá del mejor modo. Te arrepientes cuando desconoces o niegas tu intuición. Ten esto en cuenta: Finalmente, tú y sólo tú sabes lo que es mejor para ti. Si consumes, sin darte cuenta, todo tu día pintando, eso es lo que debes hacer. Si te encanta caminar al lado del océano, encuentra la forma de llegar allí. Si no confías completamente en ti, te conviertes en moho.

6.- REÚNETE: 

Con los hombres y mujeres que amas. Toma el té acompañado, camina en compañía por el bosque, conversa y habla, lee en voz alta para otros. Celebra que tu cabello, tu piel, tu cuerpo y tus historias son diferentes a las de los otros y a su vez son completamente parecidas. Cocina y come en compañía.

7.- RECIBE:

Por una vez, deja de dar y dar y dar a todos menos a ti mismo. Acepta los cumplidos con gracia. La voz que necesitas oír, el abrazo, ese momento para conversar, la comida en tu mesa, el dinero que necesitas, siempre serán suministrados. Ábrete a recibir, abre tus manos para que sean llenadas con abundancia. Recibe todas las cosas buenas que mereces y recuerda mostrar gratitud por tu vida.






Suelta el miedo de dejar atrás lo que te daña



mujer-pensando-en-su-reponsabilidad-con-una-mariposa-azul-en-la-cabeza-1

Suelta el miedo de dejar atrás lo que te daña

A veces somos capaces de permanecer por tiempo indefinido soportando situaciones que nos generan mucho malestar, pero que no somos capaces de soltar por miedo. Y normalmente detrás de ese miedo se esconde un problema de autoestima que hay que resolver con prontitud.

Resulta que cuando no nos sentimos suficiente, cuando no nos sentimos capaces de tener algo mejor en nuestras vidas,  cuando tememos que lo que nos hace daño sea lo mejor que podemos conseguir, estamos menospreciando nuestro valor… A veces no somos capaces de reconocer estos juicios acerca de nosotros mismos, abiertamente, ni siquiera sin testigos, pero en nuestro interior, tenemos la tendencia a sabotearnos, a criticarnos, a dudar de lo que hacemos, a culparnos…

Desde el maltrato hacia nosotros mismos, no podemos esperar situaciones que nos favorezcan mucho desde afuera. Si yo no puedo ver en mí aquello que me hace sentir que merezco lo mejor, difícilmente vibraré con algo que no refuerce mis dudas y temores.

joven-en-blanco-y-negro-haciendo-frente-al-miedo

Es acá donde es esencial el permitirnos y ¿qué sería aquello que tendríamos que permitirnos? Nuestra conexión con nuestra fuente, el reconocer nuestra esencia, la presencia de la divinidad en  nosotros. Si nos sabemos parte de una creación maravillosa y a su vez únicos por todo lo que nos define, ¿cómo podríamos dudar que merecemos lo mejor en nuestras vidas?

Lo que debemos hacer es reprogramar nuestra mente, para eliminar esos pensamientos que nos desconectan con el bienestar y para ello basta con agradecer, con apreciar, con reconocer, lo que tenemos para recorrer la vida, lo que somos. Debemos enfocarnos en lo que sentimos que marcha mejor en nuestras vidas, en lo que nos gusta, en lo mejor de nosotros y así vamos a ir redescubriéndonos, dándonos un valor diferente y reconectándonos con lo que en realidad somos.

Desde el autoreconocimiento y la autovaloración, los miedos se sueltan, de hecho ya ni siquiera es necesario que dejemos atrás nada, porque eso que nos perturbaba la vida, dejará de ser atraído por nosotros y vendrán escenarios, personas, oportunidades, que crearemos desde una nueva realidad.

mujer valiente

Todo se reduce a enfocarnos de manera inteligente, a ver lo mejor de la vida a través de nuestros cristales, a amarnos y permitir crearnos una vida como la merecemos, porque a fin de cuenta nada de lo que nos ocurre es casualidad, sino una consecuencia de lo que hemos venido potenciando en nuestra mente, de nuestro enfoque, de lo que somos y de lo que atraemos.

Los miedos salen cuando la fe entra.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Los momentos de mayor oscuridad, son la mejor oportunidad para mostrar tu luz



poder

Los momentos de mayor oscuridad, son la mejor oportunidad para mostrar tu luz

Ciertamente los momentos más complicados, son los que representan un mayor reto, porque pueden sacar lo peor o lo mejor de nosotros. Pero bien dicen por allí, cuando exprimes una naranja, no obtendrás jugo de pera, sencillamente porque no es lo que se encuentra en su interior.

Si bien es cierto que nosotros tenemos diversidad de emociones dentro, debemos intentar alimentar aquellas que podamos devolver al mundo en forma de luz, entiéndase: calma, armonía, sosiego, amor, gratitud, esperanza, optimismo, etc… Solo podemos ofrecer eso, cuando lo hacemos predominante en nuestro ser.

No podemos repartir amor desde la rabia, no podemos ofrecer paz desde el miedo o la impaciencia, solo cuando existe en nosotros y nos sentimos eso, es que podemos darlo a nuestro exterior.

Capture42-420x315

Mientras mayor es la turbulencia afuera, más calma necesitamos dentro. Aprendamos a encontrar vías que nos devuelvan a un estado de calma, cuando estamos perdiendo la capacidad de sentirnos bien.

No es sencillo sentirnos cómodos en momentos de crisis, en donde aparentemente todo está funcionando mal, cuando hay caos a nuestro alrededor. Pero si hacemos una pausa y detectamos alguna cosa que está bien en el momento presente para nosotros, tendremos una gran pista de en qué podemos enfocarnos para conectarnos con nuestro bienestar, para recordar de dónde hemos venido, para recordar que las circunstancias no nos definen y que somos mucho más.

Una vez que estamos bien con nosotros y con lo que esté ocurriendo en nuestro entorno, aun cuando no sea de nuestro agrado, no tendremos que hacer mucho más, nuestra luz se irradiará alrededor y con ello mejorará un poco el caos en el cual nos encontremos, no solo para nosotros, sino para quienes nos rodean.

mujer-en-posicion-de-yoga

El no ser ecos del desastre, el no conectarnos con los peores acontecimientos, el no maldecir lo que pensamos causante de nuestros problemas,  no nos coloca en una posición de indolencia o de ignorancia, nos coloca en la privilegiada posición en donde podemos conectarnos con nuestra esencia, que no se pierde ante el caos y desde el mejor lugar para apoyar y ayudar a quienes lo necesiten.

Un pequeño farolito espanta gran oscuridad y cuando te sientes luz, eres como una llama, que puede ir encendiendo a quien esté dispuesto a acercar su mecha. No dejes de estar alerta, porque a muchos les molesta la luz y querrán acercarse solo apagarte, recuerda quien ERES.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Cuando te preocupas, solo agravas tus problemas



vencer-la-preocupación-excesiva

Cuando te preocupas, solo agravas tus problemas

Sería realmente útil entender que nuestros problemas se agravan con nuestra atención y aparte de ello actuar en consecuencia. Sin embargo, la mayoría de nosotros tiene como rutina programada el pensar que afronta un problema y debe darle vuelta en la cabeza, incluso cuando ni siquiera se piensa en una salida para determinada situación.

El enfocarnos en algo, hace que ese algo crezca en nuestras vidas, sea agradable o desagradable para nosotros. Lastimosamente también tenemos la costumbre de centrarnos justamente en eso que quisiéramos que no existiese y sin darnos cuenta damos entrada a todos sus similares y derivados.

Si nos enfocamos en lo que nos agrada, poco a poco las otras cosas van perdiendo valor, inclusive hasta el punto de desaparecer. Bien decía Loise Hay:

Ya yo no arreglo mis problemas, arreglo mis pensamientos y mis problemas se arreglan solos.

pensamientos

Solo basta con ir cambiando nuestro enfoque, buscando que nuestra mente se acostumbre a mirar y a procesar distinto. Debemos aprender a hablar más de lo que está bien en nuestras vidas, de lo que queremos, de lo que sí tenemos, y no enfocarnos en lo que no queremos, en lo que quisiéramos evitar o en lo que no nos gusta.

De esta forma le daremos al universo el claro mensaje delo que queremos que se siga manifestando… Crearemos de manera deliberada la vida que deseamos. Porque siempre estamos creando, pero ¿desde dónde?, ¿qué creamos desde la preocupación, el miedo y la angustia? Más situaciones que sintonicen con esa emisora y por ende más preocupación, más miedo y más angustia.

Si nos enfocamos en lo que marcha como queremos, si nos enfocamos en lo que nos agrada, si nos conectamos con aquello que tenemos, nos vamos a sentir mucho mejor anímicamente y cuando creamos desde allí, cuando atraemos desde la alegría, la gratitud, la esperanza, el optimismo, pues nuestras experiencias nos harán mantenernos en esos estados y obviamente lo que en algún momento nos preocupó cada vez tendrá menos cabida.

pensamientos

No es de la noche a la mañana que perderemos la costumbre de preocuparnos, pero si vamos diariamente tomando acciones para mejorar nuestro enfoque, paulatinamente eso que hacemos de manera consciente, paso a paso, se volverá un hábito y siendo tenaces, más pronto que tarde nuestra mente inconscientemente se acostumbrará a trabajar a nuestro favor, sin limitarnos o sabotearnos.

Lo que crees son problemas, irán alejándose de tu vida a medida que les quites tu atención. Imagina que ti vida es solo lo que ves a través del lente de una cámara y lo que está fuera del encuadre va desapareciendo… Decide, ¿qué quieres que permanezca en tu vida y qué quieres que vaya despareciendo de ella?

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Después de la primera mentira, toda verdad se convierte en duda



Niña-con-diente-de-leon-3

Después de la primera mentira, toda verdad se convierte en duda

Bien dijo un sabio, cuando su discípulo le preguntó:

– ¿Qué se gana con decir una mentira?

– Que no te crean cuando dices la verdad.

Las mentiras son como tinta oscura derramada en agua clara, puede ser una simple gota, pero logra teñir un volumen muchísimo más grande que ella misma e imaginemos cuánta agua tendremos que añadir para que las propiedades sean al menos similares… Un trabajo arduo representa recuperar la confianza que en algún momento se perdió.

Algunas veces ambas partes tienen ganas de reiniciar, éste sin duda es el mejor escenario, sin embargo, la pendiente es muy inclinada… el camino puede dejar exhausto al mejor dispuesto. Lo que suele ocurrir es que se mantenga la tendencia hacia la desconfianza, que se traiga al presente algún error del pasado que generó esa brecha que ahora se intenta cerrar.

pareja-mirandose-distancia

No es vida para ninguna de las partes permanecer en una relación en la cual se deba estar argumentando lo que se dice y defendiendo verdades ante las dudas de la otra parte, mientras que esa persona que duda lleva en su boca el mal sabor de haber sino engañada y el temor de volver a pasar por ello.

No debemos generalizar, pero sin duda existe una tendencia a repetir conductas que identifican a cada quien… Por lo que sin ánimos de desanimar, probablemente cuando se descubra la primera mentira, junto a ellas se descubrirán unas cuantas más y con suerte, no habrá una cadena posterior a ellas.

La honestidad puede ser un valor inclusive despreciado por algunos, que prefieren vivir ante la sombra de una mentira, que pueda evitarles algún dolor, sin embargo, esto es por lo general una protección a corto plazo, porque lo más común es ver mentiras que al ser descubiertas, rompen corazones.

Mujer-con-muchos-corazones-en-la-cabeza

Procuremos que la verdad ocupe un lugar prioritario en nuestras vidas, en nuestras relaciones, que nuestra palabra tenga valor y no sea una fuente de dudas sin valor alguno. Quizás pueda resultarnos complicado manejar alguna información, pero debemos ser responsables de nuestras acciones. Pensemos antes de actuar y valoremos nuestras relaciones, es preferible la prevención, antes de decidir por acciones que nos generen inconvenientes en nuestras relaciones.

Dar al otro la oportunidad de manejar nuestra verdad, de decidir qué hacer con ella, aun a sabiendas de que le duele, o de que hemos actuado de manera inadecuada e incluso estando en riesgo de perder un vínculo con esa persona, habla de algo de respeto y al momento de ponderar y decidir, tendrá cierto valor.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Háblame siempre con la verdad, yo veré qué hacer con ella



profile32411

Háblame siempre con la verdad, yo veré qué hacer con ella

La honestidad es uno de esos valores que inclusive pudiese ser despreciado por algunos y es que muchas veces las verdades duelen, lastiman, separan… En lo particular prefiero la verdad ante cualquier escenario, ante ella puedo buscar la mejor alternativa, puedo inclusive tomar acciones constructivas, sin embargo, si con mentiras me tratas, poco quedará por hacer.

Ciertamente hay mentiras que jamás se descubren, sin embargo, ellas tienden a flotar y hacerse visibles por más profundo que sea el pozo. Y al ser descubiertas el dolor es multiplicado, porque está el que genera lo que se ocultó o de lo cual se administró convenientemente la información y está el que genera la mentira en sí. El perder la confianza en alguno de nuestros afectos, resulta en muchas ocasiones devastador.

A veces, ya por cuenta propia y con toda la responsabilidad que ello implica, decidimos dar una segunda oportunidad y es muy particular el vernos nuevamente en ese punto, es como haberle dado a quien no logró matarnos de un primer disparo, otras balas a ver si ahora el fin es letal.

mentira

Obviamente con tropiezos y decepciones, vamos aprendiendo, pero, ¿aprendiendo a qué? Ese aprendizaje no es una evolución como seres humanos, sino lo contrario… Aprendemos que pocas son las personas que merecen confianza, que es peligroso entregarnos por completo, que las segundas oportunidades por lo general no son merecidas, que la honestidad es realmente escasa, que quienes más amas tienen mayor capacidad de lastimarte… En fin, nos alejamos de lo que somos en esencia y corremos el riesgo de envolvernos con la coraza más resistente de todas, que aunque no entran las mentiras, tampoco se cuela el amor.

Debemos aprender a filtrar lo que nos ocurre, evitando generalizar, inclusive evitando traer a nuestro presente experiencias de nuestro pasado que nos hayan resultado incómodas o dolorosas, ya que de esa manera nuestro enfoque se dirige a aquello que nos ha lastimado y por atracción, en nuestras vida con facilidad se presentarán situaciones similares a esas que irónicamente nos gustaría evitar.

Todo lo que intentamos evitar, lo atraemos.

distancia

Lo más beneficioso que podemos hacer es alejarnos de los focos de engaños y mentiras, comprendiendo que para algunas personas es más sencillo ser deshonestos y jugar con los sentimientos de los demás, enfocarnos en lo que queremos en nuestras vidas y tratar de ser lo más parecido a ello que nos gustaría tener cerca y seguir adelante con más experiencia y dispuestos a recibir la honestidad que nos merecemos.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






La mejor manera de alinearnos con lo que deseamos



chica-con-humo-azul

La mejor manera de alinearnos con lo que deseamos

Partamos de que un deseo es aquello que queremos y no se encuentra en nuestras vidas y ubiquémonos en aquello que creemos que puede ocurrir, sin embargo, no sabemos exactamente cómo.

Si todos manejáramos la fe como actitud cotidiana, esa que no da espacio a la duda, muy probablemente nos sentiríamos como unos grandes magos, manifestando en nuestras vidas aquello que deseamos. Sin embargo, nuestra mente está programada para jugarnos en contra.

maxresdefault

¿Cuántas veces podemos tener pensamientos que nos hacen sentir que no podemos, que no somos merecedores, que no tenemos los recursos necesarios, que no somos elegibles, etc., etc. ante la posibilidad de concretar algo que queremos?

Pues coincidirán conmigo en que la cuenta es interminable… Yo no sé, muchos lo hacen mejor, no soy tan atractiv@, estoy muy viej@, es muy caro, es muy lejos, y otro largo etc… Todos estos pensamientos nos alejan de la capacidad de generar en nuestra vida lo que deseamos, porque de alguna manera nos negamos a nosotros mismos y le damos la espalda a ese SÍ infinito que la vida nos ofrece.

Y de igual manera, vamos creando, aun cuando no sea lo que deseamos… El sistema opera a la perfección y nos ofrece más y más de lo que coincida con lo que somos o con lo que nos enfocamos.

Ahora bien, si queremos tomar el control de nuestra creación, primero debemos hacernos conscientes de lo que somos capaces de hacer y asumir la responsabilidad de creadores de nuestras vidas, de atraer a ella absolutamente todo lo que hay en ella.

Entendamos que para materializar nuestros deseos, lo principal que debemos hacer es sentirnos bien. Sí, suena sencillo, pero para vivir en un estado de optimismo, de esperanza, de alegría, de amor, debemos evitar transitar por todo aquello que nos afecte anímicamente y para ello será de suma importancia el enfocarnos en lo que nos agrada, en lo que nos genera una sonrisa, en aquello con lo que contamos y lo que queremos en nuestras vidas.

diente-de-leon-e1494607267456

Mientras nos sintamos bien, la vida nos seguirá dando motivos para sentirnos de esa manera y es allí donde nuestros deseos comienzan a ser tangibles en nuestras vidas.

El lenguaje del universo se transmite a través de la energía, de la vibración y a partir de allí podemos sintonizar con lo que se encuentre transmitiendo en la misma frecuencia… Entonces, siéntete bien, monitorea tus emociones y si estás en alguna que te genere incomodidad, conscientemente trata de volver a un sitio emocionalmente cómodo y solo estar allí la mayor parte del tiempo, te asegura que tus deseos llegarán a ti con mayor fluidez, porque has decidido darle paso al bienestar y con ello has eliminado las barreras, las trabas y las resistencias.

Decide desde dónde vas a crear tu vida de ahora en adelante.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Los niños y los perros … ¡ La pareja perfecta !



Los niños y los perros … La pareja perfecta

Los niños y los perros … ¡ La pareja perfecta !

Los beneficios de la relación entre los niños y los perros: una pequeño meta-análisis

Desde la publicación en 1987 del primer gran trabajo sobre los efectos de la convivencia con animales, titulado “Salud y beneficios de los animales de compañía” por el National Institute of Health de los Estados Unidos, se han sucedido los estudios que han constatado los beneficios no sólo físicos, sino también psicológicos, de las mascotas sobre las personas, y en especial sobre los niños.

El perro: la mascota perfecta para el niño

Dentro de estos estudios, el perro ha sido el animal más reconocido como mascota beneficiosa para el desarrollo de los niños (Schenke y Farkas, 2012).

La mascota como apoyo social en la infancia

Varios estudios han demostrado, por ejemplo, que los niños tienden a acudir a sus mascotas en los momentos de tensión emocional.

En las puntuaciones que los niños dan a sus relaciones personales, las mascotas llegan a puntuar más alto que ciertos tipos de relaciones humanas, pues ellas le ofrecen, entre otras cosas, calma frente a situaciones de miedo o enfermedad, cariño y ser buenos confidentes de un secreto, y además son consideradas como miembros de la familia (Mc Nicholas y Collins ,2001).

Las mascotas contribuyen a fomentar la empatía y a mejorar la autoestima

Por otro lado, los niños que tienen un vínculo con mascotas puntúan más alto en empatía, autoestima y auto-concepto, que aquellos que no tienen relación con mascotas 

La oportunidad que dan las mascotas de criar y cuidar de otro es vista como una forma de apoyo por Weiss (1974), por incrementar la sensación de competencia y de estima, y de ser necesitado por otro. Según Becker (2003), “los niños que ayudan a criar animales entienden mejor el lenguaje corporal y los motivos y sentimientos de los demás” (p.31).

Mejora las habilidades comunicativas

El contacto con animales estimula el habla y la interacción social en niños introvertidos e incluso niños con autismo (Becker, 2003; Sams, et al., 1999), se animan más a iniciar una conversación, reír y compartir historias cuando están en presencia de un perro que cuando no lo están.

Los animales en sí pueden ser compañeros conversacionales, aunque no respondan de manera verbal, pues transmiten su amor y afecto hacia sus compañeros humanos.

Disminuye el estrés

Las mascotas también pueden tener un efecto importante como amortiguadores frente a situaciones de estrés.

Se realizó un estudio en el cual se descubrió que la mera presencia de una mascota amistosa desconocida, puede reducir la presión sanguínea y la frecuencia cardiaca, después de un estresor cognitivo, independientemente del reporte subjetivo, el género y la actitud hacia las mascotas.

Nagengast, Baun, Megel y Leibowits (1997) realizaron un estudio fisiológico a un grupo de 23 niños entre 3 y 6 años durante un examen físico y observaron que la presencia de un perro durante el examen contribuyó a bajar la media de presión arterial, presión sanguínea sistólica y diastólica, y frecuencia cardíaca, además de aumentar la sensación de seguridad y disminuir las conductas de búsqueda de información, búsqueda de apoyo emocional y manifestaciones de dolor durante el examen.

Igualmente, en un grupo de niños entre 9 y 16 años, descubrieron que la presencia de un perro hacía disminuir la ansiedad y la excitación fisiológica, así como los niveles de presión sanguínea y frecuencia cardiaca, tanto en descanso como de actividad.

 Los niños y los perros … La pareja perfecta 2

Comprensión psicológica de la relevancia de las mascotas en la infancia

Las mascotas pueden, por medio de su presencia segura, fortalecer el sentimiento de confianza y seguridad, facilitando un sentimiento de autonomía y despertando interés en emprender cosas, por su rol como compañeros de juego activo.

Por otro lado, potencian el descubrimiento del medio y favorecen el desarrollo de la paciencia y el autocontrol. Además, incrementan de manera positiva el espíritu de esfuerzo y eficacia, por ser entrañables y reaccionar a las instrucciones del niño, y favorecen el desarrollo de la identidad al ser camaradas y actuar como posibles figuras de apoyo emocional y social.

Según Levinson (1997), es por medio de la identificación con el animal que la mascota adquiere un valor tan significativo para el niño, y le permite incorporar las fortalezas de ésta. Para Caplan (1951), una probable razón de que los niños toman tan fácil y gustosamente a las mascotas como compañeros cercanos, tiene que ver con la necesidad del niño de cercanía a un sustituto de los padres que él puede controlar y dirigir como quiere.

Freud sostenía que el vínculo de las mascotas, en especial perros, hacia los humanos carecía de ambivalencia, lo que representaba, a su parecer, un símbolo de amor y lealtad incondicional (Prothmann, 2006).

Por otro lado, el que los niños busquen a sus mascotas en momento de estrés o miedo, puede relacionarse con el concepto de objeto transicional de Winnicott(1953).

El objeto transicional es en general algo suave, un pedazo de tela o un juguete.

En el desarrollo normal del niño, éste va desarrollando otros intereses y su necesidad por el objeto transicional decrece hasta desaparecer, sin embargo, en tiempos de crisis o tensión emocional, el objeto transicional se convierte en una defensa contra la ansiedad (Stevenson, 1954).

Los niños conectan muy bien con sus mascotas, pues todavía no poseen esas barreras psicológicas que los adultos construyen.

Las mascotas permiten experiencias íntimas como acariciar, abrazar, hablar, hacen que sea socialmente aceptable jugar, hacer el ridículo e incluso acercarse a desconocidos para hablar con ellos.

Les permiten demostrar sus sentimientos, y no sentir vergüenza por demostrar su afectividad, incluso físicamente.

Además, les ayudan a asumir algunos conceptos tan fundamentales como el de la vida y la muerte, el crecimiento, el sexo y la reproducción, la salud y la enfermedad, la higiene y la alimentación, y un largo etc.

“El perro le enseña al niño la fidelidad, la perseverancia… y a dar tres vueltas a la cama antes de acostarse”