La guerra hispano-estadounidense, ¿fue fruto de una conspiración?

AntecedentesEl 15 de febrero de 1898 el magnate norteamericano de la prensa William Randolph Hearst abandonó su despacho del The San Francisco Examiner antes que de costumbre y pasó la tarde en un teatro. Cuando llegó a su residencia le anunciaron que habían telefoneado del periódico diciendo que había una noticia muy importante. Hearst llamó a la redacción y le explicaron que el acorazado norteamericano Maine había sufrido una fuerte explosión en el puerto… Seguir leyendo