Tabique desviado: causas, síntomas y tratamientos

El tabique nasal es una estructura que se ubica en la parte anterior de la nariz, tiene como función separar las fosas nasales y darle forma a la pirámide nasal.  Está formado por un tejido blando llamado cartílago en su parte anterior y por una estructura dura de hueso en su porción posterior e inferior.

mujer con el tabique desviado

El tabique por lo general se ubica en la línea media, cuando se encuentra desplazado de su normal ubicación se denomina tabique desviado.

Esto puede verificarse al visualizar el interior de las fosas nasales, procedimiento llamado rinoscopia.  Los estudios de imagen, como las radiografías en proyecciones especiales y la tomografía de senos paranasales, permiten visualizar mejor el tabique en toda su extensión, pudiendo determinar el impacto sobre el normal flujo de aire por la fosa nasal comprometida.

Causas de tabique nasal desviado

El tabique desviado es una condición que puede tener varias causas:

  • Congénita. Es posible que algunas personas tengan este problema desde el nacimiento. La causa se encuentra en traumatismos durante el desarrollo fetal o en el momento del parto.
  • La principal causa de tabique desviado es los traumatismos, especialmente los golpes directos a la nariz que pueden ocurrir por puñetazos u objetos contusos, así como golpes debidos a traumatismos de la cara durante caídas o accidentes. La desviación del tabique es frecuente en personas que practican deportes de contacto.
  • Con menor frecuencia, infecciones crónicas o recurrentes que afecten a la mucosa de la nariz pueden afectar al tabique haciendo que se desvíe.

Síntomas del tabique desviado

La desviación del tabique nasal puede estar presente sin ocasionar ninguna molestia y ser diagnosticada como un hallazgo al hacer una evaluación médica del paciente. Esto es común en los casos de desviación leve y no amerita tratamiento.

Las desviaciones más pronunciadas afectan la normal arquitectura de las fosas nasales, llevando a que un orificio tenga un diámetro mayor al del otro lado.  Es posible que la nariz muestre una curvatura en su dorso, o incluso que la punta de la nariz se encuentre desviada de la línea media.

Las desviaciones severas pueden producir obstrucción de los orificios de drenaje de los senos paranasales. Esto, además de ser un problema estético, puede dar origen a síntomas entre los que se incluyen:

  • Obstrucción nasal de un solo lado, que corresponde a la fosa nasal de menor diámetro.
  • Congestión nasal.
  • Sinusitis a repetición en un mismo seno paranasal.
  • Deformidad de la nariz.
  • Sangrado nasal debido a la resequedad de la mucosa.
  • Trastornos del sueño debidos a la obstrucción que suele agravarse al acostarse del lado en el que esta se encuentra presente.

Tratamiento del tabique desviado

gráfico del tabique desviado

A continuación se dan a conocer algunos de los tratamientos más efectivos para el tabique desviado.

Tratamiento de los síntomas

La obstrucción nasal que acompaña a la desviación del tabique nasal puede ameritar el uso de medicamentos o remedios naturales con efectos descongestionantes, esto permite aumentar el diámetro de la fosa nasal y facilitar el drenaje de las secreciones. Esta medida no logra resolver por completo la sensación de obstrucción.

En el caso del sangrado nasal asociado a la sequedad de la mucosa puede ser necesaria la colocación de soluciones que permitan mantener la mucosa húmeda, esto evita la formación de grietas que originen nuevas hemorragias nasales.

Cuando ocurren complicaciones como la sinusitis se hace necesario indicar ciclos de antibióticos. Por lo general, la infección de los senos paranasales puede ocurrir de forma recurrente.

Corrección definitiva de la desviación

El tratamiento definitivo de la desviación del tabique nasal se lleva a cabo mediante una cirugía.

La cirugía que se practica con este fin se conoce como septoplastia. Es un procedimiento en el cual se busca alinear el tabique nuevamente. Esta indicado en los casos que el tabique nasal desviado produce síntomas, tiene un impacto estético muy negativo, o se acompaña de complicaciones como la sinusitis recurrente.

En los casos de desviación leve del tabique, o cuando no hay síntomas molestos, no es necesario realizar un tratamiento quirúrgico.

Dependiendo de la gravedad, pudiera basarse en la corrección de las curvaturas o en llevar a cabo la retirada de parte del tabique seguida por el reposicionamiento del cartílago. Los casos graves pudieran ameritar intervenciones sobre la porción de hueso del tabique.

Esta cirugía puede ocasionar algunas molestias en el postoperatorio, principalmente obstrucción nasal y sangrado.  Estos síntomas desaparecen por completo tras pocos días. Una complicación de este procedimiento es la perforación del tabique nasal.

El resultado de la cirugía es la desaparición de los síntomas asociados, especialmente la obstrucción nasal, así como una mejoría en el aspecto estético de la nariz.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario