Blavatsky explicó que de la lista de los siete planetas sagrados que enseñaban los antiguos astrólogos, tres de esos cuerpos celestes son substitutos de tres planetas sagrados cuya identidad se mantiene secreta:

« Los planetas sagrados son tradicionalmente: Mercurio, Marte, Venus, Júpiter, Saturno, el Sol y la Luna. Pero esta clasificación es aceptada sólo para fines astrológicos, mientras que la verdadera clasificación (que es mantenida en secreto) difiere de esta.
[Marte, el Sol y la Luna] solo fueron utilizados como substitutos para fines esotéricos.
Saturno, Júpiter, Mercurio y Venus son los cuatro planetas sagrados exotéricos, mientras que los tres planetas sagrados esotéricos que no deben nombrarse, ellos fueron los cuerpos celestes en comunicación directa astral y psíquica con la Tierra. »
(La Doctrina Secreta I, p.575)

Y Alice Bailey pretendió revelar la identidad de esos planetas sagrados secretos, ya que en su libro “Astrología Esotérica”, ella escribió:
« Esos planetas [hasta ahora mantenidos ocultos] son Vulcano, Neptuno y Urano»
(p.220)
« Los tres planetas velados: Vulcano, Urano y Neptuno son todos planetas sagrados, que encarnan las energías de primer, séptimo y sexto rayo»
(p.509)
Y es por eso que en ese mismo libro como también en su libro “Psicología Esotérica I”, Alice Bailey afirmó que:
« Los planetas sagrados son: Vulcano, Mercurio, Venus, Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano. »
(p.335)
Pero si bien Vulcano podría efectivamente ser un planeta sagrado ya que Blavatsky precisó que:
« El Sol es sustituto de un planeta sagrado situado entre Mercurio y nuestra estrella»
(CW X, p.340)
También Blavatsky detalló que Urano y Neptuno NO son planetas sagrados, ya que ella también escribió:
« Pero para evitar crear nuevas interpretaciones erróneas, debo establecer que entre los tres orbes secretos (o ángeles de las estrellas) [o sea los tres planetas sagrados que todavía no han sido revelados] no están incluidos ni Urano ni Neptuno. »
(DS I, p.575)
E incluso Blavatsky dio la explicación de por qué Urano y Neptuno NO son planetas sagrados, puesto que en ese mismo párrafo ella añadió:
« Estos dos últimos planetas gigantes no dependen completamente del Sol como si dependen los demás planetas de nuestro sistema. »
(DS I, p.575)
~ * ~
Y esto demuestra que Alice Bailey no leyó la Doctrina Secreta con atención y tampoco fue una alumna del Maestro Kuthumi y menos una mensajera de los Adeptos transhimaláyicos porque entonces ella no hubiera cometido errores tan fragrantes.

Deja un comentario