Sobre la Meditación contemplativa o Teorética

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 estrella

1 estrella

2 estrellas

2 estrellas

3 estrellas

3 estrellas

4 estrellas

4 estrellas

5 estrellas

5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cuando se habla de meditación siempre hay que contextualizarla en su rango de acción, puesto que dicha actividad humana se extiende tanto a la dimensión práctica, como a lo teórico. Por lo que se hablaría de meditación para la salud, guiadas, meditación para dormir, etc, o también meditación contemplativa o teorética. De la última trataremos en esta entrada.

 Primeras dificultades de la meditación contemplativa

pensamiento sobre la meditación contemplativa o teorética ID194605 - hermandadblanca.org

pensamiento sobre la meditación contemplativa o teorética ID194605 - hermandadblanca.org

Llegar a lo que sea la meditación contemplativa o teorética está reservado solo a los valientes, a los que se atreven a pensar: ¡sapere aude! Los contenidos de dicha meditación son solamente conceptuales. Pero el impulso primero (προαιρησισ o proaíresis) para empezar y mantener en el tiempo esta actividad; trasciende lo conceptual. Respecto de lo cual, en la división aristotélica de las virtudes en éticas y dianoéticas, la meditación de que hablamos correspondería al νουζ (noús) o inteligencia; empero el impulso o intención sería previo, como la tendencia natural del ser hacia el bien.


De esta manera, siempre y como núcleo, la tendencia al bien de los seres pensantes resolvería nuestra entelequia, porque es nuestra forma y nuestro fin, y por tal, la meditación contemplativa o teorética, como todas las otras actividades humanas, quedaría subsumida al bien.

No en vano, grandes filósofos han meditado sobre los objetos metafísicos clásicos, y algunos como Aristóteles han concluido que Dios sería el mejor pensador y meditador que existe, porque contempla todos los mundos posibles y los crea en un impulso perfecto, siendo Él el primer motor y la causa de todo lo que existe; al mismo tiempo que se contempla a sí mismo en un acto puro.

 El pensamiento como instrumento de la meditación contemplativa

pensar sobre la meditación contemplativa o teorética ID194605 - hermandadblanca.org

pensar sobre la meditación contemplativa o teorética ID194605 - hermandadblanca.org

Lo que es el compás y la escuadra al geómetra, el martillo y el yunque al herrero, el lápiz y el papel al escritor, es el pensamiento al pensante. Todos los instrumentos de las artes y de las ciencias se aplican a objetos como en bruto, para la subsecuente transformación material (materia como cuerpo –πιστισ (pistis: creencia)-, fenómeno –διανοια (dianoia: razonamiento)- o idea –νοησισ-(noesis: acto intencional de la conciencia para captar las ideas).

Lo mismo y no de otra manera el pensamiento se aplica, traslada o relaciona con un contenido conceptual; v.g.: al pensar en una taza de café, automáticamente el sistema categorial la posiciona conceptualmente. En la meditación contemplativa o teorética solamente navegamos en lo arrojado por el sistema categorial, p. ej: es una taza blanca rota por un borde puesta a mi izquierda al lado de mi laptop. Luego de lo cual y con mucho esfuerzo, podemos establecer una definición de los monemas o partes del sintagma.


Sin embargo, la meditación en sí, se distingue del mero pensar en que aplica el pensamiento al objeto o contenido conceptual con mucha atención, siendo la más exhaustiva aquella en que cada contenido conceptual resulte simple o no compuesto, en otras palabras, pensar hasta llegar a las esencias.

Esta meditación exhaustiva no es otra cosa sino el entendimiento o inteligencia, cuya particularidad reside en que él constituye principios (hipótesis). El entendimiento resultaría así; lo común a todas las ciencias, es decir, el sujeto cognoscente tratando de llegar a las esencias científicas: el modus ponens en lógica, la ley de gravitación universal en física, la disposición anatómica en medicina –relaciones sinalógicas de las partes todas del cuerpo-, &c.

Meditación teorética y práctica

meditacion sobre la meditación contemplativa o teorética ID194605 - hermandadblanca.org

meditacion sobre la meditación contemplativa o teorética ID194605 - hermandadblanca.org

La principal diferencia entre una y otra estriba en que en la primera se privilegia al pensar, en la segunda se le excluye taxativamente, anula o incluye pero no como protagonista, puesto que la meditación práctica parte del supuesto de que lo práctico reside en un entramado de inteligencia emotivo-pasional (φρονησισ o frónesis), interpersonal e intersubjetivo.

En definitiva, la primera o meditación teorética busca mejores conceptos, mientras que la meditación práctica busca alcanzar una mejor vida. Evidentemente, lo práctico y lo teórico no están escindidos, pero dependiendo de qué se elija con preferencia para desplegar la προαιρησισ (proairesis) o intención; sería la medida y constitución de la cosmovisión personal. Se podría decir de cierta forma, que la meditación contemplativa es propia del filósofo que busca penetrar con su pensamiento  los confines de la realidad, mientras que la meditación práctica es para todos aquellos buscadores que quieren mejorar sus aspectos emocionales.

¿Para qué sirve la meditación contemplativa?

metafisica img metafísica, aproximaciones al problema del ser parte i ID173272 - hermandadblanca.org

metafisica img metafísica, aproximaciones al problema del ser parte i ID173272 - hermandadblanca.org

Por otro lado, al ser el pensamiento la “herramienta” de este tipo de meditación, podemos hallar las esencias eidéticas, y visualizar que en ellas hay dos aspectos esenciales: La realidad (ens reale) y la captación cognoscitiva (ens rationalis). En ello, podemos realizar un ejercicio que busca omitir o suspender el carácter accidental del mundo fenoménico, para quedarse con su residuo: las esencias.

Asimismo, podemos sacar de nuestro interior nuestras propias imágenes o “mandalas” (en virtud del εἶδος (eidos) como un proceso que tiende a convertir lo propio de las abstraciones del pensamiento en imágenes. Este proceso se llama pensar eidético, siendo común en los niños, en el pensar de los pueblos primitivo y en el plano artístico) De allí que razón tenía cuando dijo JesuCristo: “En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos”. Ya que este tipo de pensar nos acerca más a las sustancias y a lo simbólicoDivino.


En éste sentido, la meditación contemplativa o teorética, sirve para abstraer de nuestra realidad las sustancias simples, pensar sobre el pensamiento, realizar ejercicios metapsicológicos y ver la relación de las sustancias entre otras, y en ello comprender cuál es su energeia (acto y fuerza).

Entonces, meditar sobre el propio pensar, ante preguntas como p.ej: ¿cuáles son las sustancias que sirven de fuentes de mis acciones internas? o en otras palabras ¿Qué es lo que me sujeta como sujeto cognoscente ante el mundo?; ¿Qué es lo que regula mis acciones, y mis propios pensamientos? Nos ayudaría a buscar diversas respuestas, hacer una transmutación mental de diversos estados, en virtud; ya sea de esencias simbólicas o lógicas halladas por la meditación, y paralelamente nos ayuda a tener una mejor claridad de nosotros mismos ante un conflicto interno.

Autor: Kevin Samir Parra Rueda, redactor en la gran familia de Hermandadblanca.org

Más información:

  • Ferrater, J. (1964). Diccionario de Filosofía. (5ta ed.). Buenos Aires, Argentina: Editorial Sudamericana.
  • Psicologiaparaestudiantes. (productor). (2017, marzo, 31). Metapsicología, concepto básico. [Programa de youtube]. Disponible: https://www.youtube.com/watch?v=8A6ZZguO5rs [Consultado: 2019, Mayo 17]

💗 Si te ha gustado COMPARTE 💗

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 estrella

1 estrella

2 estrellas

2 estrellas

3 estrellas

3 estrellas

4 estrellas

4 estrellas

5 estrellas

5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)


Deja un comentario

Menu
A %d blogueros les gusta esto: