Porque dicen las malas lenguas que la política huele mal

¿A qué responde la política?

Con origen etimológico en el griego, a partir del vocablo politikós, indicando la idea de trabajar para la ciudadanía, constituyéndose sobre el término polis, traducido como ciudad, comprende el desempeño en pos de mejorar las condiciones sociales, económicas y culturales de la población, por lo menos desde la teoría. En una segunda definición, que lamentablemente se aplica a innumerables mandatarios, se puede advertir que la política es un juego de ajedrez regido por intereses, donde los gobernantes manipulan y sacrifican al propio pueblo. La realidad es que existe la buena y la mala política, consecuencia de fuertes intereses económicos, no obstante sobre el modelo de la democracia, los funcionarios son elegidos por el voto popular.

Matrimonio inseparable: Derecho y Política

1. La política surge cuando una sociedad decide dialogar para lograr acuerdos.

2. De estos acuerdos surgen las normas para la convivencia.

3. Tales normas dan lugar a las leyes.

4. Las leyes (o normas consuetudinarias) son la base del Derecho.

Nace así un orden irrefutable: primero surge la política y luego el Derecho. Sin la primera, el segundo no existe. En un lugar sin consensos, sin normas, sin que la sociedad haya pautado sus normas, simplemente no hay Derecho; en otras palabras, no hay Derecho donde no hay Política.

Además, sucede que la correcta inserción del mundo del derecho y lo judicial en la sociedad depende de la política. Verbigracia, muchos sistemas de leyes en América Latina son el resultado de trasvases desde Europa. Esto tiene como consecuencia que las leyes no siempre se adaptan a las sociedades porque tales leyes no son el resultado de un consenso político en la sociedad donde se aplican.

Las leyes y lo judicial solo pueden funcionar bien si son el resultado de una discusión política. Caso contrario, siempre sucederá la sensación de que la justicia no es un derecho sino una imposición. Entender que la política es la génesis de las leyes es algo clave. Por ejemplo, es un tema medular en el derecho constitucional y en la discusión de normas con legitimidad. Y es justo en este punto donde se centra el asunto: solo la política da legitimidad a las leyes.

Principios: Entre aspiraciones, deseos y realidades

Hay muchas perspectivas para entender el objetivo de la política. Sin embargo, su primer cometido es que las personas logren consenso para establecer normas de convivencia. Tales normas dan lugar a gobiernos, instituciones, constituciones, etc. Es interesante lo último que acabamos de decir: una constitución (ley suprema) nace de la política, por ende, el Derecho parece surgir de decisiones políticas.

Asimismo, hay que dejar en claro que la política es una actividad social. No hay política de un solo individuo. Conlleva de manera perenne la negociación y la posibilidad de discutir posiciones encontradas. En tal sentido, la relación entre política y Estado es innegable. Tal nexo ha llevado a las siguientes acepciones:

• Es considerada un arte entendiendo la habilidad y pasión por gobernar.

• Se percibe como el estudio de los asuntos públicos, no de los privados.

• Se identifica sobre el consenso y el compromiso de cumplirlo.

• Expresa y desarrolla una imagen de poder.

Es así como su objetivo puede verse a través de perspectivas diferentes. No cabe duda que eso la torna tan interesante como complicada en ciertas circunstancias.

Diferencia entre política y políticas

El vocablo “política” ha sido muy usado y ajado; por extensión, se usa para referirse a muchas cosas. Es así como se gesta la confusión entre las palabras “política” y “políticas”. Y la cuestión va más allá del plural, sino de la ejecución y concepción de las palabras.

La Política (en singular) tiene que ver con lo analizado hasta ahora en este texto, comprendiendo la necesidad de: lograr consensos, el arte de gobernar, los asuntos colectivos, el compromiso ante los acuerdos y el ejercicio del poder.

En cambio, cuando se habla de Políticas (en plural) uno se remite a la “acción”. Es lo que se hace luego de tomada una decisión de orden gubernamental. Se pueden entender como las actuaciones del gobierno para solucionar problemas públicos. Por ejemplo, cuando el gobierno decide invertir en educación ya que desea mejorar la capacidad de sus ciudadanos; esa es una política pública. Otra política pública puede ser fomentar el empleo en vez de la educación.

¿Es posible la existencia de una nación sin política?

La política se ha cargado de connotaciones negativas. Por ejemplo: a veces se usa como epónimo de corrupción y de burocracia; pero hay quienes han planteado la idea de países sin políticos. Hay que agregar que esto no es tan fácil de entender, pero se ha intentado.

Tenemos el caso de Irlanda del Norte, cuyo viceprimer ministro depuso en 2017, y hasta ahora en el 2020, es que el país ha conseguido contar nuevamente con una figura de gobierno de su talante. Algo similar ocurrió en Alemania donde, en 2018, le costó tiempo organizar el gabinete y elegir ciertos puestos estadales.

Pero, Suiza es todo un caso emblemático. Esta nación no tiene Presidente ni Primer Ministro. La nación es gobernada por un consejo de siete integrantes, que es designado entre los miembros de una Asamblea Nacional Bicameral. Además, este grupo de siete no tiene un periodo fijo como sucede con los poderes ejecutivos, sino que los integrantes permanecen el tiempo que lo requieran y por un año uno de ellos destaca como principal.

Es así como se ha planteado sustituir la “democracia representativa” por la “democracia deliberativa”. En esta última, se resta poder a los típicos políticos que obtienen su poder por medio del voto.

¿Lo anterior es un mundo sin política? A decir verdad, no. En realidad, es una manera diferente de hacer política.

Política aplicada a la empresa

Una empresa es un conglomerado social donde es necesario tener normas. Tales normativas suelen salir por consenso entre los integrantes de una empresa. Si bien, suele ser algo muy vertical (desde los puestos superiores hacia abajo), siempre sucede con el voto de todos.

Asimismo, las empresas detentan “políticas”. Por ejemplo, aquellas que colaboran con el medio ambiente o dan ciertos beneficios a sus empleados, son empresas que actúan bajo ciertas políticas que les dan un perfil o personalidad.

Dácil Cabrera

Yo trabajo en el nivel emocional, mental y espiritual de la persona. Lo guío a encontrar las formas en las que su mente egoica lo ha estado boicoteando en su vida y con ello no pueda conseguir los objetivos que quiere; ya sean ser feliz, estar en paz, tener relaciones sanas, una vida abundante, poder perdonar, por mencionar algunos ejemplos.