La mentira más común es la que te cuentas a ti mismo. Pero no te fustigues, lo haces sin darte cuenta. Es simple supervivencia emocional. Necesitas engañarte para poderte levantar por las mañanas. Y aunque delante de la gente finjas -poniendo tu mejor cara-, hace tiempo que ya no te crees tu propia máscara. Intentas desesperadamente conseguir algo que ningún centro comercial jamás podrá proporcionarte. Y llevas tantos años buscando en el lugar equivocado, que al final te has conformado con sucedáneos de felicidad, como el placer, la comodidad o el entretenimiento. Seguramente estés perdido. ¿Y quién no lo está? Demasiada gente te ha estado confundiendo durante demasiados años, presionándote y convenciéndote para que hagas cosas que no te convienen hacer en orden a tener cosas que no necesitas tener. Observa los resultados que estás cosechando en las diferentes dimensiones de tu existencia. ¿Qué ves? Si tu vida carece de sentido, reconócelo. No te engañes más. Si te sientes vacío, asúmelo. Deja de mirar hacia otro lado. El «autoengaño» es un déficit de «honestidad».
.

Y tú, ¿cuántas veces has sido honesto contigo mismo?.

Borja Vilaseca.
Escritor, periodista, 
inspirador para personas con necesidad de cambio.
www.desarrollopersonalyliderazgo.com
borjavilaseca.com
En Youtube Borja Vilaseca
En Facebook Borja Vilaseca
Imagen de lamenteesmaravillosa.com

Ir a la fuente

Antonio Castellanos

A través del Coaching Transpersonal me descubrí. Conecté con mi auténtico Ser. Descubrí mis dones y mis valores.

Deja un comentario

Deja un comentario