Si Escuchas a la Gente que se Queja Constantemente, es posible que te Roben Energía y Perjudiquen tu Estado de Ánimo

(Ya abordado(a) por gente que se queja, deberás tratar de sostener durante tu día, pensamientos, comportamientos y actuaciones positivas, no dejes que te roben energía)

La negatividad de las personas que se quejan es tan profunda, que de repente, al permanecer en contacto con ellos, empezarás a sentirte más cargado de lo normal, como si tus problemas y dificultades hubiesen crecido.

Asegura la ciencia que estar en contacto con una persona negativa por más de 30 minutos, ocasiona que las neuronas del hipocampo cerebral se despeguen, trayendo como consecuencia que pienses que toda tu vida se está volviendo un desastre.

Esto pasa, porque las neuronas del hipocampo cerebral se utilizan para lograr una buena resolución de los problemas, formación de nuevos recuerdos y la orientación espacial; y con la dificultad mencionada, su función presentará dificultades.

Ahora, es claro que tu cerebro y el mío, podrían sufrir cambios sustanciales, debido a las emociones que se materializan en nuestros cerebros por la condición de otra persona.

Es así, que sentimientos de frustración, ira, culpa y tristeza, modificarían algunos procesos que liberan hormonas en nuestro cerebro, incrementando a gran escala la posibilidad de poseer:

¿Qué hacer frente a estas situaciones? Te invito para que continúes tu lectura, y logres conocer cómo enfrentar la actitud quejumbrosa de aquellas personas que posiblemente pueden rodearte.

Pienso que la energía que utiliza una persona para quejarse constantemente, es la energía que debiera aprovechar para superar todas esas situaciones que aparentemente observa como obstáculo.

Si te concentras en la amargura y en la frustración, lo único que lograrás es un impedimento para trascender y vencer todas las situaciones difíciles que vayan presentándose durante tu existencia.

Te invito para que no seas parte de la gente que se queja, es fundamental que comprendamos tú y yo, que no estamos en la obligación de escuchar y atender a aquellas personas que sí son negativas y quejumbrosas.

Aunque tengas la capacidad y el don de aconsejar a este tipo de personas, siempre estarás expuesto(a) a que te roben energía al momento de escucharlos.

Quiero detallarte algunos consejos para que tengas presente al momento de encontrarte con gente que se queja, evitando con todo ahínco, que estas personas te roben energía.

Establece Límites:

Escuchar a otra persona quejarse todo el día es muy agotador, estás en todo tu derecho de decirle que no te agrada esa actitud y que prefieres no escuchar más esa carga tan poderosa de negatividad.

Empieza por decirle que no deseas conocer más sus quejas y tragedias.

Si estables límites, tu estado de ánimo no se verá perjudicado, no estarás disponible para que te roben energía, los vampiros energéticos tendrán que buscar en otra parte.

Toma Distancia:

Tomar distancia equivale a alejarse lo que más puedas de estas personas. Las actitudes de la gente que se queja te ponen en una posición altamente vulnerable a la manipulación.

Si estableces límites, podrás tomar distancia, un consejo te llevará al cumplimiento del otro. Así, tu estado de ánimo será próspero y feliz en todo momento.

No muestres Debilidad:

Está claro que este tipo de personas quejumbrosas son profesionales en la manipulación, la idea es que ante las situaciones que te expongan, vayas colocando un escudo protector.

Cada problema que te exponga una persona quejumbrosa no tendría que ser resuelto por ti, es de vital importancia que a este tipo de personas no les demuestres disponibilidad para ayudarle en sus problemas.

La invitación es para que te controles al momento de sentir aquella necesidad natural de ayudar, mira que la gente que se queja todos los días puede afectar tu estado de ánimo estable, tranquilo y positivo.

Hazle entender que el problema es Suyo, no Tuyo:

En los momentos en que hayas escuchado las quejas de una persona, el paso a seguir sería hacerle saber que esos problemas le competen exclusivamente a él, y decirle que pasan por su forma negativa y quejumbrosa de pensar.

En todo momento, evita que la situación expuesta por el quejumbroso te afecte, luego, aconseja a este individuo para que solucione dicha situación por sus propios medios.

Mantén Pensamientos y Actuaciones Positivas:

Ya abordado(a) por gente que se queja, deberás tratar de sostener durante tu día, pensamientos, comportamientos y actuaciones positivas, no dejes que te roben energía.

Toma distancia de aquellas personas negativas, y acércate a personas positivas, toma el suficiente tiempo de observar todo lo bueno y bello que te rodea.

Mira en tu interior y exterior la belleza que eres, observa con detalle el gran resplandor del Universo.

Hasta aquí los consejos más importantes para afrontar la actitud de la gente que se queja todo el día y todos los días.

Quiero invitarte para que hagas lectura del Artículo “Trasmite Energía Positiva, te enseñaré los secretos más poderosos para que lo Logres”, va a enseñarte muchísimo sobre el tema que hemos tratado el día de hoy.

Finalmente, queda abierta la invitación para que continúes muy pendiente de nuestras próximas publicaciones, poseemos material muy bueno para que aprendas y crezcas espiritualmente y trasciendas como persona.

id147125 09d124ead76d85f 750×400 - Si Escuchas a la Gente que se Queja Constantemente, es posible que te Roben Energía y Perjudiquen tu Estado de Ánimo - hermandadblanca.org(La invitación es para que te controles al momento de sentir aquella necesidad natural de ayudar, mira que la gente que se queja todos los días puede afectar tu estado de ánimo estable, tranquilo y positivo)

Autor: William Hernán Estrada Pérez, Redactor en la Gran Familia de Hermandadblanca.org

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.