SER AGRADECIDO UNA BUENA SIEMBRA

YO PIENSO QUE QUIEN MÁS A QUIEN MENOS EN ALGUNA OCASIÓN A LO LARGO DE SU VIDA SE HA SENTIDO COMO ALGUIEN QUE ESTÁ EN MITAD DE OCÉANO EN UNA BALSA A LA DERIVA, PERDIDO, SIN RUMBO, SIN SABER DÓNDE ESTÁ Y SIN SABER A DONDE IR.

Posiblemente los demás cuando nos observan, creen que lo tenemos todo o casi todo y sin embargo, nosotros sentimos en nuestro interior, en innumerables ocasiones un hueco vacío, indescriptible que no sabemos con qué llenar. 

Nos movemos entre dos extremos unas veces, tenemos muchas expectativas con todo lo que iniciamos y otras pedimos demasiado a las circunstancias que nos rodean aun sabiendo que no dan para más.

La insatisfacción anida, de forma demasiado habitual, en nuestra manera de vivir y siempre nos impulsa a necesitar hasta aquello que no necesitamos.

Lo primero que hay que hacer es parar y reconocer lo que sucede dentro. Enfocarnos en lo que tenemos y no en lo que falta. Disfrutar de lo sencillo, que siempre es abundante, y no esperar lo grande que suele ser complicado y escaso.

Y SOBRE TODO, SER AGRADECIDOS, CON LO QUE SOMOS Y LO QUE TENEMOS.

Hay muchas razones, innumerables diría yo, para agradecer y el agradecimiento conlleva, no lo duden, grandes contraprestaciones. 

NO SABES CÓMO, NO SABES CUÁNDO PERO LA VIDA, EL UNIVERSO, NUESTRO DIOS INTERIOR SIEMPRE COMPENSA.

Les propongo un divertido ejercicio: 

Comencemos por agradecer 3 cosas al levantarnos y 3 al acostarnos. Repasemos el día, repasemos nuestra vida, agradezcamos hasta lo que no haya sido demasiado favorable para nosotros porque hasta eso nos ha enseñado y aportado algo que es motivo de agradecimiento. 

Hagamos una lista despacito, sin ninguna prisa. Un listado con 100 razones para agradecer, poco a poco, lentamente vete añadiendo a tu listado nuevos motivos. Desde atribuciones muy simples, hasta razones poderosas por las que hay que sentirse encantados de lo que nos ha ocurrido a lo largo de nuestra vida.

A medida que crezca el listado iras tomando conciencia de todo lo bueno que ocurre en tu vida y te ayudara a ser más feliz.

Te encontraras con personas que no se conmueven con nada, que no sienten la necesidad de agradecer a nadie ni a ninguna situación y que por supuesto, viven dentro de su amargura o en un estado vegetativo de cierta indiferencia o contrariedad hacia el resto. No son felices ellos ni hacen feliz a nadie y tampoco sienten la recompensa del agradecimiento y sus bondades. Simplemente déjalas estar. 

LO DICE EL REFRANERO ESPAÑOL: “DE BIEN NACIDO ES SER AGRADECIDO”.

VETE POR LA CALLE AGRADECIENDO INTERNAMENTE. LO QUE SEA Y A QUIEN SEA…………….. REVISA, SIENTE, AGRADECE…..…ESPERA. 

Y ALGO BUENO PASARA EN TU VIDA.


Deja un comentario