La Red Migrantes con Derechos lanza una campaña de sensibilización contra las Devoluciones Sumarias, también llamadas «devoluciones en caliente», denunciando la vulneración de derechos en la frontera sur, especialmente en Ceuta y Melilla.

«Cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos emitió la Sentencia sobre este asunto, manifestamos nuestro malestar sobre la misma, precisamente porque evidenciamos el retroceso  en la protección de las personas migrantes y refugiadas», lamenta la plataforma, que busca explicar en qué consisten. Y lo hace de la mano del arzobispo emérito de Tánger, Santiago Agrelo.

Para Agrelo, se trata de personas que «no vienen de aventuras ni de turismo, sino forzados a entrar. Esos ciudadanos, por muy ilegal que haya sido su entrada al país, tienen derechos, y esos derechos tienen que ser respetados».

«Las devoluciones en caliente son una violación de derechos»

«Tienen derecho a ser escuchados y asistidos. Las devoluciones en caliente suponen una violación de sus derechos», afirma el franciscano. «Es una sensación terrible de que no son personas, no tienen los mismos derechos que nosotros. Si algo van a tener es lo que nosotros les concedemos, no lo que tenemos derecho a pedir. Nos engañamos a nosotros mismos, nos constituimos en señores de la vida y destinos de los demás, y no lo somos»

«Tenemos a hombres, mujeres, niños, personas concretas, que dicen que no tienen qué comer o dónde alojarse (…). Si los cristianos tomamos una posición radical de acogida, somos capaces de mover la conciencia de la sociedad«, apunta Agrelo, quien concluye que «no nos podemos permitir el lujo de cuestionar en modo alguno la acogida. Acoger a Cristo no tiene excepciones. Esas personas son el cuerpo de Cristo a quien decimos querer. Cualquier cosa que hagamos para justificar el rechazo o la ignorancia en las fronteras, es un modo de despreciar el cuerpo del Señor».


¿Sabes qué son las Devoluciones Sumarias?

Las personas extranjeras que entran a España por la valla de Ceuta y Melilla no acceden por un puesto fronterizo y la Ley de Extranjería dice que, en estos casos, hay que abrir un expediente sancionador que se tramita con un procedimiento administrativo de devolución.

En Ceuta y Melilla se aplican, de forma particular, los procedimientos de DEVOLUCIONES SUMARIAS, también llamadas «Devoluciones en caliente», que no cumplen con las suficientes garantías de protección de Derechos Humanos. ¿Cuáles son esas garantías que no se cumplen?

  • Las personas no son identificadas, por eso, no sabemos si son menores o solicitantes de asilo.
  • No tienen acceso a un abogado ni a recurrir esa decisión.
  • No hay traductor, entonces: ¿Cómo podemos llegar a saber su situación personal en su origen y el motivo por el que ha llegado?
  • Las personas están desamparadas. Antes había personas y organizaciones que documentaban lo sucedido. Ahora, esto está sancionado con una grave multa. NO LLEGAMOS A SABER LO QUE PASA DIRECTAMENTE

Graduado en Psicología. También ha cursado varios posgrados, entre los que destacan el de Gestión de Recursos Humanos y el de Mindfulness por la Universidad de Málaga. Experto universitario en Coaching.

Deja un comentario

Deja un comentario