San Francisco, ley obliga a que los pet shop vendan únicamente animales rescatados

Acaba de ser aprobado en la ciudad de San Fransico EE.UU. un proyecto de ley que prohíbe la venta de perros y gatos no rescatados en las tiendas de mascotas.
La ley quiere erradicar de la ciudad la cría de perros y gatos para su venta la cual además se realizan en condiciones inhumanas y de peligro para la sanidad animal y humana en muchos casos.
El cambio no afectará a los criadores con licencia, pero se tratará de luchar contra la existencia de “fábricas de cachorros” a gran escala, lo que ayuda a facilitar la adopción de miles de animales que han ocupado los refugios en la ciudad.
San Francisco no solo es la primera ciudad de Estados Unidos en poner en práctica una medida de este tipo, sino que también en prohibir la venta de animales de menos de ocho semanas de edad. Los Ángeles, San Diego, Chicago, Filadelfia, Boston y Austin todos están aplicando medidas similares actualmente y ya tienen listos sus porpios sistemas legales.
“La mayoría de los amantes de los animales se horrorizarían tan solo de pensar de poner a su amada mascota en una jaula de alambre sucia de excremento por un segundo, mucho menos por semanas o meses. Sin embargo, este es el destino de muchos animales en la cría comercial a gran escala en el mundo, incluyendo las madres de muchos cachorros y gatitos que se venden en tiendas de mascotas.
La codicia de las tiendas de animales alimenta a una industria de la cría comercial, la cual es cruel y cuyo único propósito es producir perros de raza y gatitos a gran escala, maltratando a sus progenitores, llevando luego a las crías con día de vida a mieles de kilómetros para ponerlas en cubos de cristal para su venta.
De esta forma San Francisco reconoce que los animales no son objetos y que no existe una relación directa entre la industria y los millones de perros y gatos en los refugios en todo el mundo que sin rumbo terminan siendo sacrificados mediante eutanasia.
La ciudad de San Franciso recoge de las calles y se ocupa al año de unos 6000 animales al año, por lo que la medida también supondrá un ahorro importante a las arcas de la ciudad.
Si bien es una buena medida, esperemos que algún día podamos dar la noticia que se prohíbe el comercio de animales en general.

Deja un comentario