RUDOLF STEINER ASEGURA QUE EN REALIDAD EXISTEN DOS MAESTROS KUTHUMI

Rudolf Steiner para solucionar el problema de que:
      por un lado él afirmaba estar en contacto con el Maestro Kuthumi quien le mandaba mensajes muy cristianos en forma telepática,
      y por el otro lado el repudio que él mostraba hacia las enseñanzas esotéricas orientales, las cuales Blavatsky aseveraba que le habían sido transmitidas por el Maestro Kuthumi y el Maestro Morya.
Para resolver esta contradicción Steiner desarrolló la idea de que en realidad existían dos “Maestros Kuthumi”:
      por un lado había un verdadero Maestro Kuthumi quien era el que estaba en contacto con él,
      y por otro lado había un falso Maestro Kuthumi quien era el quien había estado en contacto y manipulando a Blavatsky.
El Maestro Kuthumi «real» supuestamente tenía intereses esotéricos muy occidentales y fue uno de los primeros inspiradores de Blavatsky, pero debido a la naturaleza mediocre y no controlada de ella, Blavatsky entró en contacto durante sus primeros días en los Estados Unidos con un ser impostor que se hizo pasar por el verdadero Maestro Kuthumi
En 1916, Rudolf Steiner explicó que:
« El guía original de Blavatsky quería conducirla hacia las aguas seguras [del esoterismo occidental], pero entonces apareció otro guía en la escena que estaba lejos de lo que Blavatsky solía llamar «un Mahatma», ya que este era alguien completamente diferente. »
Y la idea que Steiner presentó inicialmente con respecto a este supuesto intruso era que se trataba del espíritu desencarnado de John King quien había sido un famoso pirata marino en el siglo XVII.
Y es por eso que en una conferencia del 11 de octubre de 1915, Steiner les dijo a sus oyentes que:
« Este espíritu John King fue quien mediante el proceso de la precipitación, produjo las cartas que el periodista Alfred Sinnett utilizó para escribir sus libros, tanto su primer libro “El Mundo Oculto” como su segundo libro “Budismo Esotérico”. »
Y aparentemente Blavatsky se dejó completamente manipular por ese espíritu desencarnado, ya que según Steiner, desde 1874 hasta el resto de su vida ella estuvo bajo la guía y el control de ese falso Kuthumi, a saber: John King.
Pero ahí la pregunta obvia que surge es:
¿Y por qué un pirata fallecido querría hacer una cosa así?
¿Y cómo podría ese pirata tener un conocimiento tan profundo de las enseñanzas orientales?
A lo cual Rudolf Steiner resolvió ese paradigma respondiendo lo siguiente:
« Entonces, y en un cierto sentido bajo la máscara de una individualidad anterior, ese espíritu entró en el horizonte espiritual de Blavatsky, porque en realidad él era el portador de lo que algunos querían introducir en el mundo occidental desde la India bajo la apariencia del Maestro Kuthumi. »
O sea que Rudolf Steiner nos está asegurando que unos ocultistas maquiavélicos de la India le pidieron al espíritu desencarnado de John King que se hiciera pasar por el Maestro Kuthumi para así manipular a Blavatsky y de esta manera poder introducir sus perniciosas enseñanzas esotéricas orientales en el mundo occidental…
¡Guau! Rara vez escuché una historia tan delirante, y no sé si Rudolf Steiner sabría esto pero el Maestro Kuthumi, el verdadero, era también indio y más precisamente de la región de Cachemira la cual se encuentra situada al norte de la India.
Y de hecho el traje que el Maestro Kuthumi lleva puesto en el retrato que se pintó de él (y el cual les puse arriba) es un traje típico de esa región, pero el colmo es que Steiner les mostraba ese retrato a sus seguidores para presumir su supuesto contacto telepático con el Maestro Kuthumi !!!
Pero no satisfecho con afirmar cosas tan absurdas, Rudolf Steiner siguió diciendo a su audiencia:
« Ustedes probablemente sepan que Olcott ha escrito mucho sobre el Maestro Kuthumi, incluido el hecho de que en 1874 el Mahatma Kuthumi dio su opinión sobre su identidad [de ese falso Kuthumi] y mencionó que él se llamaba John King y que había poseído la personalidad de un pirata que había sido famoso en el siglo XVII.
Y además, el Coronel Olcott se expresó de una manera curiosa acerca de este John King, ya que él aseveró que probablemente ese espíritu no tenga nada que ver con el espíritu de ese pirata, sino con la creación de una Orden que existe como una Orden visible en medio de la humanidad física, mientras que para los resultados depende de lo invisible. »
Pero desafortunadamente para la credibilidad de Rudolf Steiner, los documentos muestran que todo lo que afirmó fueron falsedades porque:
1)   El Coronel Olcott escribió muy poco sobre el Maestro Kuthumi.
2)   Nunca escribió nada acerca de que el Maestro identificara el otro con John King o un pirata.
3)   Y no se puede encontrar nada relacionado con esto, ni siquiera similar a él, en ninguno de los libros del Coronel Olcott.
Así que una vez más nos enfrentamos al hecho de que Rudolf Steiner era un instructor inestable y un mentiroso deliberado.
Y más tarde Steiner pasó a agregar más detalles falsos e incongruentes sobre esta ficción, ya que en su conferencia del 9 de diciembre de 1916, él dijo:
« El Maestro a quien se le conocía como Kuthumi, había ejercido durante algún tiempo una influencia favorable sobre Blavatsky, pero este Mahatma a través de varias maquinaciones, fue reemplazado por un espía al servicio de una cierta organización.
Este espía había abandonado las fraternidades ocultas donde había sido iniciado en altos grados, de modo que pudo permanecer en segundo plano haciéndose pasar el Maestro para así lograr a través de Blavatsky, los resultados que deseaba obtener esa organización. »
Y lo más triste es que muchos de los seguidores de Steiner continúan repitiendo las falsedades que él dijo, y creyendo y promulgando tales ideas erróneas como si se tratase de un evangelio.
Y otra idea que mantienen viva es la de la supuesta «cautividad oculta de Blavatsky» ya que según Steiner:
« Ella ya había sido utilizada como títere por diversos poderes que la influenciaron debido a que en 1879 y durante una reunión de ocultistas de varios países, se decidió que aprovechando que ella se había mudado a la India, ella debía de ser puesta en un estado de encarcelamiento oculto, y esto lo lograron por medio de una cierta forma de magia ceremonial, la cual esencialmente inhabilitó su propia alma y la convirtió en una esclava paralizada interiormente para ser utilizada por los ocultistas orientales para sus propios proyectos. »
Y después de leer todo esto no es de extrañar que los seguidores de Rudolf Steiner tengan a Blavatsky en tan baja estima después de haber sido llenadas sus mentes con todas estas mentiras.
¿Y de dónde obtuvo Steiner estas ideas sobre el espíritu impostor que se había hecho pasar por el Maestro Kuthumi?
Él les dijo a sus oyentes que:
« Eso se lo revelaron ocultistas que estaban muy bien informados, y también le dijeron que ese falso Kuthumi estaba al servicio de los rusos y que conscientemente él trató de unir las capacidades del alma de Blavatsky con el ocultismo inglés. »
¿Y quiénes fueron estos «ocultistas bien informados» que declararon tales cosas?
¿Fueron producto de su imaginación u hombres inescrupulosos que utilizaron a Steiner como un instrumento para ennegrecer el nombre y la imagen de Blavatsky, los Maestros y la Teosofía?
Ahí Steiner ya no respondió y solo podemos especular y la especulación rara vez tiene valor. Pero es igualmente de poco interés tratar de comprender por qué un «pirata incorpóreo» que luego se volvió un «espía ruso» tuvo la tarea de obligar a Blavatsky a promulgar el esoterismo indio y oriental, y deseaba unirla internamente con el ocultismo inglés. Porque como el lector ya se habrá dado cuanta, hay muy poco en las explicaciones que da Rudolf Steiner que tengan algo sentido.

Deja un comentario