Comienza la temporada de los cambios climáticos extremos y el frío que se avecina con el invierno. Ahora más que nunca debes proteger tu salud física y también mental para que todas esas enfermedades relacionadas con esta temporada no te afecten.

La sensación de cuerpo cortado, en algunas ocasiones, es el primer indicio de que algo está mal y si lo atiendes a tiempo, puedes disminuir las molestias mucho más rápido.

Conoce cuándo debes tratar tus síntomas

Aunque no lo creas esta sensación de cuerpo cortado es parte del proceso natural de tu cuerpo para sanar. La fiebre se eleva para matar a todos esos virus que tienes en tu cuerpo y hace que tu sangre circule más rápido y de forma efectiva.

Toser es otro síntoma productivo; limpia tus pasajes respiratorios de toda esa mucosidad que contiene gérmenes e impide que lleguen a tus pulmones.

Limpia tu nariz de forma regular

Es importante sonarse la nariz con regularidad cuando se tiene un resfriado en lugar de volver a inhalar moco. Pero cuando se sopla fuerte, la presión puede llevar la flema portadora de gérmenes de vuelta a los conductos auditivos. La mejor manera de sonarse la nariz: presiona un dedo sobre una fosa nasal mientras soplas suavemente para despejar la otra.

Limpia tu nariz con agua de sal tibia

El enjuague con agua salada ayuda a romper la congestión nasal, mientras que también elimina las partículas de virus y bacterias de la nariz.

Esta es una receta popular:

Mezcla 1/4 de cucharadita de sal y 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio en 200 mililitros de agua tibia. Utiliza una jeringa de pera o un kit de irrigación nasal para inyectar agua en la nariz. Mantén una fosa nasal cerrada y aplica una ligera presión con el dedo mientras echas la mezcla de sal en la otra fosa. Deja que drene. Repite dos o tres veces, y luego trata la otra fosa nasal.

Realiza gárgaras de sal

Las gárgaras pueden humedecer un dolor de garganta y traer un alivio temporal. Haz gárgaras con 1/2 cucharadita de sal disuelta en 200 mililitros de agua tibia, cuatro veces al día.

Toma bebidas calientes

Procura solamente tomar bebidas calientes y reconfortantes. Puede ser té de jengibre, ya que tiene propiedades antiinflamatorias y antivirales. También puedes optar por tomar té de equinácea, perfecta para todo lo relacionado con enfermedades como la gripa.

Mantente bien hidratado

Procura tomar muchos líquidos en todo el día, incluye bebidas como:

  • Agua.
  • Agua de coco.
  • Té herbal.
  • Sopa o caldo de huesos.

Toma un respiro y descansa

Esto es sumamente importante. Dale tiempo a tu cuerpo para que sane poco a poco. Aprovecha este momento para tomar una pausa de tu agenda ajetreada, respira, medita, puedes hacer un poco de yoga para el sistema inmunológico.

Foto de portada: Katemangostar en Freepik

Zaida Bemanar

La conciencia espiritual es la que nos permite tener un propósito claro, reconocer nuestros dones fundamentales y nuestra misión en la vida. Ella ofrece mirarse a uno mismo y al otro de una manera mucho más significativa que lo puramente psicológico o técnico

Deja un comentario

Deja un comentario