Quiero para ti lo que tú quieras para ti



pareja-agarrada-de-la-mano

Quiero para ti lo que tú quieras para ti

Presuntamente esto es lo que nos puede decir ese ser superior que va más allá de la parte física de nosotros mismos que podemos reconocer frente al espejo. Esa parte de nosotros que es luz y que existe mucho antes de venir a vivir experiencia vital.

En el mundo espiritual no existe algo bueno o algo malo, esas etiquetas solo existen en nuestra mente y corresponden a una cantidad considerable de creencias que hemos alimentado a lo largo de nuestras vidas. En el mundo espiritual todo es perfecto tal y como es, la opción que elegimos en la infinidad de posibilidades, es perfecta, porque corresponde al nivel de consciencia que tenemos en cada uno de los momentos de nuestra vida en este plano.

Camino-de-estrellas (1)

Cuando hablamos de injusticias en el mundo, cuando hablamos de bondad o de maldad, cuando hablamos de mejores o perores caminos, no terminamos de entender que la vida es un gran sí, que nos dará lo que necesitemos para armar nuestra experiencia de vida como la queramos, que inclusive hay cosas que ya tenemos acordadas antes de nacer y en algunas oportunidades involucra a otras almas que nos acompañan en esta aventura en el nombre del amor.

Entender que cada uno está en su proceso, es poder afirmar que queremos para el otro, lo que el otro quiera para sí y algo diferente a esto solo corresponde a la imposición de criterios, al control que pretendemos tener sobre todo y sobre todos, más aún sobre aquellos que decimos amar.

pareja camino

Permitirle a cada quien ser como es, representa respetar su proceso, está asociado al reconocimiento de que cada quien está en su derecho de vivir su vida a su manera, de escoger de acuerdo a lo que considera mejor para sí… A fin de cuentas lo que reconocemos al permitirle al otro ser es que: yo soy como soy y eso está bien y el otro es como es y eso también está bien.

Aprendamos a darle la posibilidad al otro de actuar sin interferencia, recordemos que dentro de esa persona está esa guía maravillosa, que se expresa a través de su intuición, que tiene un plan perfecto para ella y que mientras menos intentemos imponer nuestras maneras, con mayor facilidad, esa persona alcanzará sus propósitos.

A fin de cuentas todo encajará a la perfección, los puntos podremos unirlos con facilidad, pero solo de adelante hacia atrás. Confía en el proceso de la vida, suelta el control, permítete vivir esta experiencia con plena consciencia de su milagro y permítele a los demás que vivan sus vidas como ellos quieran hacerlo… Ésa es sin duda, la mayor muestra de amor.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Deja un comentario