¿Qué son las TRANSICIONES? Y cuáles son sus beneficios

¿Qué son las TRANSICIONES? Y cuáles son sus beneficios

Aprender a disfrutar del presente es un hábito que todos debemos adquirir, es una manera de aceptar nos sin resistirnos a los cambios. Las transiciones tienen muchos beneficios, muchos de ellos se relacionan con la neuroplasticidad del cerebro.

Recordemos que las transiciones son procesos de tipo naturales y permanentes que se dan en la vida que se van generando desde el nacimiento. Los adultos en muchas ocasiones tienen ciertas resistencia a los cambios.

Muchas personas en determinados momentos de nuestra vida creemos que tenemos aseguradas cosas como nuestro trabajo, nuestra pareja, nuestras amistades, nuestra salid, pero de repente todo cambia, esto puede ser consecuencia de un proceso natural y permanente en la vida, cambios que sin darnos cuenta se van dando desde que nacemos. Todos los ejemplos de los cambios que te hemos dado son ejemplos de transiciones.

Muchos consideran que una transición es una variación en el estado de las cosas para que termine siendo algo diferente. Las transiciones son inevitables y, estemos o no de acuerdos, van a ocurrir en determinados momentos de nuestras vidas.

Los seres humanos, especialmente en nuestra cultura, estamos aferrados a un anhelo de estabilidad y de permanencia, por lo que cada cosa que nos haga cambiar en nuestros estados, valores y situaciones viene aparejado de un nivel de trauma en las personas, aunque esto sea un proceso inconsciente.

Al ser un proceso, por lo general, se va prolongando en el tiempo. Los expertos en la materia señalan que la resistencia al cambio es una de las características más marcadas en los seres humanos. De ahí que tener una estrategia efectiva es la manera de trabajar internamente para poder reconocernos, prepararnos, afrontarlos y fortalecernos, ya que las transiciones se caracterizan por ser inevitables, más tarde o más temprano suceden.

Tabla de Contenidos

Beneficios de las transiciones

Las transiciones tienen ciertos beneficios que se relacionan con entrenar las neuroplasticidad del cerebro, es la capacidad de adaptarse a las distintas situaciones que nos va presentando la vida, aprender del proceso de cambios, aunque sea desconcertante para la mayoría de nosotros, se puede estimular la resiliencia, la capacidad que tenemos las personas de superar los grandes desafíos frente a una situación que ya se ha dado. Además se valoriza el poder de la actitud que se tiene en el momento, la manera en que se van a afrontar los problemas. También se puede aprender a valorizar los bueno del estado anterior frente a la incertidumbre que aparece frente a lo nuevo.

Etapas de la transiciones

Existen diferentes etapas de las transiciones Lo mismo que sucede frente a las situaciones de la vida las transiciones son parte de un proceso que está formado por distintas etapas.

Ansiedad: las personas nos planteamos si tendremos la capacidad de superar el momento.
Felicidad: la necesidad de algo nuevo genera cierto pensamiento mágico, que se afianza por la frase’ que anuncia ‘que los cambios siempre son buenos’. Aparece una visión positiva a mediano y largo plazo.
Preocupación: en el medio del proceso nos planteamos que consecuencias directas tendrán la transición en la vida, y la manera en que nos afectará.
Amenaza: esta sensación dispara todo tipo de reacción Sentir seguridad interna en estas circunstancias es normal, lo mismo que la imposibilidad de ver un futuro claro.
Depresión: existe cierto grado de desmotivación al no encontrar el sentido a estos cambios, mezclado con cierto grado de culpa, amenaza y preocupación, empiezan a aparecer interrogantes y dudas profundas.
Aceptación gradual: después de un tiempo empieza a verse el nuevo escenario, empezar a conocer las nuevas reglas, y volver a analizar el tema desde un sentido más optimista.
Movimiento positivo: el paso siguiente es entrar en una fase de impulso hacia adelante, las cosas ya no se ven tan negativas y se comienza a ver un futuro cercano más beneficioso.

Deja un comentario