Que renazca tu amor propio por conseguir cosas y hacer realidad tus sueños

RECUPERANDO LOS SUEÑOS PERDIDOS      

Si bien existen diversos factores externos que nos mantienen en el escenario uno, orquestado por supuesto por los demonios, hoy vamos a hablar de un factor que nos compete directamente a nosotros, tanto en lo individual como en lo general.
A estas alturas estamos acostumbrados a sobrevivir, porque el entorno se ha vuelto hostil en todo sentido, en lo económico, seguridad, salud, bienestar, etc.  Debido a esto es que los demonios “nos piensan” … nos llevan por el camino que ellos quieren, porque sencillamente estamos desesperados, corriendo como gallina sin cabeza de un lado al otro sin un propósito definido, ni en lo particular y mucho menos en lo general.
No podemos pedirle peras al olmo, y por este motivo entiendo, pero no comparto, que no exista compromiso por parte de un colectivo humano en cambiar las cosas, porque sencillamente ya no existe un plan de futuro.
La gente se ha acostumbrado a vivir y sobrevivir con lo que tiene hoy en su bolsillo, porque en ciertos lugares, iba por la mañana a comprar una pieza de pan o un litro de leche y cuando volvía por la tarde al mismo mercado, ya el pan ni la leche costaba lo mismo…. 

Como vemos, somos expuestos a niveles de estrés e incertidumbre límites, donde nos dejan totalmente nocaut, sin capacidad de reacción y mucho menos acción, que es la parte que más nos importa y compete. Entonces llegado a este punto, me pregunto, te pregunto ¿Qué era lo que te movía y sentías te daba la Vida cuando eras pequeño o adolescente? 


Deja un comentario