Qué hacer con la mascarilla cuando estás tomando algo en una terraza y cómo deshacerte de ella cuando has terminado de usarla

Advertisement

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Nos habéis preguntado qué se debe hacer con la mascarilla cuando te la quitas y luego te la vas a volver a poner. Por ejemplo, al ir a tomar algo a una terraza o al volver a casa después de pasar un rato fuera. Os contamos lo que sabemos al respecto:

Recomienda llevar puesta la mascarilla el mayor tiempo posible, incluso cuando se está tomando algo. Eso sí, para beber, “nada de levantarla hacia arriba ni llevarla hacia abajo porque haciendo eso lo que hacemos es restregar la mascarilla con los potenciales patógenos por la cara”. 

En terrazas es recomendable llevarla puesta en la medida de lo posible

“Hay que partir de la base de que terrazas, uso de mascarillas y guardar distancias es algo incoherente total. Si tienes que sentarte en una terraza, no vas a estar a dos metros de tu amigo sentado”, afirma a Maldita Ciencia la farmacéutica Marián Boticaria García. 

Salir de casa preparado con un sobre de papel, una tela o un estuche de gafas viejo

“Para comer, ese mecanismo no te vale porque no vas a estar abriendo y cerrando cada vez que metes un bocado”, añade. En ese caso, es importante salir de casa preparado “con un sobre de papel”. Puede ser, según explica, el típico sobre de cartas o una bolsa de papel para bocadillos. La idea es meter la mascarilla en el sobre sin necesidad de doblarla y volver a sacarla después para ponérnosla.

Si queremos beber con la mascarilla puesta, cogemos de una de las gomas de una oreja y destapamos en sentido horizontal: “Como si abrieramos una ventana. Hacemos con ella el gesto que haríamos si abrieramos la ventana, bebemos, y después nos la volvemos a enganchar a la oreja”. Este proceso deberíamos repetirlo cada vez que demos un trago. 

La Sociedad Española de Microbiología (SEM) recuerda a Maldita Ciencia que “la mascarilla puede quitarse fácilmente por la zona de las gomas sin tocarla”. “Después, se pliega tocando por fuera y se guarda envuelta en una tela, un sobre, un pañuelo o una bolsa cerrada. También se puede utilizar para guardarla un contenedor rígido (como un estuche de gafas viejo) que luego podremos desinfectar con alcohol al 70% en casa”, indica. 

¿Por qué de papel? Si lo metemos en la típica bolsa de plástico, García explica que la humedad se puede concentrar. “El coronavirus no se va a replicar fuera del cuerpo humano. No va a criar en la bolsa, pero sí que puede haber hongos y otras bacterias en la mascarilla que en un entorno cerrado de plástico puedan proliferar. Además, la ventaja del papel es que es reciclable y puedes hacer el sobre tú mismo con un folio”, afirma. 

No dejarla encima de la mesa ni guardarla en el bolso

Tanto la farmacéutica como la Sociedad Española de Microbiología subrayan que lo que no debemos hacer nunca es dejarla encima de la mesa en el restaurante ni colgárnosla de ninguna manera. “Airearla es lo que no queremos hacer con una mascarilla usada, precisamente, sin contar con lo que podría pasar al primer golpe de viento”, afirma la Sociedad Española de Microbiología. 

Siempre que nos quitemos la mascarilla o antes de volvérnosla a poner, la SEM recomienda lavarnos las manos con gel hidroalcohólico. 

Alargar su uso lo máximo posible hasta el tiempo indicado por el fabricante

La Sociedad Española de Microbiología subraya que debemos empezar a concienciarnos del problema medioambiental que supone el uso masivo de mascarillas desechables. Por ello, recomienda reutilizarlas todo lo que se pueda hasta llegar a las horas totales de uso que indica el fabricante. 

Meterla en el bolso o en un bolsillo también es desaconsejable, según García, porque “puede estar contaminada”: “Si la metes en el bolso sin guardarla en ningún sitio, puedes estar contaminando el móvil, los bolígrafos o lo que lleves dentro”.

Dolo Vidal, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla-La Mancha en Ciudad Real y miembro de la Sociedad Española de Microbiología, cuenta a Maldita Ciencia que desechar las mascarillas a diario es «un gasto innecesario para personas de a pie, no para personal sanitario o personal que está muy expuesto como peluqueros u odontólogos que sí deben desecharlas diariamente.

“Por ejemplo, las FFP2 duran unas ocho horas. Como no la vamos a utilizar ocho horas seguidas, una vez volvamos a casa, lo mejor es guardarlas en su funda o bien en un recipiente para ese uso”, cuenta a Maldita Ciencia María Elisa Calle Purón, profesora de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Tirarla en el contenedor de restos, que es gris (y nunca al suelo)

La Sociedad Española de Microbiología considera muy importante que no se tiren al suelo: “Nada más intrigante que una mascarilla tirada en la calle o en el parque para que los niños o los gatos callejeros jueguen con ella o, en el mejor de las casos, contaminar el medio ambiente”.

«Las personas de a pie, sólo tendríamos que ponérnoslas lo justo, porque lo sensato es que solo nos expongamos lo justo con más gente», afirma.

Las mascarillas de un solo uso, al igual que los guantes, no deben tirarse al contenedor amarillo. Deben ir al contenedor de restos (gris), tal y como explica Ecoembes en su web.

La bolsa de plástico con cierre hermético (bolsa 1) debe cerrarse adecuadamente e introducirla en una segunda bolsa de basura (bolsa 2), que se situará a la salida de la habitación para que la persona encargada de cuidar al paciente deposite ahí sus guantes y mascarilla. Antes de salir de la habitación se cerrará esta segunda bolsa correctamente.

Y si la mascarilla pertenece a un paciente contagiado, debe seguir el siguiente proceso, según Ecoembes. Primero tiene que ir junto con otros residuos que haya usado el paciente como guantes o pañuelos en una bolsa de plástico con cierre hermético (bolsa 1) que se tire en un cubo de basura situado dentro de la habitación. 

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Finalmente, la bolsa 2 se depositará junto a los demás residuos destinados al contenedor de restos, dentro de otra bolsa (bolsa 3), que también se cerrará adecuadamente.

Fact-checkers de 41 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN. También puedes compartir este artículo utilizando el hashtag #CoronavirusFacts.
Ir a la fuente

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos