Qué es un hobby y por qué es bueno para ti

Un hobby es una forma de disfrutar del tiempo de ocio realizando una actividad de disfrute. Tener un hobby también se conoce como tener un pasatiempo. En la actualidad, desgraciadamente, con el estrés y el ritmo de vida que llevamos… son muchas las personas que dejan a un lado sus intereses personales y por tanto, no practican ningún tipo de hobby. En realidad, un hobby es necesario para poder cuidar la salud mental de cualquier persona, puesto que te hace poder desconectar de la rutina diaria y hacer algo que realmente te gusta hacer.

Es importante tomar conciencia del tiempo del que realmente se dispone y priorizar aunque sean 20 minutos al día para poder realizar aquello que nos haga sentir mejor en un momento determinado. Para tener un buen autocuidado es importante realizar un hobby y disfrutar de ese momento de conexión con nosotros mismos.

¡No hay que perder el tiempo libre!

Tener un hobby no es perder el tiempo, ¡es invertirlo en salud mental! En cambio, las personas piensan que perder el tiempo es igual a no estar ocupado (trabajando). Pero luego, las personas pierden el tiempo realmente generando una ilusión de ocupación: mirar Facebook, Instagram, el correo electrónico (más veces de las necesarias), ver series de televisión… ¿cuál es tu veneno? Estas actividades diarias te hacen creer que estás ocupado o aprovechando el tiempo, pero en realidad, lo estás perdiendo.

No te levantes cada mañana pensando en las redes sociales porque si esto te sucede, estarás perdiendo un gran y valioso tiempo en tu vida. Desgraciadamente ese tiempo nunca vuelve una vez que pasa… Pero a partir de ahora, vas a poder priorizar mejor tus ratitos libres cuando te des cuenta de cómo un hobby puede cambiar tu vida… ¡a mejor!

Recuerda que estar siempre ocupado o trabajando no elevará tu “status”, simplemente te estarán robando un tiempo esencial que deberías estar invirtiendo en ti mismo. Cuando empieces a priorizar bien el tiempo, ¡podrás disfrutar de un hobby… o incluso dos!

Por qué tener un hobby en tu vida (¡o dos!)

Puedes estar en estado de flujo (“flow”)

Disfrutar de tus aficiones promueven que entres en estado de flujo, es decir, que disfrutes tanto de lo que estás haciendo que el tiempo pase tan rápido que ni te das cuenta de él. No permitas que el ocio pasivo (televisión, Internet…) estén en la parte superior de tus intereses habituales… necesitas tener un ocio activo de vez en cuando.

Si alguna vez haciendo deporte el tiempo pasaba volando, o haciendo cualquier otra actividad que considerabas absorbente y desafiante, entonces entraste en estado de flujo. El tiempo vuela, la autoconciencia desaparece y estás completamente inmerso en la actividad en cuestión. Los pasatiempos, especialmente aquellos que amplían las habilidades, fomentan este estado deseable y cada vez más difícil de alcanzar.

Disminuyen el estrés

Imagina que estás teniendo un día extremadamente difícil en el trabajo donde tu jefe te critica o has tenido clientes bastante molestos. Quizá el volver a casa, tumbarte en el sofá y encender el televisor sea tu plan perfecto para tener una breve distracción mental… pero esto no ayudará a tu ego dañado.

Ahora imagina que después del trabajo vas a realizar una actividad que realmente te gusta como hacer escalada o salir a pasear por una ruta que te encanta. Este tipo de actividades son mucho más que una distracción pasiva… Te recuerdan que tienes intereses, que estás vivo y que te gusta distraerte haciendo cosas que te gustan. Puedes ser empleado, pero también deportista o artista. Es una forma de potenciar tu identidad y de disfrutar de la vida dejando el estrés a un lado.

Te obligas a tomar un descanso mental mientras sigues siendo productivo para ti

En esta sociedad tan ocupada los descansos están descartados, pero en realidad, son absolutamente necesarios. Si tienes un hobby tendrás la oportunidad de tomar un descanso, a la vez que te dan un sentido de propósito. Puedes sentirte productivo incluso con este tipo de descanso porque si estás haciendo una actividad, no te sentirás que no estás haciendo nada. Un hobby tiene sentido y tiene propósito.

Eres capaz de hacer algo mientras te diviertes. Además, cuanto más hagas un hobby, más probabilidades tendrás de aprender sobre el tema, lo que te proporcionará un mayor sentido de la satisfacción con la vida. Tal vez quieras aprender un nuevo idioma o aprender a tocar el piano. Cuanto más participes en tu hobby, más aprenderás… ¡y disfrutarás!

Tendrás nuevos retos y experiencias

Los desafíos relacionados con el trabajo a menudo están acompañados por estrés y la presión de ser el mejor en lo que estás haciendo. Con un hobby, puedes disfrutar el proceso de aprender algo nuevo sin sentirte desanimado por no ser perfecto desde el principio. Tu hobby puede ofrecerte diferentes tipos de desafíos, al menos, a lo que estás acostumbrado.

Aunque en tu trabajo puedes pasarte los días con desafíos mentales, también puedes dedicarte a un hobby que te haga desafiarte físicamente, por ejemplo haciendo escalada, piragüismo, etc. O también, puedes dedicarte a un hobby que te aporte relajación mental como la pesca, meditación, yoga, etc.

Te conocerás mejor

Nunca sabes realmente de lo que eres capaz a menos que lo intentes… con un hobby puedes sorprenderte a ti mismo. Por ejemplo, quizá creías que nunca podrías hacer escalada pero cuando comienzas a ir a la montaña con un grupo de escalada, te das cuenta de lo que realmente te gusta este tipo de actividad y te vas superando. Comienzas en un rocódromo en nivel fácil y acabas escalando montañas que antes pensabas que era imposible que pudieras lograr.

Si intentas algo, puedes descubrir que realmente te encanta hacerlo e incluso, que tienes cierto talento para hacer las cosas mejor poco a poco, con práctica y experiencia. Un hobby te puede ayudar a descubrir las cosas que se te dan bien (o mal)…¡y te puedes sorprender conociéndote a ti mismo/a un poco mejor!

¿Te has dado cuenta de la importancia que tiene que tengas un hobby a partir de ahora? ¡Estarás mejorando en calidad de vida!

Deja un comentario