El escenario planteado por un informe incluye 20 días de calor letal al año, ecosistemas colapsados y 1.000 millones de personas desplazadas.

Estos son los escenarios que podrían devastar a las sociedades para 2050 si no se toman medidas rápidas y radicales para frenar el cambio climático, según un grupo de estudios que cuenta con el respaldo de un exjefe militar australiano.

El documento, realizado por el Centro Nacional de Restauración del Clima Breakthrough con sede en Melbourne, no es un estudio científico, sino un intento de modelar escenarios futuros basados en investigaciones existentes.

Pinta un futuro sombrío en el que más de 1.000 millones de personas quedan desplazadas, la producción de alimentos disminuye y algunas de las ciudades más pobladas del mundo quedan parcialmente abandonadas.

«No quemen nuestro futuro». (LEONHARD FOEGER/REUTERS).

Su prólogo está escrito por Chris Barrie, un almirante retirado y exjefe de la Fuerza de Defensa australiana, quien dijo que «después de la guerra nuclear, el calentamiento global inducido por el hombre es la mayor amenaza para la vida humana en el planeta».

«Un futuro apocalíptico no es inevitable», señala. «Pero sin una acción drástica inmediata, nuestras perspectivas son pobres».

Andrew King, un profesor de ciencias del clima en la Universidad de Melbourne que no participó en el informe, dijo que sus hallazgos eran «plausibles», aunque no esperaba que la civilización humana terminara en 2050.

«Sin duda (el cambio climático) es una gran amenaza para la civilización humana», dijo. «Son los detalles los que tenemos que precisar».

King dijo que, si bien esperaba que todos los problemas mencionados en el documento se produjeran en 2050, como el desplazamiento de personas y la escasez de alimentos, quedaba por ver cuán extendidos serían.

Señaló que, aparte del cambio climático, había muchos factores que podrían tener un impacto en la seguridad mundial y cómo reaccionan los humanos ante condiciones alteradas, como el crecimiento de la población y la acción intergubernamental.

Amenaza existencial

El informe predice un futuro de posibles catástrofes mundiales. Los autores, David Spratt e Ian Dunlop, han investigado el clima desde hace mucho y advierten que el cambio climático actual representa «una amenaza existencial de corto a mediano plazo para la civilización humana».

Con base en las investigaciones científicas existentes y la «planificación de escenarios», pronostican que si la temperatura global aumenta tres grados Celsius para el 2050, el 55 % de la población del mundo, en el 35 % de su superficie, vivirá más de 20 días de calor letal al año, «más allá del umbral de supervivencia humana».

En ese caso, muchos ecosistemas —incluidos los del Ártico, la selva del Amazonas y los sistemas de arrecifes— colapsarían.

En el oeste de África, en la Sudamérica tropical, en Medio Oriente y en el sureste de Asia habría más de cien días de calor letal al año, lo que provocaría el desplazamiento de más de 1.000 millones de personas.

De acuerdo al informe, 30 % de la superficie de la Tierra estará afectada por la aridificación.

La producción de alimentos decaería debido al «declive catastrófico» de la población de insectos, del clima demasiado caliente como para que los humanos sobrevivan en zonas importantes de producción de alimentos y la escasez crónica de agua. Los autores del informe argumentan que como la población mundial no tendrá alimentos suficientes, los precios se dispararán.

El aumento del nivel del mar provocará que la gente abandone partes de Mumbai, Jakarta, Guangzhou, Hong Kong, Ciudad Ho Chi Minh, Shanghái, Bangkok y Manila, entre otras ciudades. En Bangladesh, alrededor de 15 millones de personas quedarían desplazadas.

«Las consecuencias sociales van del fervor religioso intensificado al caos total», se señala en el informe. «En este escenario, el cambio climático provoca un cambio permanente en la relación de la humanidad con la naturaleza».

Fuente: CNN/Expansion.


Mystery Planet

Deja un comentario