El yoga es una práctica milenaria que se originó en la India. No se tiene certeza del tiempo en el que se inició, aunque algunos expertos aseguran que fue antes del siglo XVII a.C. El significado de la palabra sí está claro, significa “unión”; en el antiguo idioma sánscrito. A través de este nombre se quiere representar el objetivo de esta práctica, establecer la unión entre la mente y el cuerpo.

Esta es una práctica que nos puede ayudar mucho, sobre todo en momentos difíciles de manejar; como por ejemplo durante el confinamiento y el coronavirus.

Esta disciplina es altamente recomendada por psicólogos, expertos en actividad física y muchos otros profesionales, ya que a través del yoga es posible mejorar la salud integral del organismo. Si se la practica de manera cotidiana, será posible lograr reducir la ansiedad, favorecer la concentración, ayudar a conciliar el sueño, reducir la presión arterial, mejorar el equilibrio y obtener muchos otros beneficios.

Yoga y COVID-19

La pandemia por COVID-19 no es algo que muchos se esperaban. A inicios de 2020, muchas personas tenían expectativas respecto a lo que sería el año, tenían planes o deseaban ciertas cosas que no fueron posibles. Ante el cambio drástico de planes, ante los cambios de dinámicas, ante la preocupación por el número creciente de contagios o incluso ante la muerte de algún ser querido es perfectamente normal que exista ansiedad, preocupación, agotamiento y mucho estrés.

Con la práctica de esta disciplina, será posible enfrentar con mayor energía las consecuencias de la pandemia en la vida, los cambios y los nuevos retos que hay que enfrentar. No importa que antes de esta pandemia una persona no practicara yoga, perfectamente puede comenzar en cualquier momento; incluso durante la pandemia.

El coronavirus ha tenido efectos altamente negativos en todos los habitantes del planeta, para algunos más devastadores que otros. Pero todos requieren de una estrategia para favorecer el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Esta es una excelente alternativa.

¿Cómo practicar Yoga?

Sin importar la edad, el sexo o la condición física, para todos existe un tipo de yoga. Muchos expertos en esta disciplina se han dedicado a desarrollar formas de yoga que les permita a todos practicarla. Incluso, personas con compromisos físicos o lesiones pueden integrarse en esta actividad, con movimiento lentos, mucha respiración y meditación.

A través de la puesta en práctica de esta disciplina, las personas podrán encontrar tranquilidad, equilibrio, descanso y la concentración necesaria para afrontar cualquier tipo de crisis; incluyendo la relacionada con el COVID-19.

“Estar presente aquí y ahora” es uno de los preceptos clave del yoga y un principio que nos ayudara a aprovechar cada momento.

El yoga está asociado con posiciones y movimientos complejos. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Existen diversidad de formas de prácticas del yoga, por lo que hay una estrategia para cada quien, una que responda a sus necesidades y que tenga en cuenta sus limitaciones. El verdadero reto es empezar y conseguir una forma apropiada.

Deliana Moreno

Profesora de lengua y literatura, con maestría en lingüística y apasionada por el idioma español. Mi pasión por la escritura me ha llevado a dedicarme a la redacción en una gran diversidad de temas.
Ir a la fuente

Zacarias Perdomo

Creo contenido web para mostrar que el tiempo que pasamos en la vida tiene sentido, somos muchos buscando la verdad, despertando la conciencia de que todos los humanos somos parte del mismo ser, nuestro planeta Tierra. Si nos dejas tus comentarios sabré tu opinión sobre los temas que escribo.

Deja un comentario

Deja un comentario