CUANDO LA VIDA TE GOLPEA, EN EL SENTIDO QUE SEA, TE QUEDAS PARALIZADO DURANTE UN TIEMPO DETERMINADO EN EL DOLOR. ES COMO SI NADA PODRÍA SACARTE DE ÉL Y TE LAMENTAS DE LO QUE RECUERDAS UNA Y OTRA VEZ, CULPAS A OTROS O TE CULPAS A TI, APELAS A LA JUSTICIA Y AL MERECIMIENTO Y TU CABEZA SE LLENA DE MULTITUD DE PREGUNTAS E INTERROGANTES.

Como sucede la gran mayoría de las veces todo es más sencillo. Basta con comprender lo sucedido poniendo todo lo acontecido en el sitio que les corresponde. Entonces veremos el panorama global y nos explicaremos las conductas de otras personas en relación a nosotros y viceversa, por las que tanto sufrimos.

EL PRIMER PASO es entender todo lo sucedido, lo cual es un avance enorme.

EL SEGUNDO PASO es la aceptación de lo que ha ocurrido, es decir lo que es y lo que fue porque resistirse a lo evidente solamente te instala más en el dolor y te sumerge en una espiral de la que no logras salir.

Y FINALMENTE, una vez aceptado, deberías llegar a ser benevolente contigo mismo.

LLEVAR A LA PRACTICA EL AUTO PERDÓN por infinidad de motivos, porque no lo supimos hacer mejor. Porque creímos dar lo mejor nuestro y no fue suficiente. Porque estábamos alejados de nuestro verdadero ser y sentir y pudimos estar confundidos, despistados o deslumbrados con otras realidades que no eran nuestras, que nos quitaban la paz y nos convertían en otra cosa.

Y por supuesto un completo esencial, es comprender que las situaciones que llegan, las personas que chocan contra nosotros y son causa de nuestro dolor son de alguna manera maestros que nos aportan un aprendizaje, para nuestra evolución consciente. 

Puntos de inflexión que nos ponen a prueba ante nuestras debilidades y que de no superar esta especie de examen estamos condenados a repetirlo en ocasiones futuras.

Intentar ir contra ellos es absurdo. Solamente queda enviarles buenos deseos, que sean felices en su propio camino y soltar el apego que quede aún por eliminar.

LO LOGROS QUE TENGAN QUE LLEGAR A NUESTRA VIDA, SE DARÁN A PARTIR DE ESTE PUNTO. SERÁN UNOS LOGROS INVISIBLES QUE HARÁN CAMBIAR NUESTRA VIDA, QUE NOS DEVOLVERÁN A NUESTRO CENTRO, A LO QUE SIEMPRE FUIMOS, A UN ESTADO MÁS ALTO DE CONCIENCIA QUE NOS INSTALARÁ EN LA PAZ Y LA ARMONÍA, EN UN AMOR SANO Y UNA VIDA RECONFORTANTE.

 


Aitor Iturriaga

Graduado en Psicología. Coaching certificado gracias al destino.

Deja un comentario

Deja un comentario