Por qué se produjo una explosión en Crew Dragon, la nave que llevará astronautas a la ISS

NASA

La explosión de la nave espacial Crew Dragon, la nave espacial diseñada por SpaceX para llevar a los astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS), fue causada por el funcionamiento incorrecto de la válvula de retención en los tanques. Según un informe publicado por SpaceX, cuando arrancó el motor, la válvula se encendió. Para que la situación no se repita, las válvulas de retención serán reemplazadas por discos de ruptura.

Las pruebas de Crew Dragon

Crew Dragon de SpaceX es una nave espacial tripulada que llevará los astronautas a la ISS. A principios de marzo, la empresa realizó el primer vuelo no tripulado de la nave, durante el cual logró acoplarse a la ISS y regresó exitosamente a la Tierra. 

A fines de abril, los especialistas de SpaceX realizaron pruebas de incendio en los motores de Crew Dragon, uno de los cuales se llama Draco y otro más potente, que sirve para rescate de emergencia, SuperDraco. Durante la última etapa de los ensayos, tuvieron que probar el funcionamiento del segundo tipo de motores, pero justo antes de lanzar la nave explotó.

 

Resultados de investigación de la NASA

Ahora, SpaceX publicó los resultados de una investigación realizada por sus especialistas junto con representantes de la NASA, la Administración Federal de Aviación y la junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NSTB) de los EE.UU. Resultó que la causa del incidente fue una fuga del oxidante en el tubo del sistema de presurización.

SuperDraco funciona con dos componentes: monometilhidrazina como combustible y tetróxido de dinitrógeno como oxidante. Para que estos componentes entren en la cámara de combustión del motor, se usa un tanque de refuerzo de helio. Este tanque está conectado con tanques de combustible y oxidantes mediante los tubos,  los cuales permiten empujarlos en la cámara de combustión gracias a la presión del helio. Los tubos están equipados con válvulas de retención. Durante el funcionamiento normal solo deben permitir que el helio entre en los tanques, pero impiden que el flujo se invierta.

La investigación mostró que debido a la fuga el tetróxido de dinitrógeno todavía estaba en el tubo de helio detrás de la válvula de retención cuando arrancó el motor. La presión en el sistema de presurización aumentó dramáticamente, debido a que el helio se dirigió a la válvula a gran velocidad, colisionó con ella y la rompió. Los expertos descubrieron que el nivel de presión durante la colisión era suficiente para que el tetróxido de dinitrógeno reaccionara con el titanio de uno de los componentes de la válvula, tras lo cual se produjo un un incendio y una explosión.

Para protegerse de tales situaciones, SpaceX reemplazará las válvulas de retención en el sistema de presurización con discos de ruptura. A diferencia de una válvula como las referidas antes, ese dispositivo no tiene elementos móviles. La membrana se rompe solo cuando se alcanza una cierta presión de gas.

SpaceX recientemente lanzó con éxito su mayor cohete Falcon Heavy con 24 satélites a bordo y la nave espacial solar Lightsail-2. Además, la empresa logró por primera vez atrapar el cono de nariz del Falcon Heavy usando el barco GO Ms Tree equipado con una red especial. 
 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

C.1040

Deja un comentario