¿Por qué es importante recordar aquello que nos hace triunfar?

¿Qué ocurriría si solo recordamos aquello que conseguimos? ¿Qué pasaría si olvidáramos el camino? Nos sería muy difícil volver a repetir las estrategias que nos hicieron triunfar, se nos olvidaría que es la constancia la que un día nos hizo llegar lejos y sobre todo, perderíamos el poder de saber que somos nosotros, con nuestro esfuerzo, quien lo logró. Resulta por ello imprescindible recordar aquello que nos hace triunfar.

¿Cómo he llegado hasta aquí? Seguro que nos es fácil identificar aquello de nuestra personalidad que deberíamos mejorar o trabajar más, es decir, aquello que no nos gusta o nos genera más problemas. Pero, ¿y si te pregunto qué característica es la que te hace más fuerte, especial y ser tú mismo? Trata de responder a esta pregunta y comprueba si te genera más esfuerzo que identificar lo menos bueno de ti.

Es importante recordar aquello que nos hace triunfar porque con ello podemos ver qué características nos definen cuando nos enfrentamos a nuevos retos, podemos disociar el camino y ver también en qué fallamos y ayudarnos para trabajarlo en próximas veces, podemos volver a pedir ayuda a quien nos tendió la mano en un momento difícil y saber confiar en uno mismo, si lo conseguí una vez, ¿por qué no dos?

Pies de una mujer mientras camina

El DAFO: una valiosa herramienta

El DAFO es una herramienta que permite analizar la realidad en un plano objetivo, considerando aspectos internos y externos y valorando los puntos fuertes y débiles en cada uno de ellos. En un principio, esta estrategia se creó para las empresas y para los empresarios, para poder analizar el mercado y sus puestos de trabajo de una manera eficaz. Pero, ¿por qué no analizar de esta misma forma nuestra personalidad y nuestras habilidades?

El nombre de esta técnica viene definida por sus cuatro componentes: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Las debilidades y fortalezas están constituidas por los aspectos internos de cada uno y, las dos restantes, por el campo externo. Analicemos mejor cada uno de estos puntos.

  • Debilidades: hacen referencia a los aspectos internos de la persona que necesitan un trabajo mayor, que consideramos fuentes de estrés o problemas, cosas que cada uno quiere mejorar, en definitiva, serían las barreras que tenemos que vencer y resolver. Un ejemplo de debilidades referidas a las características de la persona, es decir, internas, podrían ser: falta de voluntad, poca tolerancia a la frustración, incapacidad para hablar en público, etc.
  • Amenazas: en este apartado nos referimos a aquellos aspectos externos que afectan a nuestra personalidad, nuestro contexto o nuestro desarrollo y constituyen un peligro. Hay que valorarlos y tenerlos en cuenta a la hora de adquirir recursos (oportunidades) que nos permitan hacerles frente. Por ejemplo, si vamos a tener que hablar en público y sabemos que nos cuesta, podremos prepararnos mejor la presentación.
  • Fortalezas: este apartado requiere de una introspección para analizar y ser consciente de nuestros puntos fuertes, por qué puedo ser especial, qué tengo yo que me hace diferente al resto. Por ejemplo, la creatividad a la hora de encontrar soluciones, nos permitirá encontrar nuevas formas de hacer ejercicio que pongan menos a prueba nuestra voluntad.
  • Oportunidades: en este último punto se analizan aquellos aspectos externos que podemos utilizar para potenciar las fortalezas o trabajar las debilidades. Es decir, aquellos recursos que puedo aprovechar para mejorar la construcción personal. Ejemplos: apuntarme a un curso de técnicas para hablar en público, comprar un DVD con ejercicios deportivos para hacer en casa, elegir una alimentación equilibrada adaptada, etc.

Ejemplo de análisis DAFO

Un buen análisis nos hace poderosos

El análisis DAFO se ha mostrado como efectivo en su aplicación práctica. Se puede aplicar, como hemos visto, a toda una organización. Sin embargo, no es menos poderoso y efectivo cuando lo aplicamos de manera personal para poner orden en nuestra agenda. Además, es una herramienta que podemos aplicar de manera parcial o profundizando a diferentes niveles en cada uno de los recuadros. Dicho de otra manera, nos deja una gran autonomía para ser creativos y adaptarlo a nuestras necesidades.

Esta metodología nos hace poderosos al caracterizar nuestros rasgos, sean fuertes o débiles, nos gusten o no. Sabiendo quiénes somos, quienes nos gustaría ser y los recursos con los que contamos, estaremos en disposición de afrontar una tarea fascinante. La de diseñar ese camino que nos conduzca al punto que queremos, de la manera que queremos.

“Desafíate a ti mismo, es el único camino que conduce al crecimiento”.

-Morgan Freeman-

La entrada ¿Por qué es importante recordar aquello que nos hace triunfar? se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Deja un comentario