¿Por qué el tiempo parece pasar más rápido a medida que envejecemos?

Un investigador cree haber resuelto el misterio de por qué a medida que las personas se hacen mayores sienten que el tiempo pasa más y más deprisa a diferencia de cuando eran jóvenes.

Según Adrian Bejan, profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Duke, esta aparente discrepancia temporal se explica porque la velocidad a la que el cerebro humano obtiene y procesa las imágenes se reduce a medida que el cuerpo envejece. La teoría fue publicada en la revista European Review.

«La gente a menudo se sorprende de lo mucho que recuerda de días que parecían durar para siempre en su juventud. No es que sus experiencias fueran mucho más profundas o que significasen más, sino que estaban siendo procesadas a gran velocidad», explica Bejan.

Así que ni nostalgia ni predilección por el pasado. A medida que maduran las redes neuronales, crecen en tamaño y complejidad, lo que hace que las señales tengan que recorrer mayor distancia. A medida que esos caminos comienzan a envejecer, también se degradan.

Es el hecho de que esos caminos se estropeen lo que hace que la velocidad a la que se adquiere y se procesa lo que vemos disminuya con la edad.

«La evidencia está en la frecuencia con la que los ojos de los niños pequeños se mueven si los comparamos con los de los adultos», dice Bejan.

¿El resultado? Que las personas mayores creen que el tiempo pasa rapidísimo a partir de la edad adulta. Los días parecían durar más en tu juventud porque la mente joven recibe más imágenes durante un día que en la edad adulta. ¿Te estás haciendo viejo?

Fuente: Sputnik.


Mystery Planet

Deja un comentario