Pocos besos al día pueden incrementar el peso corporal y ocasionar arrugas, señala experto

El estudioso revela sus teorías sobre la relación existente entre subir de peso y tener arrugas cuando se deja de besar




  En una relación amorosa, dar y recibir besos es algo usual. Cada vez más son los estudios que tratan de revelar que le pasa al ser humano cuando se enamora. Ahora, otra investigación ha dejado con la boca abierta a más de uno. 



  Los besos forman parte importante de la vida, y en una relación de pareja mucho más. 
  Eso es cierto, al igual que la creencia que hasta el mismísimo amor engorda por su empalagoso dulzor. Sin embargo, una reciente teoría ha develado algo mucho más interesante que todo lo anterior.
  De acuerdo con Mark Burhenne, DDS, fundador de Askthedentist.com, y autor de The 8-Hour Sleep Paradox, las mujeres que reciben pocos besos al día incrementan su peso corporal más rápido y envejecen con mayor facilidad, por lo que, la presencia de arrugas es más notoria.
 

  El estudioso toma en cuenta algunos trabajos previos sobre la importancia de besar. De hecho, cita una investigación publicada en la revista Medical Hypotheses donde se establece que los besos aumentan la inmunidad de las personas, haciendo referencia particularmente a la mujer.
  Para Burhenne besar es un acto de amor que genera múltiples beneficios, uno de ellos es quemar calorías. “Si bien, no se compara a un ejercicio físico de alto impacto, si logra eliminar algunas unidades de energía”



De lo contrario, pasa lo que afirma el estudio, un incremento poco notorio de peso corporal.

Ir a la fuente

Deja un comentario