Personas que nacieron en septiembre son más inteligentes, según investigación

El mes que nacemos puede marcar o permitir el desarrollo de ciertas habilidades, y no, no es astrología, lo dice la ciencia. 




  Septiembre no es precisamente el mes más emocionante del año. Sin embargo, una investigación reciente reveló que las personas nacidas en este mes probablemente sean más inteligentes que quienes nacieron en cualquier otra época del año.
 

 Como sugieren los hallazgos publicados por National Bureau of Economic Research, todo tiene que ver con el comienzo del año escolar, que tradicionalmente ocurre en septiembre (o finales de agosto).
  Investigadores de Cambridge, Massachusetts, estudiaron el desarrollo cognitivo de más de 1,2 millones de estudiantes de escuelas públicas en Florida, con edades entre los seis y los 15 años.

  Aquellos que obtuvieron calificaciones más altas, a menudo nacieron en septiembre, mientras que los estudiantes más jóvenes, nacidos en los meses de verano, obtuvieron calificaciones más bajas.
 

 Esto no era exclusivo de su tiempo en la escuela. Los niños nacidos en septiembre también tenían más posibilidades de ingresar a la universidad y tener éxito en la educación superior y post universitaria.
  El hecho de que los nacidos en septiembre tienen un año adicional en comparación al resto de su clase para ‘desarrollarse’, juega un papel clave en lo social, emocional y cognitivo, terminando por convertirse en los más maduros y los que tienen mayor facilidad para relacionarse.

Conclusiones 

  Estos resultados estarían basados y relacionados al mes de septiembre, mes en el que comienza el año escolar en el hemisferio norte. 



  El enfoque de discontinuidad de regresión, así como el mes a mes dentro de la comparación de efectos fijos de hermanos donde controlamos por todo el tiempo las características genéticas, de nacimiento y las características de la familia muestran que los niños nacidos en septiembre se benefician del desarrollo en comparación con los niños nacidos en agosto. 

Ir a la fuente

Deja un comentario