Pentágono equipará aviones de combate con armas láser para el 2021

El ala de investigación científica de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ha invertido $ 26.3 millones de dólares en desarrollar un arma láser para aviones de combate. La Fuerza Aérea espera comenzar las pruebas en el año 2021.

Habiendo equipado con éxito un barco con un sistema de armas láser, conocido como LaWS, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) está buscando ahora equipar sus aviones con armas láser. El Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea (AFRL), el ala de investigación científica de la USAF ha invertido $ 26.3 millones de dólares con Lockheed Martin para diseñar, desarrollar y construir un sistema de arma láser para colocar en los aviones de combate de la rama militar. Esta iniciativa es parte del programa AFRL’s Self-protect High Energy Laser Demonstrator (SHiELD).

Un escudo láser

Según la declaración del experto en armas de Lockheed Martin, Rob Afza: «Hemos demostrado nuestra capacidad de utilizar energía dirigida para contrarrestar las amenazas desde el suelo, y esperamos futuras pruebas desde el aire como parte del sistema SHiELD».

El arma será una herramienta de defensa diseñada para disparar misiles lanzados desde el aire o desde la tierra desde al cielo, evitando que alcancen el objetivo deseado.

Alcance limitado

Si bien la recaudación de fondos para este armamento futurista puede ser un juego de niños para los contratistas militares, algunos expertos dudan de la eficacia de tales armas y cuestionan si vale la pena pagar el inmenso costo. Según un informe de la Strategic Culture Foundation, «Los láseres no son un sustituto de las armas y los misiles. Pueden agregarse a las capacidades defensivas, pero no pueden usarse como armas primarias de ataque». «Existen armas convencionales que pueden realizar las mismas tareas y cuestan mucho menos que desarrollar nuevas armas basadas en láser».

Otros obstáculos con los que deberá lidiar la nueva tecnología incluyen tener que ser capaz de soportar vibraciones, temperaturas y fuerzas G, todo ello sin impedir el rendimiento del avión al que está conectado.

Como se ve en el sistema LaWS, todavía existe la esperanza de que estas armas lleven un beneficio para futuras aplicaciones. Los misiles convencionales podrían costar millones de dólares para su lanzamiento, mientras que las «rondas» utilizadas por LaWS solo cuestan aproximadamente un dólar.

La Fuerza Aérea implementaría el sistema en cazas antiguos como el F–16 Fighting Falcon o el F–15C, además de como método defensivo de sus bombarderos B–52 y otros aviones de gran tamaño. Por ahora no consideran la posibilidad de instalarlo en los cazas modernos como el F–35.

Según el pentágono, SHiELD estará listo para ser probado e instalado en los primeros cazas en el año 2021.

Deja un comentario